Mila Kunis, ¿mamá rebelde?

La actriz que espera su segundo hijo junto a su pareja Ashton Kutcher presenta la cinta “El club de las madres rebeldes” que se estrenará este fin de semana en México. Mila Kunis no extraña la vida de mujer soltera y disfruta la vida familiar que tiene todos los ingredientes para hacerla feliz

Por GABRIELA ACOSTA

El título de El club de las madres rebeldes llamó la atención de Mila Kunis; el guión de Jon Lucas y Scott Moore  le pareció algo muy similar a lo que estaba viviendo con su primer hija, y sin pensarlo decidió darle vida a Amy. La cinta es protagonizada por Mila Kunis. Kristen Bell, Kathyn Hahn, Jada Pinkett Smith  y Christina Applegate.
Durante su primer embarazo, la intérprete dejó a un lado su carrera profesional para dedicarse por completo a su vida familiar y cuidar de su niña, Wyatt Isabelle. Ahora regresa al trabajo, pero no está dispuesta a sacrificar el tiempo junto a su esposo e hijos.

¿Alguna vez  pensaste dejar el trabajo por la familia?
— Nunca he querido ser una persona que sólo piensa en el trabajo. Estoy emocionada por dedicarme a ser madre de tiempo completo, pero también el trabajo me hace feliz. Aunque mi familia sigue siendo lo primero, decidí retomar algunos proyectos como esta comedia que se plantea tantas cosas, en especial cómo ser madre en la actualidad.

¿Qué  te atrajo de la historia?
— El tema central es el estrés y el grado de frustración que viven las madres, quienes incluso teniendo una familia estable y un buen desempeño profesional, sufren de agotamiento y hartazgo debido a su estilo de vida, por lo que recurren a buscar algún tipo de catarsis. Estoy viviendo un cambio radical y la comedia está enfocada de forma tan aguda en los ensayos que enfrentan las madres modernas; además es interesante verla desde una perspectiva masculina, porque los directores son hombres: Lucas y Scott Moore.

¿Con qué te sentiste más identificada?
—  !Uff! Cuando tratas de salir de la rutina y pierdes el control. El ser madre me hace identificarme con el tema de la película y compararla con mis experiencias personales. El ser madre me ha cambiado la perspectiva de todo y que aunque es cansado, me motiva el amor incondicional de mis familia.

¿Te has sentido mala madre?
— Nunca. No soy perfecta, pero trato de hacer un buen trabajo. Creo que Ashton y yo queremos unos hijos felices que estén conscientes de los problemas del mundo, porque eso les permitirá ser mejores personas.

¿Cuál es tu mayor cualidad como madre?
—  Me gusta estar cerca de mi familia, salir al parque, convivir en casa, leerle libros a mi hija, platicar con el que viene en el camino. Soy muy amorosa en mi trato y mi prioridad es mi familia. Reímos, lloramos, nos enojamos y volvemos a reír, porque de eso se trata, de resolver los problemas que surjan.  No quiero tener unos hijos robots, sino seres humanos que se interesen por el medio ambiente y que aporten algo al mundo. 

¿Sigues siendo rebelde?
— Ser madre puede aislarte, pero aprendes a convivir de otra manera. Si soy una madre rebelde, que gusta de tener momentos propios y beber un montón de alcohol (risas). Tengo un marido increíble, que me apoya en todo momento. Mi rebeldía es muy diferente a cuando no tenía hijos.

¿Te gustó la manera de plantear la maternidad?
— Sí, me pareció que fue planteada de manera fresca y objetiva, con una dosis de diversión, histeria y con mucha apertura. Creo que se explora otra área, sin ese velo de santidad.  Nos muestra salvajes, sexys, divertidas, dramáticas y con aprendizajes, así como somos en la vida real.

El club de las madres rebeldes
Una mujer con una vida aparentemente perfecta: hermosa, con un gran matrimonio , hijos talentosos, una hermosa casa y una carrera en ascenso; se ve agotada por el exceso de trabajo y el compromiso. Harta, se reúne con otras dos mamás estresadas, para liberarse, con una tremenda borrachera, de las responsabilidades convencionales.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo