Chumel Torres, una máquina de hacer reflexiones

El conductor y youtuber no para de generar programas; además esta de gira con Cuna de votos.

Por Gabriela Acosta

Chumel Torres, se ha convertido en una especie de gurú informativo, no precisamente del tema religioso pero sí político.

En los últimos cinco años, sus números en las redes sociales lo han convertido en el preferido de la gente, por su peculiar forma de decir las cosas.

Se autodenomina "El príncipe de los nerds", y en este momento se encuentra de gira electoral con su espectáculo Cuna de votos.

Hay que recordar, que Chumel Torres era un ingeniero mecánico que tuiteaba para divertirse mientras realizaba su labor como Project Manager en una maquila de Chihuahua.

Ahora, ya tiene su propia empresa llamada Máquina 501, una productora con la que quiere desarrollar nuevos programas y abrir otros estudios.

El Pulso de la República, que se trasmite por YouTube, Chumel con Chumel Torres por HBO, Cuna de votos, y sus historias de Instagram generan una serie de reflexiones entre sus seguidores, gracias a su estilo de combinar el humor con la realidad social, política y económica del país.

 

 

Son cinco años en este medio, ¿qué aún recuerdas con alegría y tristeza?

— Hace cinco años nació esta idea de generar un debate en Internet, hace cinco años que tuve un idea pend… y que ahora ya es un proyecto bien definido.

Sigo recordando, que al comenzar, le hablé a todos los periódicos de circulación nacional, y te puedo asegurar que aún tienen un correo mío en el que les escribía: “tengo un canal, por si quieren entrar a echar un vistazo”.

Yo en realidad quería salir en los periódicos [risas].

¿Cuando descansa tu mente?

– ¡Nunca!. Mi mente y boca no para, siempre estoy generando proyectos más allá de la televisión. Me gusta ser ese personaje incómodo que pone el dedo en la llaga en distintos temas.

Tienes un gran equipo de trabajo, ¿cómo fluye la creatividad?

— Es más sencillo de lo que parece, usamos temas de interés, si se nos hace padre le damos. Al final del día, nada es demasiado cerebral, porque se pierde la frescura.

¿A veces te gana más el corazón que la mente?

— Me gusta poner  el dedo en la llaga, es cómo llamar  la atención y decir porqué estamos hablando todos de eso.

Opino de lo que me parece importante, los temas son de la realidad, y eso implica risas, molestias y tristezas.

Siempre he dicho, que los mexicanos somos uno  optimistas encabronados, porque amamos a nuestro país, pero muchas veces nos enojamos porque no se pueden hacer las cosas.

¿Cuál es la palabra que más te gusta?

— Me gusta la palabra dialogar.  Es la única manera de arreglar las cosas.

Hay que ser inteligentes porque no podemos estar de acuerdo en todo, pero todo puede arreglarse.

Dicen que en México, la historia es como una telenovela, ¿así lo crees?
­

— Hay mucho drama, y se supera la ficción [risas]. El guión de México siempre ha tenido avaricia, y los que hacen la política quieren siempre más, luego por eso roban, porque el poder enferma.

Esta vanidad fea de sentirse más que tras personas,  si eso no lo quitamos se solucionaría un chingo de problemas, no solo en Latinoamérica, sino en tu casa.

¿Eres el rey del streaming?

— En el último debate fuimos el segundo streaming después del INE.

Me gusta estar al día, y los debates provocan muchas reflexiones.

¿Cómo vas con el musical?

— Hay varios pendientes como la serie de drama que me gustaría  producir, así como muy política.

Sigo trabajando en el musical, y aún sigo pensando que no seré yo el protagonista, para que luego no me digan que quiero ser el güey que hace todo [risas]”.

 

En sus palabras

"No quiero vivir en un país en donde cuestionar significa paredón. Dialogar haré el proyecto del país".

 

Gira Cuna de votos

Guadalajara. 26 de mayo, Teatro Galerías.

Monterrey. 9 de junio, Auditorio Pabellón M.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo