Mi homosexualidad, un regalo de la vida: Ricky Martin

Ricky Martin defiende que realizó el anuncio de su homosexualidad “cuando ya no podía más” y señala que en el título de su nuevo disco, “Más (Música+Alma+Sexo)” traza un compendio del momento que vive, en el que dice sentirse “pleno como hombre, artista y padre”.

Frente a quienes le acusan de convertir su vida en una operación de mercadotecnia para promocionar su nuevo trabajo, que se publica el próximo martes, el artista puertorriqueño afirma que “no tiene tiempo para este tipo de pensamientos” y que ya hace un año que colgó aquel mensaje en su cuenta de Twitter: “Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida”.

“No sé si todo el mundo pasará en esta vida por donde yo he pasado. He tenido dos años muy espirituales, de mucha introspección”, comenta sobre una catarsis que se inició antes de su álbum acústico “MTV Unplugged” (2006), cuando cogió la mochila y viajó sin itinerario previsto.

“Quería silencio después de 25 años. Es lo que necesitaba para aceptarme como hombre y tomar la decisión de ser padre”, algo que sucedió hace ya dos años y medio y que, según sus memorias recogidas en el libro “Yo” (Plaza&Janés), le empujó a convertirse en un ejemplo de verdad y “dignidad” para sus hijos.

“Yo necesito estar bien para que ellos estén bien”, dice. “Lo hice cuando lo hice, ni antes ni después, fue cuando ya no podía más”, insiste.

AHORA TIENE MÁS SEGUIDORES EN TWITTER

Sobre la posible repercusión de su homosexualidad en su estatus de estrella mundial, vaticina que “a lo mejor hay personas que no me querrán y otras que me querrán porque lo soy” -y continúa-, “pero si me dejo llevar por mis seguidores en Twitter, ahora tengo dos millones”.

Se muestra agradecido por el respeto que se le ha dado a la noticia, tanto en Latinoamérica como en un país tan “conservador” como EEUU, sobre todo por “los niños de catorce o quince años que están entrando en un conflicto muy intenso sobre quiénes son, sobre por qué se sienten raros y por qué su sociedad les dice que sus emociones están mal”.

Llegados a este punto, con una biografía en el mercado que recoge los primeros años de su carrera artística hasta el presente, Martin lanza su novedoso disco de estudio, el primero íntegramente en español desde 2003, cuando presentó “Almas del silencio”, y el primero también en el que ha escrito todos los temas.

“Se pudo haber llamado ‘Vida’, pero hay siete mil 500 discos que se llaman así”, cuenta sobre el curioso título del álbum, “Música+Alma+Sexo”, que es, dice, “donde estoy al día de hoy”.

“La vida sin sexo es como tomar café sin azúcar”, bromea, y asegura que no tiene problema en que se siga hablando sobre su orientación sexual. “Yo lo que quiero es que se hable de sexo”, afirma.

Para su primer sencillo, “Lo mejor de mi vida eres tú”, que ya ha sido número 1 en varios países, quiso la participación de la española Natalia Jiménez.

“Era ella o lo hacía solo”, dice sobre la excantante de La Quinta Estación, “Es linda, mágica, he encontrado una amiga en este mundo artístico”, cuenta.

AHORA SUS CANCIONES TENDRÁN INSPIRACIÓN EN “MUSOS”

Añade sobre el disco, producido por Desmond Child, que incluye sonido latino, balada romántica con influencias latinas y algo de rock, y destaca cortes como la bailable “Más”, “que es gritarle a la vida”, y “Basta ya”, “una canción muy mía”, con versos como: “Acercándome hacia la verdad, busco un modo de explicarle al mundo lo que ya no sé callar”.

Después de cantarle durante años a la mujer en temas como “María” o “She bangs”, no descarta que el protagonista de sus futuras composiciones sustituya el artículo “ella” por el artículo “él”.

“Pues por qué no. Yo no tendría ningún problema. En realidad este disco está muy abierto en cuanto a limitarme a un género”, afirma.

En este sentido, cita otra de sus canciones, “Frío”, que en su opinión refleja su estado emocional y que habla de una relación del pasado: “Qué bella eres, me recuerdas a las olas y al mar. Yo no olvido cómo aquel día nos empezamos a amar”. Los versos del tema continúan: “Perdóname, pero no podemos seguir, porque no puedo más”.

Eso no quiere decir, advierte, que en sus próximos conciertos -el 25 de marzo iniciará en Puerto Rico su gira mundial- vaya a dejar de bailar con mujeres: “Que yo sea gay no quiere decir que no disfrute bailando con una mujer”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo