Sabrina Surdok no se intimida con las críticas

Sabrina Sabrok se define como una sobreviviente de la vida, ya que desde pequeña y a la fecha ha superado criticas y diversos problemas

Por:

Su acento argentino persiste, a pesar de los años que tiene viviendo en México. Sabrina Sabrok se define como una sobreviviente de la vida, ya que desde pequeña ha tenido grandes problemas que la han marcado. Hoy en día las revistas de chismes la acusan de ser mala madre, y eso molesta a la cantante y  modelo que prefiere utilizar el trabajo como una distracción.

En entrevista con Publimetro, Sabrina no dejó cabos sueltos al momento de desahogarse ante tanta información negativa que hay a su alrededor, y confesó que está en terapia psicológica para salir adelante.

“Desde chica me ha tocado lidiar con los problemas, pero sigo adelante. Me molesta que se hable más de los escándalos y muy poco de mis proyectos. Últimamente han salido muchas mentiras, que han dicho o inventado y otros problemas que van surgiendo. Hay muchas cosas que son creadas porque hay notas viejas y las meten con lo que ellos inventan -sobre todo-  la gente no tiene escrúpulos para hablar e inventar cualquier cosa  a cambio de dinero, pero ya estoy acostumbrada a eso, ya no me asusto tanto. Mucha gente se cree lo que publican algunos medios que mienten, pero yo sé que en el fondo la gente se da cuenta de que eso lo hacen para vender y es puro amarillismo”, expuso Sabrina.

A los 13 años comenzó a trabajar como profesora de música en Argentina, y siempre ha tenido que defender su forma de actuar y pensar.

“Trato de ser original, y no esconder mis sentimientos. Me parece terrible que todavía exista la censura en Latinoamérica, eso sólo pasa en el tercer mundo, donde la gente no está acostumbrada a abrir su mente, o a que una mujer hable libremente de sexo o de todo lo que quiera. Si fuera aceptada por todos  me preocuparía, porque me diría que soy muy normal, igual que todos, y que no tengo nada que aportar”.

Sobreviviente
La argentina confesó que a pesar de su fuerza es una mujer sensible: “Por fuera soy fuerte, por cómo afronté mi vida desde niña y cómo pude salir adelante. Me considero sobreviviente  del montón de cosas jodidas que pasé. Soy muy sensible por dentro, a mi me lástima que la gente sea hipócrita, que te traicione, eso me afecta demasiado, no porque sea fuerte aguanto cualquier cosa (…), en ese sentido yo sí me quiebro, así que hice mi propio escudo para aprender a enfrentar la vida… sola, como siempre lo he hecho”.

Prefiere estar sola
Después de su última relación con Erick Farjeat, padre de su hija Metztli, Sabrina evita cualquier relación sentimental:  “Siempre implico a mis parejas en mis proyectos, de repente  eso me ha traído muchos problemas, pues cada vez que termino con ellos tengo que volver a hacer todo, y eso es lo que estoy trabajando con un psicólogo”.

“Tengo muchos sueños, ahorita estoy dedicada a trabajar nada más y a mis hijas, porque la verdad las cuestiones de pareja siempre me tuvieron amarrada, ahora quiero vivir mi soltería por primera vez y vivir sola. El hecho de afrontar las cosas sola, eso es nuevo, diferente y emocionante. El arreglar las cosas por mí misma, me mantiene con muchos sueños. Por ahora estoy más libre, nadie me dice nada, puedo hacer lo que quiera, es una nueva etapa en mi”.

Lado maternal
“La parte de madre la guardo muy en la intimidad, yo no ando mostrando que amo a mi hija, no me gusta exponerla a los medios porque es menor de edad y porque es una niña, no sé si se va a dedicar al medio artístico o no, me molesta que hablen mal de ella o inventen, porque ella no se puede defender.
“Soy una mamá y mujer que nunca está relajada, siempre tuve que arreglármelas sola, ahora ver a mi hija de repente me da un respiro, y no pierdo mi tiempo, así que prefiero trabajar todo el tiempo”.

Doble cara
“Creo que ya nada me sorprende o hace sonrojar, ya no me asombra nada. Creo que lo único que me sorprende es que la gente sea sincera, que no te mienta. Yo me rodeo de mucha gente que está acostumbrada a la doble cara”.

Sabrina Sabrok tiene programada una nueva reducción de senos a corto plazo, pero sigue orgullosa de sus medidas: 55 cm de cintura, 85 cm de cadera y su triple D.

Playboy
Ante el éxito de sus tres portadas, ya hay planes para la cuarta: “Voy a hacer una cuarta portada para el 2015, con otro concepto, ya que soy la que más portadas tiene en México, y en el mundo también. Si  no trabajo me siento inútil”, dijo Sabrina.

Música
“Estoy trabajando en el nuevo disco, bueno estaba trabajando en mi disco número 14, pero resulta que por un problema mío, cada vez que cambio de pareja se me viene abajo la banda (risas)”.

Televisión
“Estoy grabando pilotos para un nuevo  programa parecido al de Telehit pero más variado, no sólo hablar de sexo y la vida nocturna, sino el tabú de la gente y tener todo tipo de invitados. Será en una televisora que no censure”.

Así lo dijo: “Yo sólo muestro mi trabajo, no me gusta exponer a mi familia, me considero una buena mamá y lo que han dicho (…), la verdad me vale, porque yo sé lo que soy”. Sabrina Sabrok, actriz, modelo y cantante.

Recomendamos:

FOTOS: 7 personas que viven como muñecos de juguete

Lindsay Lohan deja a muchos boquiabiertos con selfie el bikini

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo