Juliette Binoche saborea su madurez

La actriz francesa, a sus 53 años, prefiere trabajar en su país y se ha unido a las denuncias de acoso sexual.

Por Gabriela Acosta
Foto | Getty Images.
Juliette Binoche saborea su madurez

Juliette Binoche, es una actriz que ha logrado tener una presencia continua en el Séptimo Arte, ya sea en el género de comedia, drama o suspenso.

La francesa ha participado en varias producciones, pero prefiere trabajar en su país, donde está cerca de su familia y amigos.

Con muchos proyectos en su agenda, Binoche tiene varios estrenos para 2018, pero este fin de semana llega a la cartelera latinoamericana con el filme Una bella luz interior dirigida por Claire Denis.

Durante la entrevista, la actriz afirmó que trabajar fuera de su país nunca fue un sueño, tuvo que lidiar con muchos personajes que pedían “favores” a cambio.

Isabelle es el papel que interpreta en Una bella luz interior, y que le permitió mostrar a una mujer adulta que sigue en busca del amor.

“Todo mujer es romántica, puede que el amor de tu vida no sea el padre de tus hijos, es entonces cuando buscas, buscas y buscas a esa otra parte que te haga sentir viva. Cuando Claire (Denis) me propuso interpretar a Isabelle, me generó dudas y era un reto hacer a una mujer tan necesitada de cariño".

"Pero el juego de la vida es ir y jugar. Y entonces podemos estar menos heridos o ser diferente, hay cosas que cambian poco a poco y eso se muestra en esta cinta”.

Juliette compartió con Publimetro una especie de analogía entre hacer cine y preparar un buen croissant.

“Siempre he dicho que una buena película, te deja un buen sabor de boca y con ganas de más. Los personajes hay que hacerlos como si cocinaras un buen croissant; es decir, hay que combinar bien los ingredientes, dejarlos reposar y hornearlo hasta que esté listo. Al final, te deja satisfecho y con una pregunta, '¿cómo le habrá hecho para que le saliera tan bien?' [risas]”.

El amor genera varias emociones, en caso de la actriz nos reveló qué tanto ha sufrido en ese tema.

“Creo que en la vida pasamos por todos los estados del amor, de la satisfacción a la decepción, pero como en la cinta, nunca debemos de creer que nunca llegará. Sentimos una confusión interna, pero es una necesidad de vida. Realmente vamos como un corazón perdido, sin pensar en las consecuencias, nos lanzamos a él. Y es en este momento en el que vemos cómo es. Creo que de todos modos, en esta película, en todas las películas, tienes que meterte sin pensar en las consecuencias porque, como actor, no puedo estar afuera".

"Debemos tener el coraje de hablar de cosas extremadamente íntimas y dolorosas, es un regalo para un espectador”, finalizó.

 

Una bella luz interior Foto | Cortesía.

Se une a las denuncias

Juliette Binoche, no ha estado exenta de los acosos sexuales en su carrera, y ante la ola de denuncias entre los famosos, ella decidió exponer su caso.

“Harvey Weinstein es un personaje que me provocó malos momentos a inicios de mi carrera cuando realicé la cinta Chocolat (2001), y él fue el productor. Conozco muchas facetas de Harvey, dado que he trabajado con él en varias ocasiones".

"En esa época nunca me sentí en peligro con él, porque creo que ya estaba armada. La única vez que oí una insinuación sexual verbal por su parte, no me la tomé en serio y respondí inmediatamente con un revés fuera de juego", afirmó recientemente para un diario francés.

En sus palabras

“A los 18 años, un director, para hablarme de un proyecto nuevo, me invitó a cenar. Al final de la cena, se me echó encima para besarme. Creo que aprendí a defender mis sentimientos y mi cuerpo”.

¿De qué trata Una bella luz interior?

Isabelle, madre soltera, artista divorciada con un hijo, busca el amor verdadero, pero sólo va encontrando decepciones.

Adaptación de la novela de Roland Barthès Fragmentos de un discurso amoroso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo