Ron Howard satisfecho con su western espacial llamado Han Solo

El reconocido cineasta estadounidense reveló su miedo al tener en sus manos a Han Solo

Por Gabriela Acosta

Ron Howard tembló cuando le propusieron tomar la dirección de Han Solo: Una historia de Star Wars, luego que los dos directores originales, Phil Lord y Christopher Miller abandonaran la filmación por diferencias creativas con Lucasfilm.

En ese momento, el reconocido cineasta de cintas como Una mente brillante, El código Da Vinci o Rush, entre otras, decidió enfrentar el reto.

En entrevista con Publimetro reveló que sintió un gran miedo por la carga histórica del personaje en la saga de Star Wars y sus millones de seguidores en el mundo.

Han Solo: Una historia de Star Wars, se estrena en los primeros minutos del 25 de mayo en todo el país.

 

Llegó el momento del estreno, ¿quedaron atrás los miedos?

— Siempre hubo miedo, antes y después de la filmación, y creo que ahora más, por eso del estreno, y sobre todo por las reacciones de los fieles seguidores.

Como lo dije hace mucho, mi primer pensamiento al tomar las riendas de la cinta fue, “Ron, no la vayas a cagar”, perdón por la expresión, pero así fue.

Tener la carga emocional de lo que representa el personaje de Han Solo entre los seguidores de Star Wars, y sobre todo mostrarles a alguien que no es Harrison Ford, es algo que pone a temblar a cualquiera [risas].

¿Qué te han dicho los fans?

— Las redes sociales se han convertido en el recuento, no de los daños, sino de los comentarios a favor y en contra.

Me importan mucho las opiniones de los fans, ellos son lo más importante y mi idea, no era decepcionarlos sino aportarles una nueva aventura que también se pueda convertir en un clásico.

¿Qué ha dicho Harrison Ford del nuevo Han Solo?

— Harrison Ford es un hombre inteligente y lleno de humor. Le gusta burlarse del joven Han Solo (Alden Ehrenreich), pero sólo es broma.

Él fue de las primeras personas que vio la cinta ya terminada, y su reacción fue voltear a verme y, con su peculiar gesto, sonreír.

Le gustaron las escenas de las naves, el peso de la historia centrado en el Halcón Milenario y Chewbacca. A

hí fue cuando solté el primer suspiro, y así espero saltarlo este primer fin de semana de estreno [risas].

Eres un cineasta reconocido en la industria, ¿pero te llegaste a sentirte novato en Solo?

— Mmmmm, buena pregunta. Pudiera decir que sí, porque fue tener un proyecto muy ajeno a lo que hago, con una marca importante en la historia del cine.

En todos mis años como actor y director, me volví a sentir como un adolescente que enfrenta un proyecto del cual es gran fan y no quiere meter la pata [risas].

¿Cuál fue la gran diferencia al trabajar en Star Wars?

— Conocí a George Lucas en 1971 cuando trabajé en American Graffiti, y en eso tiempo ya nos comentaba de hacer Star Wars.

Así que ya había una buena relación y confianza, a tal grado que mi primer propuesta fue hacer un western espacial, y eso le gustó.

¿A qué le pusiste más atención?

— Comencé a trabajar todo bajo instinto. La idea era llegar al corazón de cada uno de los personajes.

Amo a Han Solo, y de alguna manera, fue el punto para aceptar el proyecto, ¿sabes? Me dijeron que podía hacer cualquier cosa que quisiera con eso, y eso fue irresistible.

Le puse mucha atención a este personaje, que el actor tuviera esos gestos característicos del Han de Harrison Ford.

Son esos detalles sobre cómo funcionan realmente las cosas: eso es lo que a los fabricantes de utilería y diseñadores de escenarios les encanta explorar. Sacan referencias de diferentes rincones de nuestra Tierra y encuentran formas de adaptarlos.

En sus palabras

"En todos mis años como actor y director, me volví a sentir como un adolescente que enfrenta un proyecto del cual es gran fan y no quiere meter la pata [risas]".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo