Rinden homenaje a José Luis Cuevas a Palacio de Bellas Artes

Su viuda y sus tres hijas estuvieron presentes en las primeras guardias de honor.

Por Notimex

La carroza fúnebre con los restos del artista plástico José Luis Cuevas llegó cerca de las cinco de la tarde al Palacio de Bellas Artes, con un retraso de más de 50 minutos.

La carroza con las cenizas del artista llegó acompañada de un convoy de tres vehículos, entre ellos una camioneta gris en donde viajaba su viuda, Beatriz del Carmen.

Minutos antes arribaron al lugar en diferentes momentos sus hijas, María José y Ximena Cuevas, seguido de ellas, en otro vehículo, Silvia Lemus, viuda de Carlos Fuentes.

Asimismo, el político Porfirio Muñoz Ledo y el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez, entre otros personajes, así como arreglos y coronas florales de diferentes instituciones del país.

En el interior del vestíbulo principal todo se encontraba listo para despedir al llamado “niño terrible del arte mexicano”; coronas y flores lucen acompañadas de una monumental fotografía del homenajeado al centro del espacio.

La secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda; la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, Lidia Camacho; el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, y Beatriz del Carmen Bazán, su viuda, montaron la primera guardia de honor en torno a los restos del pintor, grabador y escultor.

Tocó a las hijas del pintor mexicano José Luis Cuevas, Ximena, Mariana y María José, realizar la segunda guardia alrededor de la urna de color blanco que resguarda las cenizas de su padre. Al acercarse a la urna, aplausos y gritos de “Vivan las hijas de Cuevas” se escucharon en el recinto, además de un “No están solas”, en alusión a los conflictos familiares que sostienen con la segunda esposa del artista. Incluso ellas mismas impulsaron el grito “Arriba Berta” en alusión a su madre, la primera esposa de Cuevas. 

Momentos más tarde, la secretaria de Cultura tomó el micrófono para dedicar unas palabras a Cuevas. 

“Hoy José Luis Cuevas nos ha abandonado y yo lloro, pero su trabajo, tan amplio como inagotable, y su facultad para mirar tan lejos como pocos artistas pueden hacerlo, no se irán, permanecerán porque, lo sepamos o no, forman parte de nosotros”, pronunció la funcionaria. 

Alrededor de las 19 horas terminó el acto oficial pero aún se encontraban personas en el lugar rindiendo homenaje y montando guardias de honor. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo