La Mala Rodríguez: Siempre me ha gustado sentir mi sexualidad

La rapera española refleja sus emociones en los versos de sus canciones.

Por Gabriela Acosta

La Mala Rodríguez puede ser la rapera que alza la voz y se muestra segura arriba del escenario, pero cuando baja, se transforma en una mujer sensible y acepta que pasar por todas las emociones.

Desde sus inicios, se ha convertido en un referente en la escena urbana y se posicionó como la líder femenina del rap con su toque de flamenco en la voz y poesía sin límites, irrumpiendo en un mundo de hombres donde hasta entonces no había destacado ninguna mujer.

“Cuando empecé apenas había algunas chicas. Estaba en un grupo de trece hombres, todos rapeaban sus experiencias, sus puntos de vista, pero no podía cantar ese tipo de visión, porque tenía que contar la mía. Que hoy en día haya otras chicas haciendo lo mismo, me parece súper genial, porque es así como debe ser. La música es un canal, donde lo que yo expreso se hace más rico”, dijo en entrevista.

La Mala recién estrenó su nuevo sencillo Contigo, que ha creado junto al rapero británico-jamaiquino Stylo G, y está lista para traer sus novedades a México.

“Siempre que viajo a México me siento muy feliz, con muchas ganas de emprender el viaje. Me gusta ver a la gente feliz, esa es la cosa más bonita que hay, el poder transmitir fuerza y alegría a la gente”.

Con sus raíces flamencas, la rapera ha sido considerara una de las mujeres más sexys de la escena musical.

“Siempre me ha gustado sentir mi sexualidad. Me parece que siempre se ha planteado como algo negativo y por eso he querido explorarlo de manera de que yo me concilie con eso. Siento que no hay nada malo, son lo ojos que te están mirando, que te encuentran algo negativo en sentir tu sexualidad".

"Soy una mujer, este es mi cuerpo, no tiene nada malo y no me avergüenzo, porque hay muchas maneras de mirar este asunto pero nunca he creído bueno el taparlo. En mis comienzos, no quería mostrar mi imagen, mi cara, mi cuerpo, ni mi silueta porque quería que la gente conociera mi música, y no me identificara con una imagen; luego la vida me ha enseñado a reconciliarme con mi cuerpo, con mi sexualidad y con todo lo bueno de sentirte bien con tu físico y persona. Me gusta quitar los lastres de la sociedad que ponen como mensaje negativo. Hay que sentirnos bien en todas las pieles y formas, eso es bueno”.

Por último, compartió que las emociones y carácter se reflejan en su música.

“Esta mujer está como el tiempo, un día se me pone llorona, otro día como cabra… paso por mil estados; al final, se refleja en mi música. Necesito diferentes sonidos para reflejar diferentes emociones, y es ahí donde está mi búsqueda, porque quiero tratar de expresarme por completo, pero se me queda cortito un solo estado [risas]”.

 

Enfatizó que suele comparar su trabajo como un vómito.

"Siempre se aprende, los años enseñan mucho y había letras que no había cantado y he recuperado de cosas que tenía escritas de hace mucho tiempo, a veces no comprendo algo y tiene que pasar tiempo, las letras tienen que madurar, para poderlas cantar".

"Mi trabajo es más como un vómito cuando escribe uno, pero no siento que me haya censurado, sino que el tiempo te da la suerte de colocar cada cosa en su sitio".

En sus palabras

“Subirme al escenario, sacar los monstruos, hacer una fiesta y lanzar mis versos, eso es lo que a mi me gusta”.

Presentaciones

Guadalajara, 11 de octubre, C3 Stage.

Ciudad de México. 12 de octubre, Phono.

Guanajuato. 13 de octubre, Festival Cervantino.

 

 

También te puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo