La Ley del Corazón, más allá del amor, retrata conflictos de la vida real

En entrevista a Publimetro, Luciano D’Alessandro, Mabel Moreno y Sebastián Martinez cuentan los detalles de esta producción

Por Marisol Orta

La teleserie colombiana La Ley del corazón llegó este martes a la televisión mexicana a través de la señal de paga Telemundo. El proyecto es de 123 episodios y sigue la historia de “Julia Escallón” (Laura Londoño) y “Pablo Domínguez” (Luciano D’Alessandro), dos abogados expertos en derecho de familia, quienes se enamoran justo cuando él se divorcia y ella está a punto de casarse.

¿Cuál es el plus de La Ley del Corazón sobre las demás producciones presentes en televisión?

Mabel (MM): Yo creo que su valor radica en que es una serie sobre la amistad. Todos los personajes son muy amigos y se preocupan unos por los otros. Ese, es un valor que está presente en todo el mundo, hasta en el amor. Todos distintos, se unen en pro de la amistad, del amor por encima de las diferencias.

Luciano (LDA): Van a ver un universo de abogados muy amigable, abogados que además de ser profesionales, son muy humanos. El público no sólo los verá en su papel, sino sentirá una cercanía con ellos porque viven los mismos conflictos pasan cosas muy similares.

¿Cuál es el papel del galán y la princesa en esta producción?

LDA: En televisión ahora hay muchas producciones sobre distintas temáticas, pero en todas ellas también se desarrollan historias de amor. En este caso es igual, no podemos dejar de lado el amor que a todos nos importa. No podemos dejar esa parte tradicional, sin embargo, una de las grandes diferencias es que en La Ley del Corazón la producción, las locaciones, la forma en que filmamos, son muy modernas.

Es una mezcla de lo tradicional, la historia de amor, con el galán que no es tan galán, con una princesa de estrato alto, con problemas que todo mundo también tiene, características muy modernas. Es un producto de contenido que el público demanda, no superficial, que deja un mensaje, más allá si el galán es muy galán o si la princesa es linda.

Vemos que de forma paralela a esta historia de amor también se contarán casos de conflicto y violencia que ocurren en Latinoamérica…

MM: Así es, son conflictos muy impactantes sobre violencia de género, relaciones de pareja, familias en disputa, violencia contra niños y niñas. En fin, no quiero ahondar mucho, pero son historias que suceden en la vida real.

Sebastián Martínez: Son historias complicadas, algunas muy cortas, otras muy largas, pero que hacen sensibilizar sobre lo que ocurre en el mundo y en especial en nuestra región, en America Latina. Muchas de ellas no tienen solución, pero tratamos de cuestionarios sobre qué hubiéramos hecho si viviéramos el caso en nuestras propias vidas. Aquí, tocará al público pensar y decidir cómo hubiera actuado.

¿Alguno de esos casos los conmovió más que otro?

MM: A mí sí, dos en especial. Hay unos que son muy fuertes de violencia y violación contra los niños. Me impresionó mucho la gran cantidad de historias que hay en la vida real. Lo que puede marcar al niño y al ser humano que será después. Ese fue el caso más duro de los que vi. También me marcó mucho la historia de un travesti que luchó por la custodia de su hijo que nunca conoció. Todavía vemos con rechazo a las personas que consideramos diferentes a nosotros. Creo que ese caso te genera muchas preguntas y está bueno no hacerse el loco al respondérselas.

SM: Sí, el caso del travesti fue uno de los más complejos. No podemos contar el final, pero estoy seguro que también los hará reflexionar mucho, sobre cómo somos y actuamos con otras personas. 

¿En qué creen que radica la importancia de contar casos como estos en televisión?

LDA: Más allá de llevarlos al show, creo que lo importante es no callarnos ante ellos. Pasan, las cosas pasan  y muchas veces preferimos no decirlas o ignorarlas, lo más importante es cuestionarse y después actuar, para no continuar con los mismos errores.

MM: Es importante no negar lo que ocurre alrededor. Nosotros como generadores de contenidos tenemos la oportunidad de llegar a mucha gente y con La Ley del corazón el de informar. Los niños, jóvenes y personas en general que consumen proyectos distintos, inteligentes, que los hace cuestionarse sobre distintas problemáticas, quieren proyectos que les dejen esas preguntas, cuestionamientos, no quieren cosas para entretenerse solamente. De ahí la importancia de hablar y presentar casos difíciles, que nos hagan cuestionar cómo reaccionaríamos ante ellos. 

Los contenidos en televisión están cambiando…

LDA: Sí, lo están y me parece que es un gran reto, una de las cosas mas complicadas es cambiar los contenidos, todas las grandes productoras están presentando distintos problemas del día a día, pero también creo que el tema del amor no dejará de existir. Todo seguirá girando en torno al amor, porque esos sentimientos son los que mueven nuestras fibras, los que nos hacen creen que un mundo mejor puede suceder.

Uno pensaría que la figura del galán ya no existe en televisión, pero creo que ha sido una forma de refrescar la forma de presentar el melodrama.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo