Jimena Longoria está lista para la mayor aventura de su vida

La youtuber regiomontana celebra su boda por la iglesia, el próximo 2 de marzo.

Por Gabriela Acosta

Jimena Longoria, quien que participó en Big Brother y ahora es  influencer, está por experimentar una nueva aventura en su vida. La youtuber regiomontana contrajo matrimonio por lo civil, a principios de año, pero este fin de semana se llevará a cabo la boda religiosa con Gualy Cárdenas, mejor conocido como Muffin.

“Me gusta el hecho que mi esposo, se haya sumado a opinar en mi trabajo, pero me deja trabajar. Me caso el próximo 2 de marzo, es la religiosa, y luego me voy de luna miel. Esto y feliz contenta; además la reacción del público me motiva a seguir”, señaló Jimena Longoria.

 

Jimena Longoria señaló que su estilo es motivar a la gente a ver la vida de manera positiva, por eso etiquetó su estilo como “standupera motivacional”.

“Es impresionante ese contacto con la gente, como por medio de una pantalla o una red social es la cercanía con tanta gente, que casi te está pidiendo a gritos que necesita escucharte o escuchar un mensaje. Tengo una gran responsabilidad de transmitir cosas positivas, así que cualquier tipo de mensaje, pues tengo que hacerlo bien. Realmente cuido mis redes, las cosas que comparto, porque le llegará a muchas niñas”.

Destacar y permanecer en las redes sociales, no es algo fácil y destacó que ha madurado en su manera de trabajar.

“Al principio duele cuando te atacan a ti o a una amiga, porque eres humano, pero dependen de qué tanta importancia le des. Hay mucho aprendizaje soy otra persona, muy diferente a cuando comencé. Se creen que es broma cuando digo: 'ya maduré' pero creo es una cierta madurez en redes para transmitir un mensaje positivo.

"La persona que ven arriba del escenario soy yo, le incluimos el stand up y lo motivacional porque es mi personalidad, por lo que trato de hacer más amigables ciertos temas, porque hay muchos tabúes, como la sexualidad o el bullying”.

La regia confesó que las críticas en las redes sociales o el miedo a subir al escenario, son partes que ya domina.

“Hay mucha adrenalina arriba del escenario. La primer conferencia que di, me subí con miedo, porque estoy dado mi punto mas débil y estoy expuesta. Ahora, veo a la gente que me está escuchando, alcanzo a leer caras y veo a los ojos, eso es importante porque conoces más al público y puedes hacer más empatía”.

 

En sus palabras

“Siempre digo: 'Valen un hueval', por eso me animo a contar mi historia, un lado sensible mío, porque pueden aprender de ahí y juntas nos podemos hacer más fuertes”.

 

TE RECOMENDAMOS:

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo