Damien Chazelle aprovecha las oportunidades

Es el director más joven en obtener un premio Óscar con La La Land y habla sobre lo que implica atraer todas las miradas

Por Gabriela Acosta

Damien Chazelle no gusta de hacer planes a largo plazo, prefiere vivir todo al instante. Su vida ha dado un giro drástico y desde hace meses su nombre e imagen da la vuelta al mundo; a pesar de no ser un principiante, es ahora cuando la fama lo persigue, sobre todo por los premios que ha recibido La La Land, el filme que dirigió y está protagonizado por Ryan Gosling y Emma Stone.

El cineasta estadounidense atrapó la atención de la Academia de Hollywood y pese a los que no veían como una potencia de cinta, tuvo el descaro de enfrentar a la a industria, con los musicales.

El domingo por la noche, de seguro, Demien Chazelle estuvo cargando sus premios Óscar de fiesta en fiesta; además hizo historia, al ser el director más joven en obtener un premio de la academia.

Tener un premio en la mano, ¿te permitirá realizar esos proyectos que tendrías enlatados?

— Podrías decir que sí. Soy un músico frustrado que ve en los musicales la mejor manera de sacar esas emociones sonoras.

Me costó mucho trabajo que se interesaran por  Whiplash (2014), incluso traté de vender su musical a un Hollywood que tardó en interesarse en el concepto que presentaba.

Es ahora cuando comienza mi  idilio con Hollywood, en el que hay amor, orgullo y respeto.

¿Sientes que esos rechazos que tuviste son ahora una victoria?

— Eso siento, la verdad cada que me rechazaban un proyecto era como un golpe, pero nunca me di por vencido.

Tengo a gente que ha creído en mí y siguen cerca, lo curioso es que a partir de los premios y nominaciones, los que me dijeron que no, ahora me buscan para hacer algo. He entendido que así es el proceso en esta industria del cine.

¿Te agrada tener las luces sobre ti?

— Todo lo veo como si fuera un musical, así es más fácil. El hecho de que ahora La La Land tenga más atención, no significa que en lo personal haya cambiado.

Es cuando uno mira hacia atrás y te das cuenta que el no ser tan pretensioso, ayudó a que los sacrificios y la paciencia rindieran frutos.

Estoy feliz por esta película, sobre todo porque fui capaz de hacerla como la imaginé.

¿Podríamos decir que vives un momento de fantasía?

— Me gusta combinar las emociones con la realidad. Los musicales son mi pasión, disfruto desde lo que se hace en Broadway hasta la televisión y el cine.

El mayor reto en mi trabajo es atraer a nuevas generaciones a este género; la verdad es que hay mucha que está ansiosa y dispuesta a dejarse sorprender por este tipo de cine.

El musical tiene algo especial que ningún otro género puede expresar, es fantasía que se siente de otra manera.

Creo que hoy las cosas son un poco diferentes a los musicales de antaño, deben estar cargados de realidad, para generar una reflexión.  Para mí, generan una magia que une el arte, la música, la danza y el corazón.

¿Crees que los premios dan algún tipo de poder?
­

— Se vuelve uno más consciente del trabajo. Estoy en el momento de no perder las oportunidades.

Hay posibilidad de hacer realidad varios proyectos y esa sí es una buena arma para un cineasta; los premios te ponen bajo los reflectores y depende de cada uno sacarle provecho.

Lo que prepara

Damien Chazelle trae entre manos el filme titulado First man, que es un drama biográfico y es protagonizado por Ryan Gosling.

Es la mirada en la vida del astronauta Neil A. Armstrong en su legendaria misión al espacio y que lo convierte en el primer hombre en pisar la Luna.

Está basado en el libro  A look at the life of astronaut  de James R. Hansen con la adaptación de Nicole Perlman.

La película se encuentra  en  la etapa de preproducción.

 

Contenido relacionado:

Loading...
Revisa el siguiente artículo