Shane Black: Depredador no es una reinvención, ni repetición

El cineasta estadounidense estrena El Depredador en Latinoamérica, y revela cómo fue traer de vuelta a un personaje que es ícono en la cinematografía.

Por Gabriela Acosta

Con sólo seis películas como director, Shane Black, ya lo llaman el genio de las cintas de acción, en su curriculum tiene títulos como Kiss Kiss Bang Bang (2005), Iron Man 3 (2013), The Nice Guys (2016) y la recién anunciada Doc Savage.

Inició como actor, para luego incursionar como guionista; además colaboró en algunas de la películas taquilleras de acción como Arma Letal, pero cuando llegó la posibilidad de hacer El Depredador no lo pensó mucho.

“Imagina tener en tus manos a este mítico personaje. Recordé cuando vi la primer película, y verlo aparecer en el set, fue un viaje al pasado”.

 

¿Cuál fue la primera preocupación?

— Tenía que rendirle un homenaje grande a la cinta original, y el primer temor, fue hacer la elección correcta del elenco; sobre todo que tuvieran el mismo tipo de convivencia de los personajes anteriores de Depredador.

Muestras a personajes con un tipo de locura, ¿también fue así en el set?

— ¡Claro! Creo que en esta carrera todos estamos un poco locos. Desde Boyd Holbrook, quien interpreta a Quinn McKenna, quien es un mercenario que tiene que liderar a un equipo de veteranos para enfrentarse al mortal alienígena.

No son un equipo de soldados expertos, pero aún queda esa chispa que está a la espera de ser encendida. Son las personas menos idóneas que jamás elegirías para una pelea, pero tienen ganas, agallas, y se profesan el uno al otro una lealtad inagotable.

Fuiste actor de la primera cinta que se grabó en Puerto Vallarta, ¿cierto?

— Sí, y no soy el mejor actor [risas]. Te imaginas las emociones encontradas, de ver al monstruo galáctico a tantos años de distancia, con la única diferencia de que ahora dirigí a la bestia.

Cuando estaba en el set de Predator en Puerta Vallarta [en México], acababa de vender el guión de Lethal Weapon y estaba haciendo una reescritura para el director Richard Donner.

México se convirtió en mi amuleto de la suerte, porque hubo tres proyectos, todos a la vez, girando mientras estaba en Jalisco.

¿Te consideras el genio de las cintas de acción?

— ¡No! Me gusta desarrollar las historias como guionista y soy aún muy novato en el cine, pero sí me interesa redefinir las películas de acción, ofreciendo a los personajes con profundidad en lugar de concentrarse únicamente en efectos especiales o la tecnología.

¿Qué es lo que más te atrae de Depredador?

— Esa ola de nostalgia con el personaje, que puede convertirse en un ser que te provoca miedo, pero puedes llegar a querer. Con Depredador, no hay más que regresar a la vieja escuela.

Mi gran reto, era mostrar a un Depredador imponente, por eso hubo más acción y sangre, con una dosis de espías, romance y misterio.

Lo que fue tan grandioso del Depredador original fue ese atributo humano, que, tan mortal como fuera, no sólo era un animal salvaje, sino que tenía una inteligencia y astucia, y podía verte a la cara y saber a qué le tenías miedo, como detenerte y atraparte.

¿Qué no debe falta en una cinta de acción?

— Siempre he dicho, que es muy difícil lograr la atención por más de dos horas en una cinta de acción. Quiero decir, te puede gustar, pero si no te inquietas en la butaca, no sirve.

Busco siempre extender las situaciones, provocar movimientos con mejores personajes, eso es básico.

Al final de la cinta, se deja la posibilidad de una nueva cinta?

— Todo puede pasar [risas]. Por ahora hay que gozar al Depredador treinta años después, más renovado. Esta no es una reinvención y tampoco una repetición. Esta es la franquicia que has amado, treinta años después.

Los monstruos son más malos y más grandes han evolucionado. No es el Depredador que le tocó ver a tu padre, es una nuevo regalo a los fieles seguidores.

 

En sus palabras

El Depredador en esta película es el más mortífero y espeluznante que jamás se haya hecho”.

 

Cintas anteriores

Depredador (1987). Película dirigida por John McTiernan y protagonizada por Arnold Schwarzenegger. Fue creado originalmente por Stan Winston, gurú de efectos especiales de maquillaje.

Depredador 2 (1990). Con Danny Glover y María Conchita Alonso estuvo dirigida por Stephen Hopkins.

Alien Vs. Predator (2004). Dirigida y escrita por Paul W.S. Anderson, que fue un fracaso en la taquilla.

Aliens Vs. Predator 2 (2007). La secuela de la franquicia volvió a tener mala respuesta en la taquilla, bajo la dirección de Colin y Grag Strause.

Predators (2010). Reinvención del clásico Depredador, de 1987 dirigida por Nimrod Antal.

Estreno

Mil 800 pantallas se exhibirá la cinta en todos los formatos: IMAX, 2D, 3D, 4DX y4XD. El estreno será el 21 de septiembre con una clasificación B15.

 

¿De qué trata?

Después de mejorar sus capacidades con ADN de otras especies, los cazadores más letales del universo son más fuertes, más inteligentes y más mortíferos que nunca. Cuando un niño activa accidentalmente su regreso a la tierra, sólo un dispar grupo de ex soldados y una profesora de ciencias pueden prevenir el fin de la raza humana.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo