El misterio de las chanclas

Por Rubén Treviño

Los mercadotecnistas hablamos de productos innovadores, de crear ventajas diferenciales… que sean más “tentadoras” para crear un engagement: Algo más que un deseo hacia la marca, un especie de necesito tenerlo YA. ¿Suena familiar? Las marcas ‘mágicas’ abundan.

En este entorno callejero/doméstico se me presenta una venta especial. Una cadena de tiendas gigantesca que piensa que me conoce. Desangelado, con un menor poder de compra gracias al Covid. El establecimiento: Norstrom (cadena estadounidense que vende en México), lanza una venta: The shoes you need: NOW. ¿Será?… ¿pos’ que ofreces? Chanclas-sandalias que agreguen valor a tu fashion statement. La tienda me encanta.

OK… deja ver… ¿Qué novedades ofrecen? ¿Le integraron inteligencia artificial? Tecnología para interactuar con el cuerpo (Internet of things). ¿Traen llantitas? ¿Entregan el mismo día? ¿Están hechas con materiales biodegradables? Son extra-suaves por si le das un chanclazo al adolescente.

Lo inimaginable, pero déjame checo… ¿puedo volar? La respuesta es un NO, en todo. Se ven bonitas: how much/deja checar el precio: las primeras son italianas y de piel, vienen sólo en negro: $18,137.15. No te asustes, son pesos, no dólares. La marca, Christian Loubotin. Cuestan más que el avión y hospedaje MTY-Cancún para dos un fin de semana.

-¿Y si las quiero de plástico normal y un poco más alegres?

-¡Las tenemos!:La base en rojo y los straps en azul: $8,520….

– Menos mal, son Thom Browne.

La tienda me recomienda unos lentes p’al match: Tom Ford: $12,659. Ahora me muevo a Amazon. Sandalias desde $199.00. ¡Vaya reto de los mercadotecnistas en vender una diferenciación!

Mi necesidad de más cafeína me lleva al lado de mi “oficina” —el destino me pone una taza del Camino de la fama de Hollywood, la calle de las estrellas inmortales.

Me pregunto: ¿Qué será mejor, caminar con un propósito propio, donde los reconocimientos vienen de nuestras familias, vecinos, compañeros de trabajo o estar estresados en cómo nos ven los demás?

El aprendizaje: Hay que concentrarnos en recorrer los caminos y distancias que deseamos y anhelamos, estando felices en cada paso de la trayectoria utilizando los recursos a nuestro alcance… en vez de hacerlo concentrados en cómo nos van a ver, en el qué dirán los demás… aunque avancemos solo unos pasos… y al final a nadie le importe.

Mándame tus comentarios: FB e Instagram : @rubentrevinomkt [email protected]

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo