James Mangold: No fue fácil matar a Logan

James Mangold, director de Logan platica con Publimetro sobre el final del entrañable y rebelde superhéroe

Por Lucia Hernández
Cortesía
James Mangold: No fue fácil matar a Logan

Este fin de semana pocos tuvieron la oportunidad de ver en pantalla grande, la versión blanco y negro que se editó de Logan, la cinta con la que Hugh Jackman se estaría despidiendo del personaje que lo acompañó 17 años. Sobre esto, James Mangold, director de la cinta, charló con Publimetro.

¿Fue difícil conseguir que el estudio accediera a hacer una película de superhéroes solo para adultos?

— Sería más sexy decirte que fue una batalla, pero creo que los estudios son conscientes de que algo tiene que cambiar, y hay un interés en la experimentación. Uno puede gastar 250 millones de dólares en una película y encontrar que las audiencias no son siempre tan grandes como lo eran hace cinco o diez años. Además, Hugh y yo estábamos convencidos de que no queríamos hacer la película si no era diferente. Fue realmente así de simple. Así que el estudio se enfrentó ante una opción de hacer la película para mayores de edad y en el tono que queríamos o buscarse a otras personas para hacer la película. Obviamente, eso era más persuasivo proveniente de Hugh que yo (risas).

¿Cómo te sentiste después de haber filmado la última escena de esta película sabiendo que era el final de estos personajes?

— Fue muy conmovedor y todos sentimos la realidad de lo que estaba sucediendo. Aunque para mí como director estando en medio de los bosques en la frontera entre Colorado y Nuevo México con la luz del día disminuyendo mientras filmamos unas escenas muy significativas. Estamos en el último día de producción. Mientras el sol se pone que sé que eso es todo lo que tengo para llevarme al final de la película. Así que mi mente no está en cosas sentimentales. Experimenté las emociones a las que te refieres en Berlín cuando nosotros tres, Patrick, Hugh y yo estábamos sentados uno al lado del otro en un teatro y seguíamos tomándonos de las manos. Nos sentimos muy orgullosos y creo que ellos dos sentían más el final de sus propios viajes en estos papeles en ese momento en el teatro de lo que podrían haber sentido luchando bañados en sangre hasta la rodilla y las hojas secas en la locación.

¿Cuáles fueron las escenas más violentas de filmar?

— Eran un poco menos intensos que cómo aparecen en pantalla pero un poco más de lo que es filmar un número de baile, sin embargo, se sienten igual de fuera de control. Hubo risas en el camino, nos es que nos la viviéramos como en una película de Bergman de 74 días (risas). Somos una familia y parte de la forma en que mantienes tu energía haciendo una película, incluso si es oscura, es tener algunas risas y disfrutar de los demás.

¿Qué te hizo elegir Dafne Keen para el papel de X-23?

—  Han habido tres veces en mi vida, con Dafne incluida, en las que he tenido esta una visión que te hace ver que persona es la indicada para el papel. No pude evitar imponerme en que ella es era justo el personaje que escribí.

¿Cuáles fueron las otras dos veces que sabías que estabas mirando a la persona adecuada para un papel?

— Uno de ellos fue Angelina Jolie en Girl, Interrupted. Entró a leer conmigo en una habitación de Culver City. Cuando las actrices hacen lecturas para las audiciones de las películas hay apenas un par de escenas pero Angie había conseguido el guión entero de su agente y ella leyó las dos escenas requeridas que ella se suponía que iba a leer y entonces levantó la mirada y dijo, ‘¿Quiere continuar? Y leyó todas las escenas que su personaje tenía en el guión hasta el final. Me voló la cabeza leer con Angie. Y, de manera similar, cuando Ben Foster entró y leyó para 3:10 to Yuma. Su opinión sobre el personaje, su conexión, fue increíble.

¿Y eso es lo que sentías con Dafne?

— Vi la grabación de Dafne, que fue enviada desde Madrid, un video hecho con un iPhone que su padre, un actor británico [Will Keen], había hecho con ella. En primer lugar, ella era encantadora, ella estaba escalando alrededor de su casa en las estanterías y saltando al suelo y haciendo volteretas y saltando alrededor. Pero lo que más me impactó fue la naturaleza con la que ella estaba hablando las palabras y haciendo las escenas. Inmediatamente sentí un tremendo alivio porque esa era la mayor duda: ¿quién iba a entrar y hacer lo que se requería de ese personaje a los 11 años? La otra ansiedad inmediata que tuve al verla era cómo iba a convencer al estudio para contratar a esta chica y no mirar a nadie más ni siquiera considerar a nadie más y simplemente ponerlo bajo llave. Eso inmediatamente se volvió mi primer objetivo.

¿Fue difícil matar a Logan?

— Tengo que decir que fue difícil. Pero era la historia. Lo que estábamos haciendo era contar una historia y en el caso de Logan la historia es sobre un personaje que ha perdido buenas razones para vivir. De hecho, incluso la audiencia podría estar esperando que Logan tuviera un descanso. Amo a todos mis personajes en todas mis películas y si alguno de ellos muere quiero que el público sienta la pérdida como yo. Me encanta Logan. Creo que es una extensión increíblemente poderosa de las frustraciones masculinas, en el sentido de poder y debilidad. Me encanta que no le guste ser un superhéroe. Es una carga. La fama es abominable para él y lo hace diferente de otros personajes que podrían estar más dispuestos a volverse una marca con trajes y coches y para asegurarse de que todo el mundo sepa lo que hicieron.

Logan ya está disponible en venta y renta digital. Encuentra la versión Noir en iTunes, Claro Video, Cinépolis Klic, PlayStation y Xbox.

Loading...
Revisa el siguiente artículo