Marco Polo: regresa el viajero

En streaming. La serie estrenó hoy su segunda temporada y el elenco habló con Publimetro sobre la aventura de llevar la vida del explorador al servicio del gran imperio mongol a la pantalla chica

Por ALEXANDRA ORTIZ
Marco Polo: regresa el viajero


“La historia es tan fascinante como la fantasía”, es lo que asegura Lorenzo Richelmy, el actor italiano que encarna al personaje histórico que ha inspirado cuantiosas historias y que abrió  el panorama a los europeos hacia Asia central y China a través de su  Libro de las maravillas: Marco Polo.

Al igual que el viajero en que está basada, según Richelmy y Tom Wu, reconocido actor y artista marcial que interpreta el papel de Hundred Eyes, el show embarca a sus espectadores a conocer un nuevo mundo. “Les da ese viaje increíble que tuvo Marco Polo, a través de una recreación hermosa con una historia de  amor, lealtad y lucha de poder”, comentó Wu sobre la producción creada por  John Fusco.

“La base del show es la historia,  no habrá spoilers,  y sobre eso creamos el entretenimiento”, agregó Richelmy al hablar de la importancia de tener la posibilidad de enseñarle a la gente algo sobre un suceso histórico. “Pocos saben sobre el imperio más grande que haya existido: el imperio mongol. Para mí es una historia perfecta para los tiempos de hoy porque se puede contar a todo el mundo y, a pesar de que es una producción americana, casi todos los actores son asiáticos y hay un italiano en el rol principal (risas). Es algo que casi no ves ahora”, dijo el protagonista sobre la representación de las culturas en la serie, especialmente la mongola, hecho que, incluso, fue celebrado por Tsakhiagiin Elbegdorj, presidente de Mongolia, con un reconocimiento a la producción.

En ese sentido, Richelmy asegura que tanto la serie como la figura histórica de Marco Polo permiten mostrar a los televidentes un recordatorio de que somos ricos, culturalmente hablando,  y que, aunque el Internet ha hecho el mundo más pequeño, no nos ha hecho menos complejos.

El protagonista califica la serie como una aventura en sí misma. “Debería serlo, especialmente la temporada uno. La historia empezó en Venecia y luego directo a la ruta de la seda, en Kazajistán y Malasia. Eso lo cambia todo, porque lo que ves en pantalla son las locaciones reales y reaccionas ante eso. El objetivo es darle un toque de realidad, más que sólo algo que se vea cool con pantallas verdes. Cambia la calidad, la dirección del show y la interpretación”, explicó.

“Son sets increíbles con atención al detalle. El simple hecho de estar en el set caminando y usando los vestuarios te ayudan a sentirte en el personaje y sentir el mundo en el que estás”, dijo al respecto Wu, quien creó a su personaje, un monje taoista ciego, aludiendo a su formación y el uso de los sentidos como artista marcial a la par de su formación como actor, la cual, confesó, le cambió la forma en que entendía al mundo. “Estudiar drama fue lo que cambió por completo mi forma de pensar. Llegué a estudiar para ser actor como artista marcial. Estaba acostumbrado a no relajarme y estar alerta; esto me abrió para ver el mundo de otra manera”, compartió.

Wu y Richelmy aseguraron estar conscientes de las implicaciones de participar en grandes producciones y la expectativa que hay sobre cada episodio, así como de la fama que conlleva estar en un show global. “El único momento en que asumí que tenía ‘fama’ fue una vez que fui al supermercado  y una persona se acercó; inmediatamente pensé que me había reconocido. Me preguntó: ‘¿trabajas aquí?’ Eso me regresó al piso (risas). Hay veces en que la gente me reconoce pero nada demasiado exagerado”.

A su vez, Richelmy considera que los nuevos formatos, como el streaming,  han permitido dar notoriedad a más talentos y se ha perdido, en cierta forma, la idea de las “leyendas”, como lo eran los actores de antes. Por ello, asegura que su participación en la serie y la exposición que ha logrado lo hayan cambiado demasiado. “Mi vida ha cambiado en el sentido de la experiencia humana. Es una gran oportunidad para aprender muchas cosas. Aún no me pierdo en esto de la fama”, dijo al tiempo que asegura que no está consciente de cómo sus compatriotas han recibido al personaje. “Los italianos saben que es de un mercader… Italia es extraña. No aprecian lo que tienen. Estoy feliz de que los italianos puedan aprender algo sobre Marco Polo, aunque sea por parte de los americanos”, comentó en tono de broma.

Ambos actores adelantaron poco sobre lo que sucederá en la segunda temporada, pero auguraron que mantendrá cautivados a sus seguidores. “Sabrán más sobre Hundred eyes, así como de todos los personajes y los nuevos que llegarán a cambiar el giro de la serie. Desde que leí el guión me sentí impresionado. No creo que se sientan decepcionados”, dijo Wu.

“Cuando todo empezó sabíamos que estábamos haciendo algo único y diferente al  hablar de la cultura del este, desde la perspectiva europea. Y ya que tenemos ese mundo establecido, ahora nos enfocaremos a divertirnos en ese mundo. Habrá más drama, más conflictos entre los personajes. Es un nuevo paso”, indicó Richelmy .

Además de interpretar el papel de ese importante personaje histórico de su país, Richelmy comparte algo más con Marco Polo: tiene alma de viajero. El italiano ha viajado por India varias veces y aseguró que le fascina de ese país el hecho de que  aprecian su herencia cultural. “Esto fue algo que le comenté a los productores cuando los conocí; les dije: ‘he ido  a todos los lugares a los que fue Marco Polo, ustedes no, sé de lo que hablo”, compartió entre risas.

Sigue la historia

•    One Hundred Eyes . En diciembre pasado Netflix lanzó un especial sobre la historia del monje taoista.

•    Después de casi año y medio llega la segunda entrega con 10 episodios de entre 50 y 60 minutos. El tráiler muestra cómo se fortalece la confianza del gran emperador Kublai Khan hacia Marco Polo y muestra cómo se avecina una guerra desde adentro del imperio con una lucha de poder.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo