Roger Waters deslumbró a los tapatíos

El músico dio el primero de dos shows en Guadalajara, con un despliegue de mensajes políticos y tecnología .

Por Gabriela Acosta

El primero de los dos conciertos de Roger Waters en la Arena VFG tuvo localidades agotadas, y eso se notó en el caos vial previo al show, lo que provocó que los asistentes hicieran hasta casi tres horas de camino al inmueble que se ubica en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, que normalmente se recorre en 40 minutos.

La experiencia de US + THEM Tour comenzó a partir de las 21:30 horas, cuando apareció en la enorme pantalla del fondo del escenario un paisaje de una playa y una figura de espaldas, enseguida todo el ambiente se enrojeció y oscureció para los primeros acordes de Speak to me / Breathe.

Los relojes tomaron el protagonismo con el tema One of the days, que despertó a los catorce mil asistentes, que ya estaban bajo el hechizo del ex líder de Pink Floyd.

La gente siguió llegando después de las diez de la noche, mientras seguía el despliegue audiovisual en toda la arena.

Durante su presentación, y como suele ser costumbre en los espectáculos de Roger Waters y Pink Floyd, se colocó una gran pantalla detrás del escenario y las luces jugaron un papel imperante en la experiencia llena de color y psicodelia.

La nube de luces invadió todo el inmueble, con la canción Wish you were here, que fue la más coreada por el público. Además de Another Brick in the Wall, que tuvo la participación de niños y niñas de Pasión por Ayudar A.C., que salieron al escenario con overoles naranjas para entonar el célebre coro.

Casi el final del tema, los pequeños se quitaron el overol para mostrar camisetas negras con el mensaje "Resist", y el músico dijo: “Estos son sus niños de Guadalajara”.

Luego de un intermedio de 20 minutos, los músicos regresaron para enaltecer la experiencia, hacia un punto de hacerla memorable.

 

Se incrementaron los efectos del equipo de luces, las pantallas surgieron de las alturas, como en una especie de acto de magia, con un despliegue tecnológico que pocas veces se observa en algún escenario tapatío.

Roger Waters no dejó las críticas políticas en especial contra Donald Trump, y el sistema capitalista.

Los mensajes de las pantallas compartieron consignas contra la guerras, presidentes y a favor de los derechos humanos.

Esta vez no habló de Andrés Manuel López Obrador, pero externó su preocupación por proteger el mundo, cuidar el planeta y luchar a favor de los derechos humanos.

 

En los últimos temas, como en Brain damage, apareció un prisma frente al escenario que provocó la locura, y que tomó vida frente al escenario, con un juego de luces y rayos láser que generó una ola de ovaciones para el músico, quien tomó el micrófono para hablar de amor, el respeto entre las naciones, las relaciones humanas, y la igualdad.

Así como la colaboración entre los gobiernos para que sea el final de los muros, y tener un planeta amistoso. Fue claro y directo al estar en contra del uso de las armas, sobre todo en Estados Unidos.

Roger Waters ofrece este miércoles su segundo show en la Arena VFG; luego viajará a Monterrey para ofrecer sus dos últimos shows en su cierre de gira por Latinoamérica.

View this post on Instagram

@rogerwaters #resist

A post shared by Gabriela (@gabriela_la_ociosa) on

A detalle

19 temas en el setlist, que comenzó con Speak to me /Breathe para finalizar con Comfortably numb.

20 minutos de intermedio. La primera fue de once temas y la segunda de nueve.

Entre las más coreadas fue Wish you were here

28 mil personas logró reunir Roger Waters en sus dos conciertos en la Arena VFG

 

View this post on Instagram

Stay humans @rogerwaters #Guadalajara

A post shared by Gabriela (@gabriela_la_ociosa) on

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo