Nunca quise ser actriz: Gal Gadot

La actriz israelí está a punto de deslumbrar con uno de los personajes más esperados del año, sin embargo ella afirma ya tener el más importante de su vida: ser mamá.

Por Lucia Hernández

Nació y creció en Israel, Gal Gadot inició su carrera como modelo e hizo su debut en cine para la cuarta entrega de Rápidos y Furiosos que la llevó a robarse roles más protagónicos en la quinta y sexta parte. Además apareció en la cinta “Keeping up With the Joneses” que este mes ya se encuentra a la venta y renta en plataformas digitales.

Por si fuera poco, Gadot estrena este año “Wonder Woman” y tendrá participaciones también en “Justice League”.

Eres una mujer fuerte y atlética que además sirvió para el ejército israelí, ¿eso te ayuda ahora para las escenas de acción?

— Sí. Yo trabajaba como una instructora de PE en el ejército pero tomé los entrenamientos de cualquier soldado. Me encantan las escenas de acción como las que tuve en “Keeping up with the Joneses” pues ya traía también un buen entrenamiento con lo que hice en “Fast and the Furious” y con “Wonder Woman”. Para mí es divertido. Me gusta usar mi cuerpo como una herramienta de mi desempeño como actriz.

¿Crees que serías una buena espía?

— La verdad es que soy demasiado cobarde para ser una espía. En la vida real no soy tan fuerte como lo soy en las películas (risas). En mi vida real nunca me pararía sobre un auto en movimiento para dispararle a alguien y jamás usaría armas como las uso en las películas.

Justamente en “Keeping Up with the Joneses, sacaste tu vena cómica, ¿cómo fue eso para ti?

— Jamás lo había hecho y me gustó reírme de mí misma y hacerme la tonta. Además canalicé mi lado sarcástico.

KEEPING UP WITH THE JONESES

¿Siempre quisiste ser actriz?

— No, para nada. Nunca he planeado nada de lo que me ha pasado pero desde la primera vez que experimenté la actuación supe que es lo que quería hacer y me siento afortunada de trabajar y hacer lo que amo.

¿Cómo te iniciaste en la actuación?

— Estaba estudiando Derecho Internacional en la universidad cuando mi agente me llamó y me dijo que un director de casting en Londres estaba buscando a la nueva chica Bond y que quería verme. En ese momento pensé, “No voy a ir, no soy una actriz y el personaje es todo en inglés. Además estoy estudiando ahora”, pero mi agente me dijo: “Sólo ve a la audición por respeto al director porque ella realmente quiere verte”. Fui sin expectativa alguna de obtener el personaje. Solo fui con actitud de “gracias por pedirme que viniera”. Después me volvieron a llamar varias veces e incluso hice una prueba a cámara. Nada pasó y no obtuve el rol en Bond pero toda la preparación me hizo darme cuenta que realmente disfrutaba actuar. Empecé a trabajar con un coach de actuación y le dije a mi agente en Israel que si había algún personaje me avisara. Un mes después obtuve mi primera oportunidad en la televisión israelí. Tres meses después, ese mismo director de casting me pidió una prueba para “Rápidos y furiosos” y el resto es historia. De eso fue hace ocho años.

¿Qué tan emocionante fue obtener el rol de la “mujer maravilla?

— Fue impresionante y estoy muy agradecida y feliz. La Mujer Maravilla es la mujer ideal, ella no tiene límites en términos de género. Ella es una gran modelo a seguir. Estoy muy feliz de poder personificarla en la pantalla grande.

Además luces bien en cualquiera de tus personajes…

— La apariencia es un apoyo, no lo es todo. Si te ves bien pero no ejecutas tus diálogos adecuadamente y no eres amable, la apariencia no te sirve de nada.

¿Siempre estuviste consciente de tu buen aspecto?

— Nunca le puse atención a mi apariencia. Tengo un grupo de siete amigos que nos conocemos desde los ocho años. Todos y cada uno de mis amigos es hermoso por lo que eso nunca fue un tema mientras crecíamos. Todo lo que me preocupaban eran los deportes y la escuela. El modelaje fue algo que sucedió sin que lo provocara.

¿Crees que los estándares de moda y belleza están cambiando para las mujeres?

— Sí. Creo que todo se trata de ser más atlético y fuerte en estos días, menos delgado, menos flaco, lo cual es bueno.

KEEPING UP WITH THE JONESES

¿Cómo describirías tu propio estilo?

— Soy muy casual. Mientras estoy trabajando los profesionales se encargan de mi maquillaje y peinado pero en la vida real uso muy poco maquillaje y es todo. Uso ropa con la que me sienta cómoda que se vea casual y cool. No uso tacones.

¿Algún sueño grande?

— Seguir actuando y trabajar en proyectos que me emocionen. Además de eso me gustaría que la gente esté sana y sea feliz. No más guerras, no hambruna en el mundo, ¡sólo paz y amor! (risas). Perdón, eso sonó muy “Miss Israel” en certamen de belleza pero de verdad lo siento. Quisiera ver paz en el mundo.

Tú y tu esposo tienen una niña pequeña, Alma. ¿Qué tan desafiante es combinar la maternidad, con la vida familiar y la actuación?

— La maternidad es lo más importante y el personaje más asombroso que he tenido en mi vida. Mi hija Alma me equilibra. La maternidad es todo para mí. Hace que ponga todo en una perspectiva saludable. Me motiva ser un buen modelo a seguir para mi hija. Es importante mostrarle que su mamá trabaja y ama lo que hace. Mi esposo es muy solidario, es increíble. Viajamos juntos todo el tiempo. Somos como una familia de gitanos y lo disfrutamos. Somos ciudadanos del mundo.

¿Cómo afrontarás la fama mundial que llegará cuando Wonder Woman salga a la luz?

— Tengo a mi familia para que me mantengan con los pies en la tierra. Amo lo que hago y estoy agradecida por mi trabajo y realmente lo disfruto pero mi prioridad ante todo es mi familia. Eso es lo que me mantiene centrada. También soy una persona agradecida en general. Soy una persona que ama a la gente y no doy nada por sentado ni nunca lo haré.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo