Entrevista con José Madero: Odia odiar

Con su nuevo libro, José Madero intenta calmar sus demonios.

Por Daniela Perez

Después del éxito de su primer libro, Pensándolo bien, pensé mal, José Madero, el cantautor y ex vocalista del grupo Pxndx se lanza de nuevo al mundo de las letras con Odio Odiar, un conjunto de ensayos con los que intenta calmar sus demonios, así lo revela en entrevista para Publimetro.

En noviembre de 2014, lanzaste tu primer libro, y justo dos años después, sale el segundo. ¿Fue planeado que así sucediera? ¿Es una manera de celebración?

— Fíjate que no fue planeado, en verdad. Yo empecé Odio odiar en julio de 2015, casi ocho meses después de la salida de Pensándolo bien, pensé mal, y lo hice sin ponerme un tiempo límite, ni fecha de salida. Entonces, al momento de acabarlo, llegó todo el proceso de registro, de corrección de estilo, del arte, la maquila y todo eso, y salió casualmente también en noviembre. Yo creo que sí es un tipo de celebración.

Antes de platicar de Odio odiar, me gustaría saber ¿qué te dejó Pensándolo bien, pensé mal? ¿Qué aprendiste o descubriste de ti?

— Pues mira, pude descubrir que me es muy fácil escribir cosas que tengo en la cabeza sin seguir una línea narrativa, escribir cosas que yo he vivido o que yo pienso, como escupir todos mis pensamientos en una hoja. 

Hablando de Odio odiar, me quejo de muchas cosas porque yo en la vida real soy muy quejumbroso, para mí todo está mal, soy una persona muy negativa. Para callarme está difícil, así que imagínate si nadie me calla y estoy yo solo tecleando en la computadora, ¡me dejo ir! Y se me facilita eso. 

¿Es como una especie de terapia? ¿Escribir lo que sientes es para ti un acto catártico?

— ¡Exacto! Exactamente eso. Definitivamente es catártico, lo sacas y te quitas un peso de encima. 

Después de terminar Odio odiar y leerlo, ¿cómo te sentiste?, ¿lograste cambiar esa actitud quejumbrosa y negativa de la que hablas?

— Sí, lo leí completo antes de que saliera, cosa que no hice con el primer libro, malamente, porque lo escribí dos años antes de que saliera y ya tenía cosas que pude haber quitado, cosas que dije: ¿por qué escribí eso? Si lo hubiera leído antes, lo habría quitado, pero ya era demasiado tarde, era mi primer libro. 

En este caso, sí lo leí antes, y me di cuenta que es un libro con una vibra demasiado negativa. Te confieso que cuando lo leí hasta me cansó emocionalmente, pero es lo que quería lograr. Te lo cuento como algo malo, pero es algo bueno, porque es lo que realmente quería transmitir.

Sé que escribes para ti, para sentirte bien. Pero ¿hay algún mensaje que le quieras transmitir a tus lectores?

— La verdad no. Siempre la persona receptora toma el mensaje que quiere. Con la música es igual, me han llegado cartas o mensajes de gente que me dice: gracias a tu música no me suicidé o no cometí tal error. Y yo no hice las canciones con ese fin, cada quien agarra lo que ve o lo que escucha y lo usa a su favor. Mi única tirada real es entretener, tanto musical como literariamente, aunque no me considero literatura.

Háblame de la portada. ¿Porqué un hombre sin cabeza montando un triciclo? ¿Tú lo hiciste?

— La historia real es que había otra portada que me gustó mucho, que era una cabeza volteando al frente y en donde van las facciones decía “Odio odiar”. Pero me di cuenta después que se parece mucho a la portada de otro libro. Y eso fue en el mismo tiempo en que pasó todo lo del América, que los acusaron de copiarse del himno del bicentenario, del escudo y se hizo todo un revuelo. 

Entonces pensé: por qué no hacemos algo con un cuerpo sin cabeza. Si la idea original era la cabeza, mejor decidí nos quedamos con el cuerpo. Fue mi idea, pero yo no lo dibujé.

Sabemos que ya trabajas en tu tercer libro. ¿Es verdad que será para niños y de ciencia ficción?

— Sí, pero no es de ciencia ficción, es de horror. Es la misma idea que empecé a tratar en 2007, que simplemente no pude, tiré la idea, la ciencia ficción es demasiado para mí. Entonces ya con dos libros de no ficción en mi haber, dije: tengo que poder.

Yo soy muy fanático del horror desde niño gracias a mi papá, recuerdo que me gustaba mucho estar asustado y no poder dormir. Y siento que es algo que a los niños les gusta mucho, contrario a los adultos que evitan esas situaciones o ver películas de horror, y se me hace raro, porque un adulto sabe que esas cosas no existen.

Esa es mi idea de por qué hacerlo ahora para niños.

¿En qué parte del proceso va ese libro para niños?

— En el cero (risas), apenas voy a empezar. En enero entro a grabar disco y terminando me pongo a trabajar en ello. No sé cuánto me vaya a tardar, pero de que le voy a echar todo, es un hecho, ya tengo toda la idea en mi cabeza, simplemente debo esquematizarla bien. 

¿Entonces para 2017 habrá segundo disco en solitario de José Madero?

— Así es, eso ya está confirmado. Todo será producido por mí, con canciones mías, para seguir apoyando el proyecto de mi carrera en solitario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo