Alfonso Arau celebra su trayectoria en el FICG

El cineasta presentó su libro autobiográfico: "Alfonso Arau, así es la vida. Vals para piano".

Por Publimetro

La edición número 31 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG) está dedicado al recuerdo y la retrospectiva del Alfonso Arau, y en el Paraninfo Enrique Díaz de León fue sede de la presentación del libro Alfonso Arau, así es la vida. Vals para piano, en el que el director le narra los pasajes más importantes de su vida a su colega, Armando Casas.

Arau detalló en el libro algunas de las experiencias más comentadas de su trayectoria, como que su carrera de actor inició escondiéndose de la cámara en la cinta Ahí viene Martín Corona, protagonizada por Pedro Infante, pero también otras no tan mencionadas como su trabajo dirigiendo a Woody Allen en Cachitos picantes.

Los profesionales del cine, sabemos que el mundo del cine es un medio de los directores, así como el teatro es de actores y la televisión es de escritores”, dijo Arau sobre el trabajo con Woody Allen, a quien dijo, fue muy agradable dirigir.

En la presentación, Armando Casas pidió al homenajeado del FICG, que hablara también sobre su papel como actor en la película La pandilla salvaje, donde fue dirigido por Sam Peckinpah en 1969.

Él fue quizá mi mejor maestro de cine”, dijo Alfonso Arau, de quien aprendió una lección sobre los clichés: “Lo único que tienes que hacer es amar el cliché y trabajar en contra de él, es la labor esencial de un director de cine: tomar el cliché y hacerlo de una manera que nunca en la vida nadie lo haya hecho y lo haya visto”, dijo  director homenajeado con el  Mayahuel de Plata.

A la presentación de su libro, se unió la actriz Angélica Aragón, su musa, su fetiche su amuleto, la actriz más constante en las películas de Arau quien dio lectura a uno de los apartados del libro donde el también actor y bailarín, habla sobre el éxito. “Pedestal: Si tienes algún talento y trabajas duro, tienes éxito y la vida te coloca en un pedestal, desde ese pedestal ves la vida desde arriba y la disfrutas, pero si permaneces en el pedestal más de dos semanas, te cagan las palomas, y te conviertes en una figura estática, llena de caca”.

Al ser cuestionado por uno de los asistentes sobre cómo entendió tan bien el lado femenino en la realización de la cinta Como Agua para chocolate, respondió: “Yo todavía no me lo explico”, y agregó que cuando tenía el dinero y el guion, estaba terriblemente angustiado porque no se sentía con la sensibilidad para hacerla, por lo que buscó a una mujer que la dirigiera, pero al no encontrar a alguien se vio obligado a dirigirla. “Entonces al responder sobre cuál es el secreto del éxito de Como agua para chocolate, yo respondo que mi explicación más racional es, que fue un milagro”.

El libro Alfonso Arau, así es la vida. Vals para piano, fue auspiciado por la Universidad de Guadalajara a través del Patronato del Festival Internacional de Cine en Guadalajara y el Centro Universitario de la Costa.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo