Alexandra Park: Ser una princesa de ficción es lo mejor

Alexandra Park interpreta a la princesa Eleanor en la serie “Royals” que transmite su tercera temporada en el canal E! en donde se narran las peripecias de la familia real más fabulosa e inmoral de la televisión.

Por Lucia Hernández

El final de la tercera temporada de The Royals se transmitirá este sábado 6 de mayo a las 16 horas por E! Entertainment.

¿Cómo ha sido la experiencia de interpretar este personaje?

—Es asombroso. Interpretar a la princesa Eleanor ha sido un sueño hecho realidad para mí. Desde que grabamos el piloto, hace algunos años, siempre respondía a esta pregunta de la misma forma: si pudiera escoger dentro de los cientos de miles de personajes que hay en el mundo, siempre escogería a Eleanor porque es una mujer fuerte y femenina que al mismo tiempo tiene defectos y comete muchos errores. Es vulnerable, constantemente se está metiendo en problemas, y no se toma a ella misma tan en serio. Frecuentemente está tratando de hacer lo correcto y de aprender para ser mejor cada día. Ella no tiene miedo de decir lo que siente y creo que todas esas capas la vuelven un personaje tremendamente atractivo para una actriz. Es un personaje maravilloso para interpretar y me encanta hacerlo.

¿Te gustaría ser una princesa en la vida real o ser parte de la realeza?

—¡No! Definitivamente no. Digamos que soy muy feliz de interpretar a alguien parte de la familia real pero me gusta la posibilidad de ir a casa, quitarme todo el maquillaje y el vestuario y ser yo misma. Creo que aunque ser de la realeza podría ser algo bastante cool también podría ser muy limitante porque para empezar no podría dedicarme a la actuación o bien vivir la vida como a mí me pareciera. Creo que todas las princesas viven una vida prediseñada para ellas y a mí me gusta la opción de descifrar las cosas conforme vayan sucediendo, de experimentar diferentes cosas, y de aprender las cosas que voy necesitando. Creo que además involucra mucha responsabilidad que me gusta dejar en el set toda vez que salgo de ahí.

¿Qué consejo le darías a la princesa Eleanor?

—No lo sé, creo que sería que confiara un poco más en la gente. Ella tiene muchos problemas en confiar en la gente y rara vez permite que vean quien realmente es pero creo que al final de la primera temporada mejora un poco en ese aspecto. Creo que el consejo sería que se relajara un poco y se dejara ayudar más, además de abrirle su corazón a la gente buena.

¿Cuál es la parte más emocionante para ti de este proyecto?

—Que nunca sabemos qué le va a pasar a la princesa. Cada vez que me llega un guion de un nuevo episodio, es realmente una sorpresa para mí en los líos que se va a meter, o cómo va a terminar, a quién va a conocer, cómo va a reaccionar ante ciertas cosas. Al ser un personaje en cierta forma misterioso, mucho del proceso para mí también es dejarme sorprender por las cosas que va viviendo en cada episodio. Es impredecible, no tiene ni un segundo de aburrimiento. Además he aprendido de la vida por las cosas a las que ella se enfrenta y la forma en la que lo hace.

¿A qué crees que se deba esa obsesión de la gente por saber de la familia real británica?

—Oh sí, incluso yo estoy obsesionada con la familia real. Creo que se debe a que es el balance perfecto de locura, drama, glamour, fama, poder, peligro y todas estas cualidades intocables ademas del misterio que representa para el resto de la gente. Pero la familia real es una familia verdadera, con relaciones entre ellos, con personas vulnerables y problemas que cualquier familia enfrenta todos los días. En la serie se presenta una familia que es verdadera y con la que cualquiera se puede relacionar aunque sean parte de la realeza, porque al final del día son hermanos, primos, hijos y desde el principio, el objetivo de la serie fue crear una historia así: de una familia real que es realeza.

¿Cómo es el ambiente en el set?

—Somos una verdadera familia. Elizabeth, Tom, William, Jake… son mi nueva familia, son maravillosos. Son actores muy talentosos y muy inteligentes. No hay un solo “pero” que pondría respecto al ambiente y la relación que tenemos todos en el set.

¿Tomaste alguna referencia de los verdaderos personajes de la realeza para tu interpretación?

—No, para nada. Nunca lo he hecho. La familia real que se presenta en la serie es completamente ficción. Quizá algunos de los sucesos sí sean cosas que pasan en el mundo, o incluso quizá en las familias de la realeza pero no son referencias directas. Y en el caso de Eleanor es un personaje completamente independiente de lo que sucede en el mundo real. Más bien es una combinación de las mujeres complicadas pero maravillosas que he conocido en mi vida pero no de algún personaje de la familia real. Y me gusta que sea así, que me de la libertad de aportar algo de mí misma a que sea una representación de algo que ya existe.

¿Cómo describirías tu estilo personal?

—Muy relajado. Soy una chica de jeans y camisetas. Es lo opuesto a lo que usa la princesa Eleanor. No sé si debería llamarme a mí misma una tomboy pero soy más de usar prendas casuales. Amo las botas, los tenis y las chamarras de piel. No uso vestidos muy a menudo ni minifaldas, no soy tan cool como Eleanor, desafortunadamente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo