La locura nunca antes fue tan divertida

La puesta en escena El Club de los diagnosticados muestra que las enfermedades mentales no discriminan

Por Marisol Orta

Tres pacientes se comunican de forma telepática en un hospital psiquiátrico en el que buscan a un nuevo miembro de su club, el de los Diagnosticados. 

 Y aunque la vida transcurre de manera habitual, Alicia, una estudiante de sicología, llega a remover emociones y emociones y energías. Es la única que puede confrontar la línea entre la cordura y la locura, al darse cuenta que “no todo es lo que parece”. 

En esta trama, escrita por Nora Coss y basada en textos médicos reales de la doctora Bricia Gurrola sobre prácticas profesionales realizadas en el Hospital Fray Bernardino, la locura nunca antes fue tan divertida. 

“Pareciera que las enfermedades mentales son temas solemnes, pero la obra tiene muchos tintes de comedia que la vuelven única. Los pacientes tienen la particularidad de comunicarse por mensajes telepáticos, eso le da chispa al montaje. No sólo tiene el realismo de un espacio como un hospital, sino hay muchos otros elementos que pueden resultar atractivos para el público”, reveló Cross en una entrevista con Publimetro

Pero a su vez, afirmó la escritora, el objetivo del montaje es generar conciencia sobre las enfermedades mentales. 

“Nuestra intención es crear conciencia. En la sociedad no queremos hablar de estos temas, pero a su vez, las personas diagnosticadas con ellas son discriminadas, escondidas y no presentadas al mundo. Nosotros queremos demostrar que una enfermedad mental no es algo exclusivo, no es algo aislado y que todos estamos en riesgo de padecer una de ellas”. 

Cuándo y dónde 

Todos los viernes de junio, en el Foro Shakespeare, 20:45 horas. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo