Zafarrancho en la audiencia de Marjorie de Souza y Julián Gil

Así transcurrió la audiencia entre Marjorie de Souza y Julián Gil por la custodia y pensión de su hijo.

Por jdsmx
JDS
Zafarrancho en la audiencia de Marjorie de Souza y Julián Gil

El problema legal entre Marjorie de Souza y Julián Gil se ha salido de control en los pasillos del juzgado 12 de lo familiar en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México debido a que medios de comunicación intentan buscar una declaración de la actriz en medio de una salida a los sanitarios del lugar y el público en general buscando saber de quiénes se trata.

En el caso de Julián Gil, a su llegada también fue custodiado por elementos de seguridad y en el intento de conseguir una declaración. Mientras que personal del Tribunal Superior de Justicia prohiben grabar el momento..

La audiencia que comenzó a las 12 del día donde ambos actores disputan la pensión alimenticia de Matías Gregorio, el hijo que procrearon y por el cual se ha vuelto un tema del dominio público, se ha alargado hasta que ambas partes lleguen a un acuerdo por las dos demandas que Marjorie interpuso a su ex pareja con quien no se entendió tras el nacimiento se su hijo.

Previo a la audiencia, a las 11 de la mañana se llevó a cabo la hora de convivencia con el niño que ya está estipulada por el juez en una sala especial del piso 2, sin embargo, el actor no llegó a la cita sino directamente al careo con la mamá de su hijo.

Julian Gil limpia su imagen de no ser violento ni usar drogas ante el juez

Marjorie de Souza tuvo que admitir ante el juez que su ex pareja Julián Gil y padre de su hijo Matías Gregorio, en ningún momento demostró ser una persona violenta ni usar drogas durante su relación ni después del nacimiento del bebé que procrearon por el cual hoy están en disputa ante el Tribunal Superior de Justicia de lo familiar en la Ciudad de México.

“De alguna manera estoy contento porque pasaron muchas cosas pero lo más importante es que ella pudo admitir que nunca me vio siendo violento, ni usando un tipo de drogas, entonces eran acusaciones que de alguna manera no venían al caso y eso hoy me da muxha paz porque era algo que me denigraba como persona”, dijo a JDS a su salida del Tribunal donde estuvo por dos horas frente a Marjorie, quien esta ocasión le tocó una audiencia confesional donde desistió de dichas acusasiones.

El actor argentino, quien lleva un proceso legal por pensión alimenticia que le interpuso De Souza, además de esta otra demanda de la cual salió favorecido, se  mostró contento por haber limpiado su imagen, aunque todavía falta cambiar los tiempos de convivencia con su pequeño hijo que es se una hora a la semana los viernes, por lo que buscará alargar el tiempo además de fijar la parte económica que dependerá de sus ingresos mensuales que hasta el momento no se ha decretado.

“Lo que dice su abogada (de Marjorie) que se me descuenta un 20% eso no ha pasado, que no mienta porque entre más mienta más fuerza me va dar a mí. Esto hay que llevarlo de alguna manera elegante, limpia, con ética”, expresó con un semblante de tranquilidad.

En cuestión si este juicio ha llegado a tomarle odio a la actriz venezolana por la forma en cómo ha manejado las cosas al grado de desmentirse mutuamente en redes sociales, fue claro al decir que ya no siente amor por ella.

“La quiero como madre de mi hijo pero no hay amor”, expresó Julián quien estuvo acompañado de su abogado, su hermana Patricia y su hija Nicole, producto de otra relación.

Julián mencionó que dio aviso al juez que el próximo viernes no vendrá a la convivencia con su hijo por tener un compromiso de trabajo en EU.

Marjorie arma zafarrancho a su salida

Al termino de la audiencia donde Marjorie de Souza no salió favorecida, la actriz fue la última en salir custodiada por elementos de seguridad del lugar y otros particulares quienes la sacaron por la escaleras de emergencia en medio de un griterio entre público y medios de comunicación que intentábamos  conseguir una declaración de lo sucedido en la audiencia.

Sin embargo, la gente que la resguardaba subió al cuarto piso de los juzgados por las escaleras para después bajarla por un elevador de emergencia donde no contaban que había medios esperando y fue donde se armaron los jaloneos.

Marjorie al ver lo que pasaba no supo cómo calmar la situación mientras la seguridad agredia a reporteros que cubrian la nota y al preguntarle que por qué provocaba esto con tanta seguridad solo decía, “yo no los traje, no son míos” dentro de elvador donde se veía sumamente espantada junto a su mamá y su abogada.

Al final, logró escapar por el elevador y llegar hasta la camioneta que la estaba esperando en el sótano del los tribunales, mientras Julián Gil hasta se dio el tiempo de tomarase fotos con sus fans en el exterior del lugar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo