Érika Zaba: Que se quiten botas, que se pongan tenis

La rubia integrante de OV7 platica con Publimetro acerca del regreso del 90’s Pop Tour a la Arena Monterrey el próximo 17 de agosto, para el que pide al público asistan lo más cómodamente posible, ya que ofrecerán cuatro horas de espectáculo más “un par de sorpresas nuevas”

Por Daniela Perez

¿Cuál es la expectativa del 90’s Pop Tour desde su inicio en marzo hasta la fecha?

— Ha sido muy divertido trabajar con tanta gente. Ya de por sí, hicimos una gira con Kabah, que éramos muchos en el escenario, ¡y ahora somos 19! De verdad, es muy divertido darle un giro a tu vida como artista. De repente hacer duetos, cantar las canciones de los compañeros, ha sido muy positivo para el público, pero también para nosotros. Estamos felices con el recibimiento de la gente, y más ahora por volver a la Arena Monterrey este 17 de agosto.

¿Cuál ha sido la parte más difícil en esta historia?

— ¡Uy! Hubo demasiadas complicaciones al principio. Primeramente, las agendas, coordinar tantas agendas fue muy difícil. Luego, todos los artistas tenemos diferentes formas de trabajar, diferentes formas de aterrizar las ideas, diferentes coreógrafos, diferentes instrucciones de diferentes directores. ¿Cuál de todos era mejor? No podíamos tenerlos a todos. 

Hasta que nos sentamos a platicar porque teníamos que pensar y tomar decisiones por el bien del concierto, y nos cayeron muchos veintes. Y después de eso, vino la coordinación en el escenario para que quedara todo equilibrado, que todos tuvieran el mismo peso, y lo importante es que lo logramos.

Habrá fans que asistieron al primer concierto y también acudirán al segundo. ¿Han preparado algo para eso? ¿Hay cambios o sorpresas en el espectáculo?

— Es muy difícil que un mismo concierto cambie demasiado. Sería muy complicado cambiar cosas, sobre todo en este concierto porque son demasiados artistas, demasiadas cosas técnicas, no podemos improvisar casi nada porque todo está perfectamente montado y coordinado. Pero Monterrey es una plaza muy importante para nosotros y, como tú dices, ahí presentaremos un par de sorpresas nuevas, un par de momentos que no pasarán en ningún otro concierto más que ahí en Monterrey y que la gente no se las espera. Creo que eso lo hace muy interesante.

¿Qué platican entre ustedes respecto a la duración de la gira, hasta cuándo piensan seguir con ella?

— Al principio, sí habíamos hablado de un periodo específico, pero ya nos ha pasado que ponemos una fecha y luego la aplazamos, así que mejor preferimos ya no decir nada (risas). Es que han salido muchos conciertos, tenemos pendientes alrededor de 18 fechas, son muchísimos para un concierto de este tamaño. Acabamos de regresar de Los Ángeles y volvemos en noviembre a Estados Unidos para cumplir con 12 fechas. Lo que te puedo decir ahorita es que vamos a seguir por lo menos este año y quizá el año que viene, mientras que podamos continuar con nuestros proyectos en paralelo, podemos seguirle hasta que la gente quiera.

OV7 ya se aventó el reto de fusionar su espectáculo con otra banda, y ahora lo hace con siete talentos más, ¿qué podría ser lo próximo para ustedes?

— Pues mira, yo creo que lo próximo sería un nuevo disco de OV7, porque los fans ya nos lo han pedido. A nosotros no nos gusta planear mucho a futuro, nunca lo hemos hecho así porque, cuando lo hemos experimentado, las cosas no salen. Nosotros vamos tomando decisiones a corto y mediano plazo, y ahorita ya estamos buscando canciones para el disco nuevo, ya estamos buscando productores y estamos viendo los que podrían ser los nuevos vestuarios. Podemos seguir con ambas cosas, eso lo hacen muchos en todo el mundo, andan de gira y aparte están preparando disco. Eso se nos antoja muchísimo y nos emociona. 

Ya por último, ¿a qué crees que se debe ese furor que se vive actualmente por los cantantes y música de antes? Los espectáculos más exitosos de hoy son los de las fusiones de cantantes de antes con los éxitos de los ochenta y los noventa.

— Fíjate que es algo que platicábamos nosotros hace poco. Es increíble cómo la nostalgia y la melancolía por recordar tiempos pasados está a flor de piel. Lo veo en los conciertos cuando cantamos las canciones más viejitas, que te hacen recordar tu infancia y adolescencia. Lo que también creo que pasa es que las canciones de hoy, a partir de la globalización y el Internet, con la inmediatez de las noticias y la música de todo el mundo, tienes mucha competencia, tienes mucha información en la cabeza y muchos temas que están arriba y bajan, uno tras otro en todos los países. Y en los ochentas y noventas, sentías un arraigo con tu artista y te casabas con un disco completo, porque lo comprabas y lo escuchabas completo todo el día, en tu casa, en tu coche. Entonces evidentemente dejabas más huella, las canciones no eran tan temporales.

Gracias, los esperamos el 17 de agosto en su regreso a Monterrey.

— Ay sí, a mí me encanta. Me encanta ir a Monterrey, allá tengo muchos amigos, la gente es súper entregada, los regios se han portado increíblemente con OV7 de toda la vida. Y este concierto no se lo pueden perder. Los que ya fueron, regresen. Ah, y váyanse cómodos porque son cuatro horas de bailar. Yo sé que los regios van bien arreglados y ellas van guapísimas, pero de verdad, váyanse cómodos porque es un concierto muy largo.

Ahora se aplica al revés: “Que se quiten botas, que se pongan tenis”…

— (Risas) ¡Completamente! ¡Oye, no lo había visto así! Te voy a robar las frase y la diré en las próximas entrevistas. Claro, quítense botas y pónganse tenis.

El dato: 

17 de agosto a las 21:00 horas será el concierto 90’s Pop Tour en la Arena Monterrey. Los boletos están disponibles en taquillas y por Internet en superboletos.com con precios de 320 a 2 mil 45 pesos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo