Taron Egerton, un actor que provoca y atrae las miradas

El nuevo atractivo visual del cine inglés. El actor de 26 años atrae las miradas con sus trabajos en el cine, y estrena en México la cinta "Volando alto" junto a Hugh Jackman

Por GABRIELA ACOSTA

A sus 26 años, Taron Egerton no sólo es uno de los actores jóvenes más atractivos en la industria del cine en este momento, sino que también es uno de los protagonistas masculinos que más prometen en Hollywood. Tras aparecer en Kingsman: The Secret Service y Testament of youth, Egerton está acaparando las miradas de los productores. A México llega su más reciente película titulada Volando alto, y estrenará el drama titulado Billionaire Boys Club, con el que robará el corazón de los adolescentes.

Aún no nacías cuando Michael Edwards ya había hecho historia, ¿qué fue lo complicado?

— Desde que acepté el proyecto dejé en claro que no tenía interés alguno en parodiar a Eddie. Puede ser divertido, puede tener contratiempos, pero necesita un corazón y alma, y ser real y creíble. Eso es lo que más me emociona de esta película. Las audiencias ya no pensarán en Eddie el payaso, sino en Eddie el héroe.

Conocer al personaje real, ¿te ayudó a pulir el personaje?

— Eddie es un tipo muy razonable, agradable y afable. Tiene optimismo, y está enfocado. Hay cosas acerca de Eddie que son heroicas. Tuve que transformarme para el papel con la adición de una peluca sutil, los característicos lentes gruesos, un poco de sobrepeso, un acento peculiar y, hacia el final de la película, su icónico bigote. Creo que me permitió ser un poco excéntrico; además aprendí a esquiar para el papel, para poder duplicar las posiciones que se requieren para el salto de esquí. Me puse bastante nervioso al hacerlo. Es muy duro. Te das cuenta de cuán peligroso es cuando lo estás haciendo.

¿A qué no te atreviste?

— A realizar el salto de 90 metros. Tienes que hacerlo todos los días desde que tienes cuatro años tan sólo para adquirir seguridad. Ésa es la razón por la cual Eddie se lastimaba de manera continua.

¿Estás enamorado de tu profesión?

— ¡Completamente! Hago películas y hago teatro. Amo todo. Para mí los momentos en el escenario son especiales, es algo que no cambio por nada, ni por nadie.

Van en aumentos tus proyectos, ¿qué más viene?

— Siempre despierto y creo que todo es un sueño. Me llegan guiones y proyectos demasiado atractvos. De lo que puedo adelantar está la biografía-drama, Billionaire boys club con Keven Spacey. Haré el doblaje en la cinta animada Sing, la aventura de Robin Hood: origins junto a Jamie Foxx y la segunda parte de Kingsman; the golden circle.

¿De qué se trata Volando alto?

Inspirada en hechos, es una historia acerca de Michael Eddie Edwards (Taron Egerton), un inusual, pero valeroso saltador de esquí británico que nunca dejó de creer en sí mismo —incluso a pesar de la descalificación de todo un país. Con la ayuda de un entrenador rebelde y carismático (Hugh Jackman), Eddie se enfrenta a las instituciones y, en el proceso, se gana el corazón de aficionados deportivos de todo el mundo hace una aparición histórica e increíble en los Juegos Olímpicos de Invierno de Calgary, en 1988.

El dato

350 pantallas tendrá el filme Volando alto a nivel nacional, dobladas y subtituladas en formato 2D.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo