Grammys 2017 un reflejo de la diversidad y amor por la música

Anoche se llevó a cabo la 59a entrega de los premios Grammy a lo más destacado en la música en 2016 en un ambiente de unión, diversidad y resistencia. Los Grammys 2017 fueron de Adele.

Por Lucia Hernández

Bajo la divertida conducción de James Corden, en el Staples Center de Los Ángeles, se llevaron a cabo los premios Grammy 2017, los cuales se caracterizaron por la diversidad tanto musical, como racial y de géneros.

“Esta noche no se trata de moda, se trata de la música. De cómo nos inspira. En este momento nuestras voces se necesitan más que nunca”, pronunció Jennifer Lopez antes de presentar el premio a Mejor artista nuevo que se llevó Chance the Rapper.

  Llamó la atención que los integrantes de 21 Pilots, Tyler Joseph y Josh Dun se quitaron los pantalones antes de subir a recibir el premio por Mejor dúo o grupo. “Cuando empezábamos y no teníamos dinero para grabar música, nos juntamos a ver los Grammy juntos y estábamos en ropa interior. Entonces nos prometimos que si algún día ganábamos un Grammy, lo recibiríamos así, sin pantalones”. Dicha declaración se llevó un estruendoso aplauso por parte de los asistentes.

Katy Perry presentó su nuevo sencillo, Chained to the Rythm acompañada por Marley. La cantante llevaba un traje blanco con una banda en el brazo en el que se podía leer Resite y al terminar la canción con una imagen de la Constitución de Estados Unidos, dijo “¡No al odio!”, mientras se tomaba de la mano con Marley.

Por su parte, la cantante Beyoncé dio un discurso y una presentación inspiradas en la maternidad. “Es importante para mí mostrarle a mis hijos imágenes que reflejen su belleza. Primero a través de su familia, así como de las noticias, de los Juegos Olímpicos y de la Casa Blanca… Que nunca duden de que son hermosos, inteligentes y capaces”, pronunció.

Al recibir el premio como mejor álbum del año, Adele dedicó unas palabras para Beyoncé, quien la inspira todos los días y cuyo álbum Lemonade lo considera una obra maestra. Además recordó, entre lágrimas, que cuando recibió el premio Grammy por su álbum 21, estaba embaraza sin saberlo.

Las fallas técnicas

La noche demostró las imperfecciones y dificultades que enfrenta un programa en vivo.

Desde un John Travolta que no logró leer lo que decía el teleprompter al presentar la participación de Keith Urban con Carrie Underwood, hasta la presentación de Adele en el tributo a George Michael que tuvo que repetir por un error, “Perdón, esto es muy importante para mí y no quiero hacerlo mal, tenemos que volver a empezar”, dijo la británica.

Además al momento de una de las colaboraciones más esperadas de la noche, Lady Gaga y Metallica, en la primera parte de Moth into Flame, no se escuchó la voz del vocalista James Hetfield.

Los mexicanos premiados

Durante la pretransmisión de la ceremonia estelar del Grammy, Jesse y Joy ganaron en la categoría de mejor álbum pop latino por su producción Un besito más, que grabaron para honrar a su recién fallecido padre.

“Nos sentimos orgullosos, honrados y supercontentos. Esta es nuestra segunda vez nominados, y la vez pasada no ganamos, pero no tuvimos que esperar hasta el tercer disco”, anotó Joy.

Por su parte, Vicente Fernández recibió el Grammy al mejor álbum regional mexicano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo