Poderoso Victoria filma en locaciones de Jalisco

Edgar Vivar, Damián Alcázar, Roberto Sosa, Eduardo España, Said Sandoval se encuentran en Zacoalco de Torres; esta semana harán las últimas escenas en Guadalajara.

Por Gabriela Acosta

Desde hace dos semanas se filma en Zacoalco de Torres la cinta Poderoso Victoria de Raúl Ramón, en la que participan Edgar Vivar, Damián Alcázar, Eduardo España, Roberto Sosa, Said Sandoval, Joaquín Cosío, entre otros con la producción de Fabiola Velázquez.

Tras pasar por Durango, la producción hace escenas en Jalisco, para luego viajar a Nevada (Estados Unidos), donde se originó la primera línea de ferrocarril transcontinental y donde actualmente se cuenta con un ferrocarril antiguo que sigue en operación.

La primera parte de la película se rodó en Mapimí, Durango.

Edgar Vivar está en pleno rodaje de la cinta mexicana Poderoso Victoria, dirigida por Raúl Ramón y que se filma en Zacoalco de Torres, Jalisco.

 

Encontramos al actor de 74 años bajo la sombra, en un set creado sobre una laguna seca. A su alrededor el ritmo del rodaje no para, unos van y otros vienes, pero Edgar Vivar espera su turno para la escena, pero mientras, capta gran parte de los momentos con su teléfono celular.

“Es un proyecto con una historia entrañable, humana e inspiradora, un cine como el que me gustaba ver antes. Hago el papel de Don Edgar, que tiene la misión de ir a conseguir y hacer los trámites para que no se pierda el derecho del tren ya hicimos, pero tiene que irse en burro desde el pueblo La Esperanza a la estación central de la Ciudad de México”, puntualizó el actor, quien portaba un traje que usó Joaquín Pardavé en dos cintas de la época de oro del cine mexicano.

La trama de la película se sitúa en el año 1936, aquel día en que los habitantes de La Esperanza, un pueblo en el desierto de Durango, reciben la noticia del cierre de una mina y la cancelación de la ruta del tren, su única vía de comunicación con el resto del país. A raíz de esto, los pobladores pasan por una serie de desgracias que los vuelve presa de la desesperación. Tras el éxodo, La Esperanza queda casi abandonada, sin embargo, un puñado de hombres, niños y mujeres resisten en el pueblo con el proyecto mas desesperado: construir su propio tren de vapor.

La voz de los protagonistas

Raúl Ramón (director): “Es un proyecto que se desarrolló en siete años. Es una cinta para toda la familia. Soy creyente de la descentralización de la industria del cine. El talento viene de todos lados, pero mi interés es filmar en Jalisco para que tenga el sello de la casa”.

Damián Alcázar (Don Federico): “La cinta es realismo mágico.Hago el papel de un trabajador mecánico, que auxilia cosas en el ferrocarril, pero el caos viene cuando La Esperanza se queda sin tren, y se vuelve un guerrero para tratar de salvar el pueblo”.

Eduardo España (Telegrafista): “Es una cinta muy inspiradora, de lo que es defender nuestros tesoros en la vida. Todos los personajes son entrañables porque cada uno pone su granito de arena”.

Roberto Sosa (El Indio): “Es un homenaje a los orígenes del cine. Se crea magia para no perder los sueños. Interpreto a un indio wixárika que es entrañable, a pesar de que no tiene relación con todos los personajes, permanece como un narrador que que va apareciendo en los momentos importantes de la historia, le da mucho color a la historia”.

Said Sandoval (El Cheque): “Si algo nos dice esta historia, es que la comunidad y la unión es lo que logra la victoria. Al ser un pueblo segregado, marginado y con personajes -aparentemente- incapaces, con limitaciones físicas, es una historia que va más allá".

 

 

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo