Melissa McCarthy: 'El éxito no se basa en mi peso'

La actriz está en plena transformación, y aunque su peso nunca ha sido un obstáculo, si busca cuidar su salud. Llega a la cartelera con El alma de la fiesta.

Por Gabriela Acosta

Melissa McCarthy está en pleno rodaje de la cinta The Kitchen, un drama que la sacará de su zona de confort, que es la comedia.

Así que el tiempo era corto para la entrevista telefónica con la actriz, que está expectante ante el estreno de El alma de la fiesta en Latinoamérica.

Además de actuar, es productora del filme junto a su esposo, Ben Falcone.

Melissa cumplirá 48 años, el próximo 26 de agosto, y reveló que su mayor reto no es llegar a los 50 sino mantener su creatividad como actriz, productora y guionista.

La estadounidense también estrenará en agosto The happytime murders.

 

Una cinta muy femenina, ¿pareciera que ya hay un equilibrio en la industria?

— Es una cinta con muchas mujeres pero que es para toda la familia. Pero sabes, ahora que lo preguntas, aún me siento frustrada porque conozco a muchas mujeres talentosas que no consiguen destacarse como deberían, que parecen estar siempre relegadas a papeles secundarios.

Hay una nueva generación de comediantes de todo tipo, y que están fuera de los estereotipos. Lo mejor es que están rompiendo clichés.

¿Has pasado algo similar como el personaje de Deanna?

— Algo tendré de ella al producir, coescribir y protagonizar la cinta. Soy una ama de casa que decide volver a la universidad después de romper con su marido y termina en la misma hermandad femenina que su hija.

Siempre he dicho que ante una pérdida o separación no debes agachar la cabeza y colocarte en un rincón.

Hay que tomar las segundas oportunidades y reinventarte, es un tema recurrente con varios de los personajes que he realizado, incluso cuando no es la fuerza motriz del personaje

¿Crees que el rol de la madre ha cambiado?

— Ahora, conozco muchas madres geniales ahora. Por supuesto, las madres en Estados Unidos, donde vivo, son muy diferentes a las madres con las que crecí.

Eso no quiere decir que sean mejor las de antes que las de ahora, o viceversa. La realidad es que las buenas madres están al pendientes de sus hijos, pero ahora buscan más un desarrollo emocional y profesional.

Si fueras como un dulce, ¿cuál te describiría?

— Creo que sería un mazapán [risas] porque soy muy dulce, pero suelo desmoronarme en emociones.

¿Qué tan fácil o difícil es trabajar con tu esposo?

— Somos una pareja rara, en el sentido que nunca llevamos el trabajo a casa, y me dirás: ¿cómo si trabajan juntos? Siempre mantenemos bien marcadas la ficción y la realidad, así como en las películas.

Disfrutamos mucho trabajar juntos, somos muy creativos, pero más en la casa [risas].

Además es un estupendo director, y yo aprendo de él todos los días. Nadie me hace reír tanto como Ben (Falcone), y más cuando nos "escupimos" las ideas.

Estás cuidando tu peso, ¿eso implicará que la gente te vea de otra manera?

— Siempre he dicho que el mucho o poco éxito que pueda tener, no se basa en mi peso. Y sí, estoy en una transformación en mis hábitos, pero es más por una cuestión de salud y estética.

Creo que no importa si soy delgada o gorda, sino que soy una buena actriz…creo [risas]

Carrera

36 películas

14 series de  televisión


¿De qué trata El alma de la fiesta ?

Cuando su esposo repentinamente le exige el divorcio, Deanna (Melissa McCarthy) convierte su remordimiento en un nuevo comienzo y decide volver a la universidad, pero resulta que queda en la misma clase y universidad que su hija, quien no está del todo contenta con la idea.

Imbuida en la experiencia del campus, la cada vez más abierta Deanna –ahora conocida como Dee Rock– adopta la libertad, la diversión y a los chicos de las fraternidades bajo sus propios términos, y se encuentra a sí misma en un último año que nunca nadie esperaba.

 

También te puede interesar:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo