Kristen Bell: 'No soy una mamá aburrida'

La actriz estadounidense regresa junto a Mila Kunis, Kathryn Hahn, Susan Sarandon, Cheryl Hines y Christina Baranski en La Navidad de las madres rebeldes.

Por Gabriela Acosta
Foto | Instagram.
Kristen Bell: 'No soy una mamá aburrida'

Kristen Bell es una actriz estadounidense de cine y televisión. Ha sido citada en los medios como una de las actrices que ha popularizado el estereotipo de chica geek.

Ahora, Kristen vuelve como Kiki en la cinta La Navidad de las madres rebeldes, en la que tiene cuatro niños pequeños, por lo que su personaje trata de hacer todo lo posible para encontrar un equilibrio entre la crianza de sus hijos y pasar un “lindo” momento con su esposo.

Para la actriz de 37 años, con dos hijos, las celebraciones pueden convertirse en verdaderas pesadillas, por eso compartió con Publimetro, cómo vive los festejos entre familia.

“Creo que Dax Shepard (esposo) y yo tratamos de evitar el estrés que conllevan los festejos familiares, simplemente, lo tomamos todo de manera ligera. Siempre he dicho que se genera mucho estrés en las fiestas, algo que no debe suceder".

"Es cuando me convierto en una heroína [risas], tipo cómics, y sale esa mamá que su único reto es evitar las presiones, y hacer que todos gocen el momento. No soy una mamá aburrida, y por eso quiero que todos la pasen bien".

"Claro que eso de hacer la comida, preparar a los niños, las visitas y a parte brindar sorpresas genera un gran cansancio, pero sé que al final, mi sillón preferido estará listo para darme el mejor de los descansos”.

En la cinta La Navidad de las madres rebeldes, de repente se observa como dejan de ser mamás y quisieran ser unos chicos que disfrutan de la vida y sus travesuras.

“Disfruto mucho esos personajes que tienen actitudes de chicos, que van por la vida con una cerveza en la mano y corriendo sin una misión en concreto. En el filme, de repente, como mamás queremos dejar todo atrás, liberar la carga y salir a tomar algo para aligerar la vida".

"Ser mamá es algo maravilloso, pero hay que aprender a encontrar un balance para no ahogarnos en todas las funciones que hay que desarrollar con nuestros pequeños, que un día son ángeles y otros, unos diablillos”.

Para Kristen Bell, su esposo, el actor Dax Shepard, se ha convertido en la persona que ha cambiado su forma de ver la vida.

“Es un hombre que me hace reír mucho, está cerca de nuestros hijos y nos reímos de tantas cosas, incluso del trabajo; por ejemplo, a veces en esas charlas le comento: 'me acosté con tu mejor amigo', y soltamos la carcajada".

"Nuestro trabajo implica hacer escenas de todo tipo, incluso acostarse desnudos en la cama con otras personas, y muchos de esos actores con los que trabajamos son nuestros mejores amigos. Somos una pareja muy abierta, estamos dispuestos a pasar por terapias y satisfacer los deseos con la única intención de estar bien”.
La Navidad de las madres rebeldes, secuela de la irreverente comedia El club de las madres rebeldes, reúne de nueva cuenta a los escritores y directores Jon Lucas y Scott Moore.

“Trabajar con Jon Lucas y todas las chicas es como salir con tus buenos amigos y simplemente disfrutar de las locuras que salen de sus bocas. En realidad, es una muestra superficial de lo que verdaderamente puede ser una mala madre hoy en día".

"Además, esta película es mucha más pesada que la primera película, así que eso siempre es una ventaja. Somos las madres más rebeldes de Hollywood [risas]”.

La primera mujer

Kristen Bell aún sigue sorprendida por ser elegida como la primera mujer en conducir los premios SAG, el próximo 21 de enero.

“Hay muchas mujeres en Hollywood que han tomado cada vez más el protagonismo, pero todavía hay ciertas costumbres que quedan por romper. He sido elegida para conducir los SAG Awards, lo que significa que, de todos mis amigos que han sido nominados, voy a elegir quién se lleva el premio".

¿De qué trata?

Secuela de la exitosa comedia de 2016 Bad moms. La Navidad de las Madres Rebeldes sigue a tres madres menospreciadas y sobrecargadas mientras se rebelan contra los desafíos y las expectativas que ponen en ellas para el evento del año: la Navidad.

Como si la organización de unas fiestas más que perfectas para sus familias no fuera lo suficientemente dura, las mamás tienen que hacer malabares, además de crear alegría navideña mientras simultáneamente hospedan y entretienen a sus propias madres.

Al final del viaje, Amy, Carla y Kiki redefinirán cómo hacer que las fiestas sean especiales para todos y descubrirán una relación más cercana con sus madres.

La Navidad de las madres rebeldes. Foto | Diamond Films.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo