Orange Is The New Black: más intensa que nunca

La quinta temporada de la exitosa serie de Netflix transcurre en tres días marcados por el caos dentro de la prisión de Litchfield. Dascha Polanco, Selenis Leyva y Jackie Cruz nos cuentan más sobre su trabajo como el sector latino de la cárcel

Por Tania Moreno
Jackie Cruz (i), Dascha Polanco (c) y Selenis Leyva (d), el grupo latino de Orange Is The New Black./Netflix
Orange Is The New Black: más intensa que nunca

La quinta temporada de Orange Is The New Black será “la más intensa” hasta ahora, ya que la trama entera transcurre en apenas tres días de completo caos en la prisión Litchfield, señalaron en entrevista para Publimetro las actrices latinas de la serie Dascha Polanco (Dayanara Diaz), Selenis Leyva (Gloria Mendoza) y Jackie Cruz (Marisol “La Flaca” Gonzalez).

“Será la más intensa de la serie, habrá peleas y explosiones”, dice Dascha, quien asegura que, tras los trágicos hechos que cerraron la cuarta temporada, los nuevos episodios explorarán las consecuencias del amotinamiento de las reclusas.

¿Qué aprendieron del mundo de la prisión?

Dascha Polanco (DP): es una pregunta difícil, creo que estamos aprendiendo constantemente.

Jackie Cruz (JC): aprendimos mucho, siento que cada temporada nos educa un poco más acerca de la vida que viven estas mujeres, qué tan corrupta y manipulable puede llegar a ser. Creo que las mujeres ignoran mucho de lo que sucede en estos complejos; esta temporada en específico trata de la prisión como tal, de su estructura, su jerarquía y de cómo el exterior afecta al interior de la prisión, ya sea uniendo o dividiendo a las personas. Veremos si continuamos unidas o habrá algunas que se rindan, va a ser algo muy interesante porque refleja un poco de lo que se vive en Estados Unidos actualmente.

Selenis Leyva (SL): aprendimos lo política que puede llegar a ser la vida en prisión.

Después del final tan intenso de la temporada pasada, ¿qué pueden esperar los fans de ésta?

SL: va a seguir la intensidad y yo creo que hasta más, empezamos exactamente donde terminó la temporada pasada. Honestamente estamos muy orgullosas de que nos hayan dado la oportunidad a nosotras las latinas para poder desarrollar más los personajes y tener un rol principal para esta temporada, yo creo que era necesario, porque veíamos muy poco de las latinas.

JC: es tan intenso que cada pregunta nos hace revivir los eventos de los últimos seis meses.

DP: me siento como una loca, ¡quiero que ya salga para poder desahogarme!

¿Sienten alguna responsabilidad al narrar estas historias que tienen que ver con la política y la sociedad?

SL: yo creo que sí, pero para mí no es tanto eso, yo no me fijo en las responsabilidades de los temas que se abordan, mi objetivo es llegar a la casa y decir: “Hoy hiciste lo mejor que pudiste como ser humano, artista y como madre”, y eso me hace estar tranquila. Algo que me gusta mucho es que cuando terminamos el trabajo me digo a mí misma: “Wow, ¡qué lindo va a ser que la comunidad latina nos vea a nosotras en esta temporada!”.

DP: yo creo que los escritores han hecho algo muy bonito al poder tocar estos temas de una forma indirecta, creo que el poder ser una latina en estos momentos, que se encuentra fuera de la estadística y de los estereotipos es muy importante, no caer en lo negativo; ya llevamos tres premios por nuestro trabajo, creo que debemos demostrar que somos parte del ADN de Estados Unidos.

¿Qué creen que cambió para que las estrellas de las novelas sean mujeres latinas poderosas?

JC: pienso que comenzó con nuestro show, porque nosotras fuimos las primeras, vieron lo poderoso que puede ser un latino en un rol. Imagínate que Univisión es el canal más visto en América, y pues es obvio que nosotros los latinos vamos a querer vernos en la pantalla.

SL: Netflix está rompiendo barreras, y a ellos no les da miedo hacer cosas que nunca se han visto; una mujer en un rol protagónico es algo que va más allá de lo que Hollywood está acostumbrado a hacer, y yo creo que por eso Netflix tiene tanto éxito: mujeres empoderadas es algo que no se había visto.

JC: todos los demás canales están copiando lo que Netflix ha hecho, nosotras hemos demostrado que “We can do it!”, y los demás ahora quieren aprovechar eso y hacer lo mismo.

¿Han platicado con ex convictas para interpretar mejor a sus personajes?

SL: no tanto para los personajes, después del éxito de Orange Is The New Black nosotras empezamos a trabajar con varias asociaciones que apoyan a mujeres que ahora tienen una segunda oportunidad, hemos platicado mucho con ellas y nos han contado historias que me han sorprendido, mucho de lo que pasa en la serie realmente es común; por ejemplo, tener relaciones con los policías y las jerarquías.

DP: la prisión es como la preparatoria, pero en vez de profesores son policías; es muy común, por ejemplo, las relaciones entre reos y autoridad, como en los hospitales uno ve a los doctores con las enfermeras.

¿Cómo han cambiado desde la primera temporada hasta ahora?

Todas: ¡Ahora somos divas! (risas).

SL: creo que nos cambió mucho. Yo como madre soltera ahora puedo darle una vida a mi hija que antes no podía; uno siempre quiere dar más, y tener un trabajo que no sólo te satisfaga económicamente, sino que también lo hace emocionalmente, que llegues al set y digas “Me llena trabajar con estos hombres y estas mujeres”… me encanta que educamos y estaremos en la historia por siempre.

DP: estoy muy orgullosa de haber conocido a un elenco como éste, hemos podido entablar relaciones fuera del trabajo; lo más importante para mí es que me siento libre haciendo lo que amo. Aunque no sea perfecto y a veces frustrante estoy aprendiendo lo que es vivir el momento, tengo la dicha de poder hacer lo que quiero. La vida estos últimos cinco años nos ha llenado de experiencias y muchas de ellas han sido espirituales.

¿Cómo hacen para poder mantener el ritmo de la intensidad y que eso no les afecte fuera del set?

SL: uno nunca sabe cuándo algo lo va a afectar y cómo. Para mí hubieron escenas que fueron muy difíciles y que me afectaron mucho, tanto que incluso llegando a la casa tenía que evitar ciertos temas. Cuando confías en las personas con las que trabajas, puedes llegar a lo más bajo porque sabes que tu compañero(a) está ahí para ti y eso es lindo. Siempre procuro dejar todo ahí y llegar a la casa dejando a Gloria a un lado.

JC: yo algunas veces me llevo a “La Flaca” conmigo, me la llevo en el tren y a veces se me olvida que sigo maquillada y toda la gente se queda mirando. Esta temporada fue diferente para mí, obvio que soy una de las cómicas, pero esta vez fue muy fuerte para mí y, como dijeron anteriormente, a veces uno se lleva estas cosas a casa y tiene que tomar un baño de burbujas para relajarse, a veces estas actitudes pasan cuando estoy con mi novio y él me dice: “¿Qué te pasó?”, y yo simplemente contesto: “Como sea”… es difícil dejarlo en el estudio.

¿Alguna vez imaginaron que iban a tener el éxito que tienen ahora?

SL: nunca lo imaginamos, a veces todavía no lo creemos, no sabemos por qué la gente se nos queda viendo en la calle y, de hecho, cuando todo esto empezó la gente nos decía: “¿Netflix? ¿Tengo que pagar para verte?, u ¿Orange is the new qué?”. Y ahora todo mundo nos reconoce y hemos podido aprovechar esto para ayudar a diferentes causas, como lo que hacemos con la comunidad LGBT, la asociación de mujeres convictas, asociaciones infantiles e incluso en la moda.

DP: también podemos hablar un poco de todos los beneficios que hemos adquirido, como pasar más rápido en los restaurantes o que nos den una copita de vino adicional en los vuelos (risas), es algo muy bueno en verdad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo