“Esta carrera requiere de resistencia”: Jason Bateman

El actor estadounidense regresa a la pantalla grande con Fiesta de Navidad en la oficina, que se estrena este fin de semana en México

Por Gabriela Acosta

Jason Bateman ha hecho de la comedia, un género aliado de vida. Aunque su carrera comenzó con proyectos en drama en cintas independientes, ahora ha logrado acaparar la pantalla grande con filmes que provocan carcajadas al espectador.  El actor estadounidense de 47 años disfruta cada trabajo que hace para el cine y la televisión; además este viernes se estrena en la cartelera mexicana, el filme Fiesta de Navidad en la oficina, que protagoniza  junto a Jennifer Aniston, con quien ya había trabajado en Horrible Bosses.
El actor originario de Nueva York habla de esta comedia dirigida por Josh Gordon y Will Speck, que se suma al listado de filmes bajo este tema, pero él asegura que el mayor reto fue no caer en los clichés.

¿Elegir una comedia se vuelve complicado?
— Sí. No es hacer cualquier comedia, hay que tener un tono peculiar pero sobre todo debe ser inteligente y novedosa. Esta historia, este guión, el concepto es muy dependiente de un conjunto. Creo que el estudio sabía que tenían algún material que era muy amplio, muy alto concepto, y probablemente para compensar todo, tenían que hacer algo muy interesante con el casting, y por eso se ve un elenco tan extraño e interesante.

Son muchos actores y extras, ¿cómo mantener la concentración?
— Creo que es sólo eso. Para mí, trato de prestar atención a lo que todo el mundo está haciendo cuando estoy trabajando en cualquier proyecto. Intentas averiguar qué parte deberías estar actuando, porque quizá me toca estar serio cuando todos ríen, es como un reloj…todo deber ser muy exacto.

¿Te diviertes al actuar?
— Oh, absolutamente, es lo mejor que puede pasarme.  Puedo decir mis líneas un millón veces y no me canso o aburro. He realizado casi 90 trabajos en cine y televisión y puedo asegurarte que tengo el mejor trabajo del mundo.

¿Algún tropiezo en tu carrera?
— En la vida hay aciertos y errores; en mi trabajo no es la excepción, ya que hay algunos proyectos que no me gustaron del todo, pero los agradezco porque forman parte de mi formación. Ya son más de 30 años de estar en un medio muy complicado, que requiere de mucha resistencia. Realmente estoy muy orgulloso de todas las películas.

Vuelves a trabajar con Jennifer Aniston, ¿son una pareja especial?
— En esta comedia somos más cercanos, en el sentido de que es mi centro de gravedad. Es una actriz que no deja de sorprenderme, es divertida y dispuesta a hacer cosas diferentes, ella es una comediante muy natural.

¿Cómo hacer una cinta navideña sin caer en clichés?
— Queríamos alejarnos de algunos de los clichés, sobre todo en no mostrar a Jennifer (Aniston) como un grinch o la mala que quiere acabar con las fiestas navideñas.  Lo curioso de esta fiesta de Navidad en la oficina, es que es la más loca que he visto. Tomaron las historias de todo el mundo de Navidad y las pusieron en una sola película.

¿Cómo es tu Navidad?
— Es un momento muy emocionante para mó, la paso en casa con mi esposa e hijos. Tengo que confesar que me vuelvo niño, además me gusta pasar  horas abriendo los regalos, nunca puedo hacerlo de manera rápida. Soy un hombre que disfruta su hogar, y la Navidad es una gran época para nosotros.

¿De qué se trata Fiesta de Navidad en la oficina?
A Clay (T. J. Miller) las cosas no le van bien a nivel profesional. Su estirada hermana, Carol Vanstone (Jennifer Aniston), CEO de la compañía, amenaza con cerrar su sucursal, así que Clay, gerente de dicha oficina, decide organizar una fiesta navideña épica para intentar conseguir a un nuevo cliente. Pero no contaba con que la fiesta se saliera de control.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo