Londres brinda por la boda de Harry y Meghan

Metro estuvo en la ciudad británica y compartió con los fanáticos de la realeza durante la unión matrimonial del príncipe Harry y Meghan Markle. Así celebraron en Londres

Por James Leyfield / Metro World News

LONDRES – Los londinenses se contagiaron con la fiebre de la boda real. Los fanáticos de la realeza salieron a celebrar el gran día del Príncipe Harry y Meghan Markle vestidos con bañadores que resaltaban los rostros de la pareja feliz, tomaban cerveza especial para conmemorar las nupcias e hicieron réplicas del pastel de limón y sauco que se serviría en la recepción nupcial.

Salieron a fiestear con máscaras de los rostros de Harry y Meghan, y vestían los colores patrióticos rojo, blanco y azul al inundar los pubs y las calles con banderas y pancartas de la Unión Jack para conmemorar la gran ocasión.

Quienes emulaban a Meghan llevaban coronas y tiaras, mientras los súper fanáticos de la realeza se hacinaban alrededor de pantallas gigantes con sus copas llenas de champagne esperando ansiosamente vislumbrar a la novia con su impresionante vestido.

Una gran cantidad de pubs de The Windsor Castle en Londres -incluyendo uno en Kensington, a pocos metros del Palacio de Kensington- ofrecían una cerveza especial en honor a Harry y Meghan, la Windsor Knot. Los fanáticos se emocionaron al ver la boda a través de las pantallas.

“Soy súper fanática de la realeza. Casi lloro cuando dijeron sus votos”, afirmó Rina Kuci, un camarera de 22 años en The Windsor Castle en Marylebone.

Boda Rina Kuci

En una calle cercana a Marble Arch donde muchos celebraban, una familia gastó cientos en recordatorios de los novios como trajes de baño, globos y platos conmemorativos.

“Amo a Megan Markle y estoy tan emocionada porque ella es ahora parte de la familia real”, afirmó Fay Strang, de 32 años, al adquirir un traje de baño conmemorativo del gran día. “La foto de mi traje de baño es una de mis favoritas del día del compromiso. Ellos se veían tan felices y enamorados. He recibido tantos halagos por mi traje de baño que lo seguiré usando después que pase la boda”, agregó.

Boda Fay Strang

Otros que celebraban se sentían como parte de los invitados a la recepción nupcial de Harry y Meghan al tener cupcakes de limón y sauco, el mismo sabor que el del pastel de la boda elaborado por la chef Claire Ptak.

Anna Turnbull-Walker, de 60 años quien celebró en su casa con tortas de réplica que ella preparó, dijo: "Cuando escuché lo que estaban teniendo, pensé que era realmente inusual y sería divertido recrearlo, y me quedó muy bien. “La última vez que hice una fiesta por una boda real fue cuando se casaron Carlos y Diana, esperemos que este matrimonio termine mejor”, agregó.

Boda Anna Turnbull-Walker

En otra fiesta por la boda real, al Sur de Londres, a los invitados les sirvieron unas salchichas especiales de canela dulce en honor al color del cabello de Harry con mostaza americana para conmemorar el país natal de Meghan, así como postres británicos que incluían fresas con crema.

Amy Rowland, de 33 años, horneó panecillos para ocasión. “Cuando pienso en la realeza, pienso en las delicias británicas como los panecillos, así que hice algunos y quedaron deliciosos”, relató.

La hermosa iglesia londinense One Marylebone celebró la boda de Marry y Meghan contratando músicos que rinden tributo a Sir Elthon John y Ed Sheran para que tocaran para quienes allí asistieron en la mañana del sábado. Allison Range, de 24 años, quien era una de las asistentes afirmó que estaba ansiosa por escuchar lo que grabarán “Elton y Ed para celebrar a la feliz pareja”.

Algunos de los fanáticos de la realeza se aseguraron de que la Princesa Diana fuese recordada en el gran día organizando sus picnics alrededor de la Fuente en Memoria a la Princesa Diana en Hyde Park.

Pam Stevens, de 57 años dijo que “sentí que este era el lugar apropiado para estar hoy. Diana hubiese estado tan orgullosa de Harry”.

Días antes de la boda, los londinenses transformaron la ciudad en una gran celebración de Harry y Megan. Los vendedores de la calle Oxford llenaron sus tiendas de suvenires como platos de Marry y Meghan, camisetas, bolsas, llaveros y tazas. La calle Regent se llenó de banderas de Union Jack. Las tiendas Marks & Spencer alrededor de la capital fueron rebautizadas como Markle & Sparkle por el fin de semanas y los pubs estuvieron semanas ofreciendo cocteles especiales en honor a la realeza.

“He estado esperando este día por meses y esperaba que fuese fabuloso, pero ha sido más allá de mis sueños. Brindo por la feliz pareja”, exclamó Kate Randall, una súper fanática de 34 años.

Te recordamos el momento del primer beso como esposos del Principe Harry y Meghan Markle:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo