Guy Ritchie y Charlie Hunnam Reviven la leyenda arturiana

Después de año y medio de retraso, la cinta “King Arthur: Legend of the Sword” por fin encontró un espacio en las abarrotadas carteleras cinematográficas.

Por Lucia Hernández

Bajo la batuta de Guy Ritchie y su particular estilo para contar historias, llega un nuevo Rey Arturo interpretado por Charlie Hunnam.  Sobre esta cinta y su particular visión de la historia el actor y el director charlaron con Publimetro.

Tuviste un lindo y sutil cameo en la película

Guy Ritchie: ¡Oh! Qué gusto que lo notaras. La verdadera razón para eso es que aunque no lo creas, en esta tipo de películas, llega un punto en el que se te acaban los extras. Y entonces empiezan a aparecer a cuadro los diseñadores de producción, los de escenografía y cuando te das cuenta yo era la única persona que no había aparecido a cuadro y por eso terminé haciendo esa toma. Curiosamente, cuando llegó la edición final, muchas de las otras tomas se perdieron y la única que quedó fue la mía (risas). Yo también quería que sacaran mi escena y fue una sorpresa para mí verme en el corte final.

 

Y David Beckham también tiene su momento…

GR: Sí, bueno su caso es diferente. Él estuvo en la última, en “The Man from U.N.C.L.E” de una forma muy discreta y para ésta tiene una participación más prominente. Creo que está bien involucrarlo en mis proyectos, no de una manera muy escandalosa pero siempre es un buen detalle cuando el público lo ve en una escena.

 

El universo que presentas en la película es realmente multiracial. ¿Es como un reflejo de esa época o tu intención es mostrar esa diversidad en pantalla?

GR: Hay dos razones. Principalmente es que estamos en una Inglaterra post románica y era una territorio muy internacional, porque está lidiando con todo lo que dejó el imperio.

El imperio desaparece y esa mezcla de todos los que estaban imvolucrados con el imperio se disipa y te acercas mucho al imperio romano, para ser un crew muy internacional y eso le habla a las audiencias contemporáneas y la coartada es muy fuerte por definicion y la hace mas accesible a las audiencias contemporáneas

 

Charlie, ¿cómo fue el trabajo para ponerte en forma para el personaje?

CH: Hice mucho entrenamiento orientado a acción y pelea, pero hay un beneficio secundario cuando aparte de estar bien físicamente te ayuda a tener un elemento psicológico y emocional para el personaje.

 

¿Es difícil ser percibido por como te ves? ¿Tienes que trabajar extra para demostrar que eres un ser profundo y buscar trabajo fuera de como te ves?

CH: Obviamente sé que ser guapo ha ayudado a crear oportunidades por el medio en que trabajo, pero no creo que el look realmente te lleve muy lejos, te ayuda a poner un pie en la puerta pero debes de demostrar que tienes algo más para pasar de ahí.

GR: ¿Por qué no me preguntan eso a mí? (risas)

 

Guy, ¿tuviste limitaciones para los cambios que le hiciste a la leyenda? O te sentiste libre para hacerlo?

GR: Creo que debes empezar con la hoja en blanco, debes encontrar la esencia de la narrativa, como Beowulf, el Rey Arturo, es el mismo camino esencialmente, pero a medida que te mantengas fiel a la leyenda original puedes tener licencias creativas para empezar otra vez, si no estarías haciendo la misma película una y otra vez y nadie quiere hacer eso, el reto principal para mi como escritor y director es crear un mundo que creo encontrarás entretenido como a mí me parece.

 

¿Cuál fue la escena más retadora que te forzó a tener un camino o método más creativo?

GR: Hay muchas escenas de hecho, es difícil ser específico en una escena en particular porque hay muchas y crees que tienes todo en orden y de repente te das cuenta que no es tan entretenida como pensabas que era, y mirando para atrás, tienes que tener una metodología efectiva para que las escenas duren lo que necesitas y sin perder dinero, porque gastan medio millón de dólares para crear un mundo para que de repente digas “ahh no me gustó”

¿Qué tan importante fue representar las clases sociales de ese tiempo? Porque Arturo es como el desvalido en la sociedad y de ahí sube.

GR: Es la historia de cualquier hombre, es la esencia de la narrativa. Si crees que tu posición te hace más importante como ser humano, es una mentira. Esa mentira es la razón de que la humanidad no sea amable con los demás, porque cree que es alguien en la piedra más alta de ese sistema.

CH: “Solo los tontos creen que merecen el respeto debido a su estación”.

 

¿De dónde es esa frase?

CH: No lo se, tenia un libro de frases , cuando era niño apuntaba todas las frases que me parecían elocuentes o inteligente.

GR: Pero hacen sentido ahora esas frases. La idea misma de la ascensión de Arturo desde abajo hasta llegar al trono y sigue siendo exactamente el mismo hombre con el mismo valor antes de tener el poder, la ilusión del poder es que es así, pero mientras se mantenga anclado a ese origen humilde, entonces puede mitigar todos los peligros de la grandiosidad y confiar en la opinión que los demás tienen de ti.

CH: Guy sabe mucho más, secundo lo que dijo.

 

Cuéntanos más del proceso creativo, ¿cómo encuentras el tono correcto de la historia?

GR: Justo ese es la experiencia creativa. Es que no hay nada más que encontrar la tonalidad. Es encontrar cuál es la frontera consistente en la manifestación creativa, no hay otro reto, todo lo  demás es fácil, es un paso a la vez, pero esta es una conversación continúa un diálogo constante, ves el guión y piensas, ¿es muy chistoso? ¿es inconsistente con el guión?, ¿te saca de la historia? Porque puedes tener cosas exóticas, que sean inconsistentes con la trama pero al mismo tiempo tienen que ser consistentes con la historia, porque si no sería una película aburrida y demasiado homogénea. Debes buscar la forma de no ser demasiado predecible. Debes encontrar la manera de tener todos los elementos balanceados, es malabarear todo el tiempo, es mi principal preocupación y la preocupación de los actores, ¿cuál es la consistencia de mi tono? Explicame quien soy y por que esta narrativa es consistente. Entonces, toda la creatividad, como yo la veo, es sobre consistencias divertidas en un tiempo determinado.

 

CH: Y justo una de las mayores preocupaciones y la mayor parte de nuestras preguntas eran referente a esa consistencia del tono. Esta cinta era más ambigua que la mayoría porque estábamos tratando de lograr muchas cosas. Entonces empiezas a filmar con una escena que aisladamente podría tener más humor o más intensidad. Siempre es un desafío durante las primeras semanas de filmación descubrir ese hilo conductor y para mí al iniciar la filmación de esta película fue el mayor reto y en ese momento el cineasta es el elemento más significativo para establecer ese tono y explicártelo pero luego cada actor que llega tiene su propia parte en interpretarlo. Y creo que para quienes llegaban a media película con algún rol secundario y tenían que integrarse a la dinámica que ya teníamos los que estábamos desde el principio fue aún más complicado. A todos nos tomó un tiempo dominar el tono de Guy.

 

¿Tienes algún método para preparar tus personajes?

CH: Para ser honesto nunca estudié actuación. Estudié cinematografía, teoría e historia del cine. Así que realmente solo sigo mis instintos para encontrar lo que sea apropiado y contribuya a la historia. Siempre me pongo muy nervioso cuando la gente empieza a hablar de métodos y técnicas porque no sé cuáles son las reglas o la teoría de la actuación. En la última película que hice, “The Lost City” por ejemplo, ahí sí intenté aislarme un poco porque toda la narrativa de la película era acerca del aislamiento, el sacrificio y la soledad y los conflictos que vienen al compartir tus propias aspiraciones y los obstáculos que vienen una vez que decides perseguir tus sueños. Entonces para esa cinta, apagué mi teléfono y me desconecté de todo para realmente percibir esas sensaciones de soledad. Pero por ejemplo, una de las cosas que más se me han grabado que ha dicho Daniel D. Lewis es que explicó que la única razón por la que hacía todo lo que sabemos que hace para preparar un papel es porque no se considera tan bueno. Si yo pudiera solo llegar al set, como le hace Ron Perlman que es increíblemente talentoso y no hace nada de tarea. El tipo llega al set y pregunta, qué escena vamos a filmar y se la explicas y en cuanto empieza a rodar la cámara lo hace fantásticamente. Yo no tengo la habilidad para hacer eso. Yo necesito prepararme y llegar al set con un plan de acción.

 

Guy, ¿estás listo para recibir la crítica por la falta de un personaje femenino en la película?

GR: Y sin embargo, la película le gusta mucho a las mujeres. Pero bueno, la razón por la que no incluí una co protagonista es porque no quería que fuera una simple distracción romántica de la trama.

CH: Algo que debemos decir es que todos nos sentimos con un enorme apetito por continuar la historia y hay un enorme potencial de lo que está por venir. Esta cinta en realidad solo es el principio de una trama en donde hay personajes femeninos fuertes que se merecen más tiempo para desarrollarse y brillar.

GR: Creo que entiendo perfectamente la dinámica entre los hombres y una de las cosas que siempre trato de hacer es capturar al personaje que es lo suficientemente masculino como para permitirse ser vulnerable. Además considero que una de las razones por las que las mujeres disfrutan ver este tipo de cintas con tantos personajes masculinos y que pueden vincularse con ellos es que no los encuentran amenazantes y que tienen un componente femenino intrínseco.

 

¿Y ya tienes claro hacia dónde continuar la historia?

GR: Sí, sabemos exactamente hacia dónde queremos ir solo esperamos tener la suerte de poder continuar con la historia. Algo increíble de la leyenda arturiana es que es tan rica con tantos ingredientes que sabemos lo que queremos hacer con esos ingredientes, solo queremos que mucha gente vaya a ver esta película para que podamos hacer otra.

 

¿Te pones nervioso previo a un estreno?

GR: Siempre me pongo muy nervioso. Sobretodo porque en este caso, los siguientes años de mi carrera dependen de los próximos dos o tres fines de semana. Además porque justo cuando quisieras irte de vacaciones a alguna isla desierta, tienes que hacer lo opuesto, pasas tus días hablando de la película y discutiendo su potencial entonces tu mente termina sumergida hacia los resultados que esperas obtener.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo