Sebastián Zurita se transforma en un futbolista rockstar

Este viernes llega a los cines “Juego de héroes” una historia de fútbol, de superación y de ver el lado positivo de todas las cosas

Por Lucía Hernández

El club Pachuca participa en la producción de una película que sensibilizará las fibras emocionales del público al contar una historia de superación y aceptación “a nivel cancha”. 

“Luis” interpretado por Sebastián Zurita es una promesa del futbol. Desde pequeño entrena en las fuerzas básicas del equipo que posteriormente será su casa y lo convertirá en toda una estrella del deporte. Ante la fama y la atención, las prioridades de Luis se difuminan y terminan por encerrarlo en un estilo de vida superfluo y vacío. Hasta que una lesión, le recuerda lo que significa empezar desde cero y revive en él, el amor por el deporte. 

Para llevar toda esta historia a la pantalla, Sebastián Zurita tuvo que pasar varios meses recibiendo el entrenamiento al que cualquier futbolista profesional se somete y él mismo narra la experiencia a Publimetro.  

“Ha sido de las experiencias más divertidas que hay. Como niños siempre tenemos esos trabajos de ensueño que queremos ser y uno de ellos es ser deportista o futbolista profesional. A mí siempre me ha encantado el futbol, entonces el hecho de que me dejaran vivir ese sueño frustrado, disfrutarlo y vivir desde las entrañas lo que vive un chavo que es reclutado y que diario entrena por horas, ¡inhumanas! fue muy divertido. Además me sentí privilegiado de poder aprovechar que te ponen en un estadio y puedes jugar ahí. Para mí jugar en un estadio es un sueño hecho realidad. Nunca había estado en un pastito tan bonito”.

Además obviamente de disfrutar de las instalaciones de primer nivel con las que cuenta el club deportivo, Zurita convivió de cerca con los jugadores. Ante esto, su perspectiva sobre este deporte, cambió radicalmente. 

“Esta película cambió mi manera de ver el el deporte. Al final uno solo sabe lo que ve desde lejos, y yo era parte de esa gente que solo se entera si ganó o perdió la selección o si se fueron de borrachos y eso. Pero entendí que con los deportistas, pasa como con los actores, solo nos enteramos de lo que nos dicen los medios sin saber por todo lo que pasan para poder llegar a esas oportunidades. Yo creo que eso fue lo más  sorprendente, conocer a los chavitos que desde los siete años están entrenando hasta los que están a punto de debutar. Cuando yo estuve ahí vi como le dieron la noticia al hijo de Fassi (Sebastián Fassi) de que iba a ser el nuevo portero de la primera división. Fue ahí que me cayó el veinte de que esos jugadores que vemos, han hecho entrenado y hecho muchos sacrificios por muchos años y que muchos ni siquiera lo logran. Creo que al final, los que llegan a la cima, sí son quienes se lo merecen. No es fácil llegar ahí”. 

Una de las figuras más prominentes de la cinta y del club es Francisco Villalvazo (“Carlitos”), el encargado de darle una lección de humildad y amor por la vida al protagonista y que en la vida real también es quien se encarga de motivar y apoyar emocionalmente a los jugadores. 

Frank, como le dicen quienes lo conocen, tiene problemas para controlar sus extremidades y su habla no es del todo clara. Una falta de oxígeno al nacer dañó su capacidad motriz pero no afectó su desarrollo total. 

Fan del futbol, logró colarse como utilero en un equipo de Xalapa cuando tenía 19 años y tiempo después lo invitaron a sumarse como motivador del equipo. Posteriormente llegó a Pachuca para estudiar como entrenador hasta que lo invitaron a ser parte del equipo de visores nacionales de la escuadra del Pachuca.

“Convivir con Frank fue de las mejores experiencias. Es un tipazo, es una de esas personas que cuando las conoces te cambia tu perspectiva de vida. Es una persona que le gusta la vida, que no tiene límites para nada. Te contagia las ganas de vivir, es amoroso y cariñoso. Fue un gran compañero, definitivamente no hubiera habido mejor “Carlitos” que él”. 

Así lo recuerda Zurita, pues justamente las líneas de “Carlitos” están llenas de lecciones y motivación para superar los propios miedos.

“Se me quedó muy grabado que Frank dice que la discapacidad no está mas que en tu cabeza, y son tus miedos. Él me decía, ‘mira yo no estoy discapacitado, discapacitados los que no pueden superar las cosas que tienen en su mente’. Estar con él es una lección de vida que te deja ser mas feliz, mas pleno y mas consciente de las bendiciones que recibes”.

“Juego de héroes” se estrena este viernes en todos los cines del país.  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo