Margot Robbie dispuesta a contar más historias de mujeres

La actriz y productora australiana llega a la cartelera mexicana con la cinta Yo, Tonya; está lista para llegar a los premios Óscar el próximo 4 de marzo.

Por Gabriela Acosta

Margot Robbie mantiene su paso ascendente en el cine, cada uno de sus personajes ha logrado dejar una huella importante en su carrera.

El lobo de Wall Street, La gran apuesta, y la traviesa de Harley en Escuadrón suicida, le han permitido escalar en la pantalla grande y chica.

La actriz australiana tiene una agenda muy apretada entre rodajes y promociones de películas; así como en su faceta de productora.

Desde hace meses ha llamado la atención por su trabajo en el filme Yo, Tonya, que está nominada a tres premios Óscar: Mejor Actriz de Reparto para Allison Janney (que interpreta a LaVona Fay Golden), Mejor Montaje de Película y Mejor Actriz para Margot Robbie.

Durante un receso en sus actividades, la actriz de 27 años, habló de su trabajo como productora y su manera de alzar la voz en temas como el acoso y la equidad de género.

¿Qué fue lo primero que pensaste al leer el guión de Yo, Tonya?

— Cuando leí el guión, no conocía a ninguna de los personajes reales, pensé que todos eran producto de la imaginación de Steven Rogers (escritor), pero cuando comencé a investigar, me di cuenta que Tonya Harding era una mujer más allá del patinaje artístico, y que cada persona tenía una idea distinta sobre ella.

¿Es víctima o villana?

— Ese suceso que conmocionó al mundo deportivo, en el que Tonya fue condenada a cumplir 500 horas de servicio comunitario, pagar una multa de y ser apartada de por vida de la competición provocó una gran polémica.

Mucha gente la consideró la mujer más odiada de Estados Unidos, pero en la cinta se hace un balance entre sus errores, y como logró rehacer su vida.

¿Cuál fue tu primer contacto con Tonya?

— Primero que nada, evité escuchar o hacer juicios. Le mostramos la cinta una semana antes de llegar al Festival de Cine de Toronto, por respeto a ella. Ella no tuvo voz en la película o en las escenas, y eso nos puso nerviosos.

Ella estaba acostumbrada a ver documentales, pero no una película. Al final, verla reír y llorar fue el mejor premio.

Claro que hizo sus observaciones, pero aplaudió el trabajo.

¿La gente olvidó tus personaje anteriores al verte en esta cinta?

— ¡Que bien! Me ha tocado hacer todo tipo de papeles desde una mujer sexy, una rubia tonta, provocativa, malvada, pero con Tonya me involucré sin límites.

Fue un trabajo muy complicado, no sólo tuve que cambiar la apariencia física, sino conocer los gestos de la verdadera Tonya.

Soy una chica de Australia que sabe surfear pero no patinar sobre hielo, así que tuve que aprender lo básico y apoyarme en una doble.

Pasé seis meses estudiando sus modales, su dialecto, su historia, cómo la historia fue vista por las masas en general en ese momento.

Había tanto que podía hacer sin conocerla en persona.

En la cinta señalan que si un hombre hubiera pasado por eso, ¿la historia hubiera sido diferente?

— Creo que sí. Todo estaba en contra de Tonya, desde los jueces que la veían con indiferencia por ser una mujer que había crecido sin una familia, ya que no era la mujer bonita para representar a Estados Unidos.

Los medios la atacaron por ser mujer, sin conocer su pasado lleno de bullying, acosos sexuales y violencia doméstica.

En este tema del acoso, ¿qué crees que hubiera hecho Tonya hoy en día?

— Definitivamente sería diferente. Tonya Harding creció bajo la violencia y para ella era algo normal, aguantar y no decir nada.

Estamos viviendo un gran cambio en la industria del entretenimiento, y lo digo por mi, otras actrices y productoras, se trata de avanzar y vamos a asegurarnos de que no ocurra más.

¿Harás más historias de mujeres como productora?

Yo, Tonya me ha dado grandes satisfacciones. La película fue simplemente nominada para tres Globos de Oro.

Yo, Tonya, es solo el comienzo para sacar a la luz las historias de las mujeres.
 Nuestra compañía tiene más de 10 películas en desarrollo, y estoy protagonizando algunas de ellas.

Además de guiones para la televisión , así que estoy muy ocupada produciendo historias dirigidas por mujeres en este momento y con suerte volveré a ser Harley Quinn [Escuadrón suicida] pronto.

¿Yo, Tonya es una historia para…?

— Para que cada uno tenga su propia versión de la verdad.

¿Con que te quedas de Tonya Harding?

— Era una mujer muy sola, con una madre que no sabía si la amaba u odiaba. Tonya es una mujer que le gustaba romper las reglas, pero sus errores fueron producto de confiar en las personas menos indicadas.

¿Lista para debutar en los Óscar?

— ¡Ni me digas! Ser una de las personas nominadas es una locura, pero también me llena de emoción. A veces no duermo pensando en ese día, pero creo que será una noche extraña, loca y divertida.

Con Yo, Tonya me siento como esas personas despreocupadas que llegan con una cinta independiente y pequeña, pero rodeada de grandes, y gloriosos.

El mejor premio es que la gente hable de la cinta, cualquier cosa más allá de eso será la cereza del pastel.

 

¿De qué trata?

Tonya Harding dominaba la pista de hielo con un atletismo incomparable.

Sin embargo, dominó los encabezados por una situación completamente diferente. La cinta es una mirada en momentos absurda, trágica y divertida hacia una mujer al centro de uno de los mayores escándalos en la historia de los deportes.

Estreno

23 de febrero se estrenará en México en exclusiva para Cinemex.

Contenido de interés:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo