John Lithgow, el reto de interpretar a un ícono inglés en The Crown

Miembros del elenco charlaron sobre el próximo estreno de la serie original de Netflix inspirada en la monarquía británica y la historia de la llegada del ascenso de la reina Elizabeth al trono

Por ALEXANDRA ORTIZ

Con la corona de ser la serie más costosa de Netflix con un presupuesto de 130 millones de dólares, el nuevo drama de Peter Morgan sobre la monarquía británica se perfila para ser uno de los estrenos más importante de la plataforma de streaming

Además de pretender sorprender a los televidentes digitales con el lado más personal de la realeza, The Crown, que se estrena este viernes 4 de noviembre, tiene otra carta que jugar para crear expectativa: el rol de uno de los íconos de la historia británica del siglo XX por excelencia está en manos de un actor estadounidense.

Peter Morgan, creador de la serie, explicó el verano pasado, durante la conferencia de Netflix ante la Television Critics Association, que el papel de Winston Churchill había llegado a una “fatiga” por parte de los grandes histriones ingleses, por lo que era probable que se necesitara un cambio en el cast de este personaje. Así, es como llegó John Lithgow, quién además de ser nominado al Óscar y ganador del Tony, es conocido por sus papeles en series como 3rd Rock from the Sun y Dexter.

“Churchill es un reto particular. Es tal vez el personaje inglés más particular del siglo XX. Era importante llevar al personaje lejos de esas expectativas familiares, traer una energía nueva. No significa que no admire a quienes lo han hecho; amo profundamente la interpretación de Albert Finney y de Michael Gambon… Podría hacer una lista con varios actores que pudieron elegir en lugar de mí”, comentó Lithgow asegurando que sus compañeros de elenco le ayudaron a tener la confianza para hacer el papel.

Aseguró que Churchill requirió de mucha investigación y trabajo junto a William Conacher, su coach de dialecto, quien le ayudó a suprimir sus “sonidos americanos”. Aunque sabe que el mismo peso del papel podría levantar algunas cejas y generar expectativas, se dijo satisfecho pues hizo lo mejor que pudo. “No tiene sentido preocuparse. Creo que es una interpretación interesante y le doy el crédito a Peter (Morgan)”, compartió poniendo como ejemplo escenas que le dan presencia y el caráctcer debido al llamado bulldog británico. “Él tenía un temperamento fuerte, hacía berrinches, a veces avivados por el alcohol. Hay uno particular muy cerca del final de la serie. Su enorme berrinche se dirige al pintor Graham Sutherland, quien hizo un cuadro que dañó su vanidad; eso es más importante que ver uno dirgido a Anthony Eden (el viceprimerministro)”, compartió destacando cómo el guión se enfoca en dar visibilidad a la parte íntima y personal de las personas clave de la época, revelando la cara dramática de la historia.

“Su papel en la historia mundial es una cuestión de contexto; aquí se trata de la interacción de estas personas. La historia es un hermoso tapiz en el fondo, pero son los personajes quienes están bien iluminados”, dijo compartiendo otra de las escenas que lo denotan. “Está sentado en la tina, y entonces grita a través de la puerta: ‘dicen que soy un monstruo, ¿verdad? Pues se requiere un monstruo para derrotar a Hitler’. Eso es traer el rol de Churchill en la historia, gracias al personaje mismo”, expresó.

Este llamativo lado humano de la realeza y de los políticos de la época despierta un interés en el público y, a decir de Lithgow, se ve aún más atractivo por la relevancia actual de la corona británica, sobre todo porque son personajes que aún están vivos y continúan siendo parte importante de la sociedad inglesa, europea y mundial. “Hay muchos ejemplos de representación humana de la realeza, por ejemplo, está Shakespeare. Pero estas son personas que siguen vivas, son muy familiares y públicas. ¿Cuándo realmente se ha visto la crisis del príncipe Philip?, ¿o el de la princesa Margaret con sus conflictos hacia su hermana mayor?”, dijo agregando que esto paralelamente revela el impacto que tuvo el imperio británico, que aún tiene presencia en diferentes formas.

La serie
La historia central del drama relata la vida de Elizabeth, la actual reina de Inglaterra, y todo el proceso de su llegada la trono, así como los conflictos y el lado B de la realeza británica en uno de los contextos históricos más álgidos del siglo XX. El creador y guionista, Peter Morgan, es reconocido por su trabajos previos alrededor de la corona de Gran Bretaña, con cintas como The Queen (la cual se hiciera acreedor a varios premios como el Golden Globe Award y BAFTA a Mejor Película, y diera el Óscar como Mejor Actriz a Helen Mirren, en 2006).

El elenco 
El papel de la reina corre a cargo de Claire Foy.

​Vanessa Kirby interpreta a la princesa Margaret, hermana menor de Elizabeth. “Hicimos una enorme investigación. Me enamoré de quién era, muy divertida, un espíritu libre. El rey solía decir: ‘Elizabeth es mi orgullo y Margaret mi alegría’. Ella era así; no tenía un filtro y adoré interpretarla”, comentó sobre su personaje.

Por su parte, Jared Harris, quien hace el papel del rey George VI, aseguró que “es un drama con el que nos podemos relacionar, porque refleja los problemas y la luchas que también vemos en nuestras vidas. Pero a la vez da un panorama con los puntos de inflexión significativos de la historia”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo