Doug Chiang comparte su experiencia como creativo de "Star wars"

El vicepresidente de Lucasfilm charla con Publimetro sobre su trabajo creativo en las cintas de “Star wars”; el próximo 29 de abril sale el DVD de “Star wars: episode VII-The force awakens”

Por GABRIELA ACOSTA

Para Doug Chiang, su trabajo ha sido una aventura llena de adrenalina. Hoy en día está inmerso en el proceso creativo de Rogue one: a Star wars story, en la que participa Diego Luna y Felicity Jones.

Durante la década de 1980 colaboró en varios estudios de producción cinematográficos y como director creativo de Industrial Light and Magic (una subsidiaria de la compañía de producción cinematográfica Lucasfilm) trabajó en los diseños de escenarios de películas como Terminator 2 o Forrest Gump. Durante la década de 1990, Chiang trabajó como director de diseño para la compañía Lucasfilm en las películas Star wars Episodio I, II y III.

El ilustrador ha ganado numerosos premios a lo largo de su carrera, incluyendo un British Academy Award por los efectos visuales en la película Death becomes her (La muerte los sienta tan bien) y otro por Forrest Gump.

El próximo 29 de abril saldrá el DVD de la cinta de Star wars: Episode VII – The Force Awakens, en la que también participó en el departamento de arte. Además Doug, es vicepresidente y director creativo de Lucasfilm. Publimetro tuvo la oportunidad de charlar con Chiang, y aunque no quiso dar avances de las nuevas cintas de Star wars reveló el mundo que envuelve las cintas de ficción.

¿Cómo encuentras tu trabajo dentro de las películas de Star wars?

— En lo personal significa mucho diseñar para Star wars, ya que crecí siendo un gran fan de la película. Tener la oportunidad de trabajar en varios filmes, no sólo directamente con George (Lucas) en las precuelas I, II y III durante siete años y medio, sino, también trabajar con el equipo de cineastas de esta nueva generación es como vivir mi sueño.

¿Cuáles son los riesgos al trabajar es cintas que se convierten en materiales de culto?

— Esa es una pregunta interesante, ya que cuando estábamos diseñando para estas películas sucedió todo el tiempo y en diferentes niveles. Al principio cuando exploramos diferentes ideas, realmente tratamos de superar los límites en términos de efectos visuales para iniciar la narración de la historia. Dentro de la película, estos riesgos se tomaban principalmente, por lo que era necesario para la historia en términos de diseño de personajes y el mundo a crear. Por ejemplo, fue todo un reto diseñar la base Starkiller para el tercer acto de la película, realmente fue un reto. Podría decir que probablemente una de las cosas más difíciles de desarrollar porque tratábamos de crear algo tan icónico y poderoso que marcaría el tercer acto de la película. Nuestro reto era diseñar algo más poderoso que la estrella de la muerte (Death Star) y la premisa es que la estrella de la muerte era el arma definitiva en Star wars, por lo tanto, ¿cuál es el siguiente nivel?, y pues tú sabes que lo más lógico es hacer un arma más grande. La estrella de la muerte era del tamaño de la luna, entonces hagamos un arma del tamaño de un planeta. Ese era el tipo de ideas que exploramos al momento de diseñar las cuales ayudaron a formar la historia y comenzar con el discurso de “¿Qué podrá ser?”. Si observas desde una mayor perspectiva, me refiero a que me gusta pensar en el diseño en las primeras etapas del proceso de grabación, eso es realmente tomar riesgos, impulsar los límites del diseño y ajustarlos a la realidad de los cineastas, porque al final nuestro trabajo es el explorar todas las posibilidades y siempre he dicho que si no tomas esos riesgos no estás generando buen arte.

¿De qué manera ha evolucionado tu trabajo?

— Ha evolucionado demasiado, es algo fascinante ya que en el campo del diseño de arte, especialmente en los setentas y ochentas hay un grupo muy pequeño de visionarios diseñadores como Ralph McQuarrie cuando las técnicas de aquel tiempo eran muy tradicionales. Así era cuando comencé en la industria del cine, pero tuve la fortuna de que me tocó experimentar la transición de las herramientas tradicionales a las digitales, de medios tradicionales a pintura digital o hasta animación 3D, lo cual es muy bueno ya que ahora los diseñadores tenemos a nuestro alcance herramientas increíbles lo cual significa que es más eficiente el trabajo, puedes crear mejores diseños y de una manera más rápida. Recordando el pasado cuando trabajé para Star wars I, II y III, usualmente trataba de hacer 5 bosquejos por día y me tomaba tal vez dos o tres días el realizar una pintura de producción, ahora puedes hacer las pinturas dentro del diseño, ahora podemos crear cuatro o cinco de estas pinturas al día y todo esto gracias a las nuevas tecnologías que te permiten editar y básicamente aterrizar tus ideas en la computadora de una manera tan rápida y de tantas maneras que eleva el arte a nuevas fronteras y ahora que si agregas diseño 3D al proceso, puedes realizar diseños más realistas y llenos de información que lo que creas y lo que el director busca están totalmente ligados. Estos diseños ya están listos para ser usados como referencia a la hora de producción y post-producción.

¿Cuál es tu mayor orgullo en el trabajo para Lucas y Disney?

— Muchas cosas, no creo que pueda pensar en solo uno. Personalmente y específicamente sobre Star wars VII, es el hecho de haber creado el mundo de Jakku en donde las naves Star Destroyers están en el desierto. Realmente me encanta crear imágenes visualmente icónicas e impactantes que son un poco inesperadas. Para mi como diseñador y admirador de Star wars, la idea de poner una nave Star Destroyer en este desierto tan plano y tan vasto, era era algo que siempre había querido ver y tener la oportunidad de ayudar a crear este escenario, fue algo muy placentero.

¿Qué nos puedes adelantar de las nuevas películas?

— Estoy trabajando en ellas (risas), pero no puedo adelantar nada.

Fan de Star wars

“¿Qué si soy fan? Claro que sí (risas). Recuerdo la primera vez que vi Star wars cuando tenía 15 años, en verdad me transformó, me hizo darme cuenta que quería convertirme en un cineasta, un diseñador de películas y desde entonces toda mi carrera ha estado enfocada en trabajar con George Lucas, cuando finalmente comencé a trabajar para él en 1989 fue como un sueño hecho realidad. En ese entonces no sabía, que George había dicho que nunca trabajaría en otra película de Star wars, pero en 1995 cuando anunció que haría una nueva película de la saga, fue simplemente una oportunidad increíble en la que quería trabajar en verdad. Ne sentí muy afortunado cuando él me escogió personalmente para encabezar el departamento de arte para las nuevas películas”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo