Tye Sheridan: 'Spielberg es un hombre divertido'

El actor estadounidense sube como la espuma, y estrena la nueva cinta de Steven Spielberg en México.

Por Gabriela Acosta

Después de haber sido nombrado uno de los diez actores para ver este año, Tye Sheridan se ha convertido en uno de los jóvenes talentos más buscados de Hollywood.

Su carrera es corta con apenas 18 proyectos en televisión y cine; además es productor y guionista de documentales.

A sus 21 años, atrae las miradas con su más reciente papel de Parzival en la cinta Ready Player One: comienza el juego dirigida por Steven Spielberg, y llegará con X-Men: Dark Phoenix en 2019.

El actor estadounidense charló con Publimetro sobre su relación con el legendario Steven Spielberg, y cómo fue esta aventura llamada Ready Player One: comienza el juego.

¿Cambió la imagen que tenías de Steven Spielberg?

— ¡No! Al contrario, si ya era fan antes, ahora soy más fan de todo el trabajo de Spielberg. El hombre es una leyenda viviente

Dicen que este tipo de cintas son poco humanas, ¿qué piensas?

— Uno de los aspectos más fascinantes de esta historia es lo que sucede cuando estos personajes, que solo se han conocido como avatares, se encuentran como seres humanos. Cuando finalmente se unen en el mundo real, tienen algunos despertares muy interesantes, es lo que más me gustó de la historia.

¿Cuál fue el momento de más presión en cinta?

— La presión era tener una buena condición y ser extremadamente instintivo. Hay un momento que fue de estrés, cuando Steven Spielberg pidió a todos salirse del estudio, porque quería quedarse a solas conmigo. Imagina mi rostro, de '¿ahora que hice?'. Él solo quería verme caminar, y para eso puso una canción de fondo, la de Stayin' Alive de los Bee Gees, fue un momento cómico pero pude ver la manera de trabajar del director.

 

¿Cómo fue tu conexión con los videojuegos?

— Con los videojuegos actuales, no tengo problemas, pero si fue raro tomar un control de Atari, pues no tenía ni idea de cómo se utilizaba. Así que pedí asesoría de los que tuvieron oportunidad de jugarlo, fue divertido porque mis maestros fueron Steven y Zak. Mi favorito fue The Iron Giant, porque me provoca buenos recuerdos de mi niñez, y ver mi avatar en la pantalla fue emocionante. Debo confesar que me sentí niño.

En tu corta carrera, has tenido grandes maestros, ¿cómo influye en ti proceso actoral?

— Influye en todos los niveles. Me gustar hacerles preguntas sobre el cine, o por qué un cierto movimiento de cámara; es decir, me nutro de consejos. He sido muy honrado y afortunado de trabajar con gente increíble. Esta es la mejor escuela de cine que existe, y estar en el set implicar ver de los grandes.

Spielberg sólo quiere divertirse

Enrique Vázquez, conductor de CineDK.
@enriquevazquez_

Recientemente el director Steven Spielberg (71 años) declaró al New York Times en una entrevista que “la memoria corporal de hacer películas como Tiburón o Salvando al Soldado Ryan regresó con la experiencia obtenida dirigiendo Ready Player One: Comienza el juego, y me recordó lo divertido que era mi época de director más joven”.

Y tal parece que dicho espíritu rejuvenecido lo acompañó permanentemente en el rodaje de esta producción de alrededor de 175 millones de dólares que se estrena este jueves 29 de marzo en Latinoamérica.

 

Steven Spielberg. Foto | Warner Bros.Pictures.

No obstante, encontramos en esta película elementos recurrentes que lo identifican (familias disfuncionales o niños inteligentes huérfanos) y no deja de tener un sesgo social, por mucho que Ready Player One sea un producto de entretenimiento: la obsesión por los video juegos y realidad virtual: “las redes sociales han creado una excusa para perder el contacto físico entre seres humanos.

Me asusta. Creo en el valor de mirar a los ojos y tener una conversación”, dijo en otra entrevista para el diario español El País.

Al final, la diversión está garantizada en esta adaptación a la pantalla grande de la novela que Ernest Cline publicó en 2011 en la que las referencias de la cultura pop de la década de los ochentas desfilan en forma de frases, música, diseños, logotipos, personajes, películas y un sinfín de elementos más.

El intertexto resultante es que es prioritario cuidar nuestro entorno social y político, pero también saber divertirse, como el propio Spielberg también parece hacerlo y de una manera contagiosa.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo