Los festivales se consolidan como un negocio rentable

Se han convertido en una buena manera de llegar a un público diverso, que busca tener una buena experiencia enmarcada por la música.

Por Gabriela Acosta

Los festivales se han convertido en una buena manera de llegar a un público diverso, que busca tener una buena experiencia enmarcada por la música.

De todos los géneros y de todas las formas, los festivales de música son ya una constante en la industria nacional e internacional que parece difícil de ignorar.

Cada año hay un incremento en el número de festivales, unos se agregan mientras otros desaparecen.

Algunos expertos en psicología han comentado que ha surgido una nueva enfermedad entre el público, y es debido al estrés y presión económica que provoca el anuncio de los contenidos musicales.

En los últimos diez años, se ha comprobado que un festival puede triunfar o fracasar en cualquier parte del mundo. La diferencia entre perder y ganar se centra en los métodos de organización, la oferta que arrojan para el público y la estrategia que llevan a cabo sus organizadores para ofrecer una experiencia de entretenimiento distinta al resto, que no deja de ser un negocio.

Casi a la medianoche del miércoles, se anunció el cartel de Coachella 2019, y muchos se sorprendieron con los artistas, que generó todo tipo de opiniones en las redes sociales. El festival está liderado por Ariana Grande, Childish Gambino y Tame Impala.

Destacan artistas latinos como J Balvin, Bad Bunny, Javiera Mena, Tomasa del Real, Mon Laferte, Los Tucanes de Tijuana o la española Rosalía.

 

El reguetón entra con fuerza a uno de los festivales más importantes en el mundo de la música, y dará un importante espacio al género urbano, que arrancará el año con una gran potencia.

 

Festival = negocio

Un festival musical, es el resultado de patrocinios, marcas, tendencias y referentes de la música actual.

“Es algo raro… Hace poco hablé con un organizador de un festival que me dijo: 'yo no armo mi festival basado en géneros, sino en el impacto de los artistas sobre el público, a mi me interesa vender boletos'. Hay mujeres que venden muchos boletos y el volumen de esas mujeres a comparación del resto de la escena musical es poco, somos pocos mujeres. En cuanto una mujer empieza a vender boletos, cualquier festival la llamará, no tiene que ver sólo con una cuestión de género, sino con el impacto que tengamos”, compartió la cantautora argentina, Daniela Spalla.

Mientras que Miriam Solís, promotora y manager, añadió: “Mucha gente cree que hacer conciertos, festivales o algún tipo de espectáculos es una diversión y así es porque tenemos la fortuna de hacer lo que nos gusta, pero es un negocio, de esto viven muchas familias que tienen gastos, desde el elenco hasta la gente que hace publicidad, producción, etcétera.

"Así que porqué tendrían que hacer festivales, conciertos o espectáculos con elencos que no venden o no funcionan. El público pelea por que vengan sus bandas pero cuando sale el line-up de algún festival, no van porque se les hace muy caro, por eso se anuncia a un extranjero o algo está sonando, porque cuando anuncian a las bandas que dicen hacen falta en ellos, la gente no va , y las bandas se quejan de que no se les contrata pero no tienen nada nuevo que ofrecer”.

Opiniones

Tibu Santillanes, músico de Fanko

"A pesar de que Coachella, es un festival de música alternativa, donde la gente pudiera esperar propuestas más roqueras, o más locochonas, siento que está bueno que quepa la diversidad musical. Se está abriendo este abanico donde entran propuestas de música tradicional como el año pasado con Los Ángeles Azules, pero en este tipo de festivales cabe la diversidad. Al final todo es música, y lo que escuchas, es como cuando vas a una fiesta, en la que te vas por una gama de diferentes géneros. Los festivales se están abriendo a incluir todo tipo de propuestas".

Ugo Rodríguez. Músico, cantante y productor

"Los festivales tienen un formato muy padre e interesante que ofrece una oferta enorme para toda la gente, y particularmente el Coachella, que se me hace que siempre está proponiendo carteles interesante con las bandas o proyectos que van a ser grandes o importantes. Como que veo cada vez menos rock and roll, tampoco es que sea malo, es importante que siga evolucionando la música y agarre su curso. El rock sigue habiendo en todo el planeta, pero siento que de repente en los carteles nacionales la oferta es un tanto repetitiva, con los mismos artistas. Puede llegara afectar un poco, porque puedes ver un cartel con 50 artistas y después cuando van a hacer un show solos a la ciudad, a la gente ya le da flojera porque ya lo vieron en festival".

 

Algunos festivales en México

Guadalajara:

Cosquín Rock ( 9 de junio)

Coordenada (octubre)

Rock X la Vida (9 de marzo)

Corona Capital GDL (11 de mayo)

Roxy Fest (23 de febrero)

212 RMX (noviembre)

Dreamfields (16 y 17 de noviembre)

Ciudad de México
:

Vive Latino (16 y 17 de marzo)

Corona Capital (noviembre)

Hell & Heaven (mayo)

Ceremonia (6 de abril)

Nrmal (2 de marzo)

Monterrey:

Pa'l Norte
 (22 y 23 de marzo)

Machaca Fest (22 de junio)

Live Out (octubre)

Mother of All Rock (noviembre)

 

TE RECOMENDAMOS:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo