Con el reto de protagonizar una nueva saga romántica

La actriz Saoirse Ronan charla con Publimetro sobre la película La huésped, adaptación de la novela escrita por Stephenie Meyer

Por Ned Ehrbar

Hablarse a sí misma es común para la joven actriz irlandesa Saoirse Ronan, por lo que sus dos papeles en La huésped (The host) no eran realmente difíciles. En la película, basada en la novela de la autora de Crepúsculo, Stephenie Meyer.

Melanie es implantada y  dirigida por Wanda, una alienígena que toma su cuerpo, pero la situación se complica ya que Melanie no desaparece, pues se instala como una voz algo molesta en cabeza de Wanda.
Eso significa que una buena parte de la película consiste en cómo Ronan tiene conversaciones con su propia voz.   
“Ese fue un gran interrogante para mí, ya que cuando yo entraba en el otro personaje, pensaba cómo íbamos a hacer esto”, dice Ronan.
Finalmente, ella y el director, Andrew Niccol, se pusieron un auricular el cual transmitía el diálogo, pregrabado por Ronan, sobre Melanie, algo que las coestrellas que estaban con ella no podían oír.
“Un día normal para mí es hablar conmigo misma de muchas maneras”, señala Ronan. “Así que fue una cosa muy natural para mí conversar conmigo misma”.
Mientras que la serie de Meyer sobre un vampiro es un megaéxito, que gira en torno a un triángulo amoroso entre una chica humana, un vampiro y un hombre lobo, Meyer sentía claramente la necesidad de aumentar el factor de complejidad para su siguiente trama.
En La huésped, Melanie tiene un novio (Max Irons) desde antes de que ella fuese habitada, quien se convierte en un problema cuando otro sobreviviente humano (Jake Abel) empieza a interesarse en Wanda, quien está habitando el cuerpo de Melanie. Entonces, ¿cómo podríamos llamar exactamente esta situación? Esto no es exactamente un triángulo amoroso.
“Nosotros decimos que es un cuadrado de amor”, comenta  Ronan. “O un rectángulo de amor o pienso que es otro paralelogramo de amor. Esto es algo impresionante, usted puede tomar su selección, siempre que haya cuatro lados”.
Y cuando vino a llenar ese paralelogramo de amor, Ronan aún tenía algo que decir del casting de sus compañeros de reparto. 
“Quiero decir, obviamente esto no era sólo para mí, fue más una decisión de Stephenie, Andrew y los productores, pero me encantó que ellos me pidieran que viniera, porque era importante, supongo, todos teníamos química”, señala Ronan mientras habla del proceso de escoger y abordar a Irons y Abel.
La huésped es la primera entrega de la nueva saga romántica de la autora de Crepúsculo Stephenie Meyer, que ya comenzó a atraer la mirada de los adolescentes.
La joven actriz nominada a un Oscar por Expiación (Atonement), Saoirse Ronan, da vida a la nueva heroína romántica tras protagonizar Hannah y está acompañada de Diane Kruger, Max Irons, Jake Abel y William Hurt, entre otros. La película está dirigida por Andrew Niccol, responsable de Gattaca e In time.

Duelo de vampiros
Saoirse Ronan ha madurado cerca de la autora y productora de La huésped, Stephenie Meyer, desde que firmó su contrato para llevar a la vida, de las páginas de un libro a la pantalla, a la heroína adolescente.
“Quiero decir, cuando le dije que era una película de vampiros, ella estaba como, ‘¿en serio?’ Pero yo pensaba ‘no es Crepúsculo’. Es una película diferente, ¡lo juro!”, dijo Stephenie Meyer.
   En efecto, esto es diferente, pues Ronan, es una adolescente muerta viviente, que puede encontrarse a sí misma enfrentándose entre el joven amor y la lujuria; en este filme no hay ningún triángulo amoroso.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo