Guardaespaldas de Brad Pitt y Angelina Jolie cuenta sus peores temores

Por:

var VideoTV=”cyWujKxOoBl/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/entretenimiento/device/Desktop/type/embed/true/false/volume/0″;

Mark Billingham trabajó con la pareja durante 18 años y ahora ha dejado al descubierto sus mayores temores.

Su nombre es Mark Billingham y fue guardaespaldas de Angelina Jolie y Brad Pitt durante 18 meses. Al trabajar con la pareja, este hombre conoció los temores y secretos de la pareja. Los cuales ha revelado.

Billingham concedió una entrevista al diario The Sun. “Fui el responsable de la seguridad de Brad y Angelina. La carrera militar me sirvió perfectamente para cuidarlos. La principal preocupación de ellos era el secuestro de sus hijos, todo se trata de dinero, reveló el escolta.

“Angie y Brad estaban muy preocupados acerca de quiénes estaban cerca de sus hijos. Estuvo claro desde el comienzo que teníamos una gran química y ellos me confiaban a los pequeños. Nos volvimos muy cercanos, viví con ellos todo el tiempo, recordó Billingham.

Como señala Mark, el principal temor de la famosa pareja eran sus hijos. De hecho cuando Billingham debía contratar personal extra, no dejaban que ninguno de esos elementos se acercara a los niños. “Podían cuidarlos a la distancia, pero ninguno podía tocarlos, aclaró. Billingham si se acercaba a ellos y hasta declaró: “Yo los eduqué, básicamente.

Mark también contó cómo salvó a Angelina Jolie de un acosador. Según relató, había un hombre que seguía a la actriz por todos los Estados Unidos. El sujeto miraba a la entonces esposa de Brad Pitt con furia. Nadie lo notaba, salvo Billingham. Un día se acercó a ella como los demás para que le firmara fotografías, pero él impidió que ella lo tuviera cerca. Mark bajó de su vehículo y le pidió las fotos, las cuales eran personales, lo que dejó sorprendida a Angelina. “El hombre huyó y apareció luego en el hotel, donde lo detuve, recordó. “Para mí, era un típico caso como el de John Lennon.

Pero el mayor temor era que atacaran a Pitt. “Cuando ella estaba con Brad, él mostraba furia en su rostro. La gente la ama a ella, pero lo odia a él, explicó.

También cuidaba su apariencia

El guardaespaldas también explicó que no solo debía cuidar que la famosa pareja estuviera a salvo. También tenía que estar al tanto de su imagen. “No era tanto el lado físico, sino el lado social. Tenía que asegurarme que su imagen estuviera protegida. Que estuvieran vestidos adecuadamente y que no hicieran cosas tontas que pudieran ser tomadas por una cámara.

Además de cuidar su seguridad, por momentos se convertía en su consejero.“Me sorprendió el poco sentido común. Encontraba loco que me preguntaran cosas como ‘¿cómo hago para llegar a ese bar?’ o ‘¿qué tengo que hacer para llegar allí?’. No son estúpidos, pero por el mundo en el que viven no hicieron ese tipo de cosas por mucho tiempo. Eso lo encontraba raro, comentó.

Mark confesó que no todo era trabajo, y que también vivió momentos divertido junto a la pareja. “Una vez, era el cumpleaños de Angelina y estábamos todos sentados en su Audi Q7. No había estado trabajando con ellos durante un tiempo y de golpe Brad Pitt cerró todas las puertas, se tiró un pedo y no podíamos salir.

Loading...
Revisa el siguiente artículo