“No hay un lugar seguro”, Yannis Philippakis, cantante de Foals

El vocalista de la banda británica platicó con Publimetro acerca de sus dos más recientes discos Everything Not Saved Will Be Lost, parte 1 y parte 2

Por Marisol Orta

Los integrantes de la agrupación británica Foals han experimentado un 2019 más exigente que la mayoría de las bandas luego del lanzamiento de su quinto álbum de estudio, Everything Not Saved Will Be Lost – Part 1, en marzo pasado, y sólo siete meses después están de regreso con el sexto, Everything Not Saved Will Be Lost – Part 2.

Te puede interesar: 

Tabata Jalil se disfraza de Sarita Sosa y le llueven aplausos

Los fans deben esperar un disco de seguimiento mucho más pesado a medida que la banda lanza su acumulada “energía salvaje y rockera” sobre el mundo, y su vocalista, Yannis Philippakis, se expresa a corazón abierto sobre los peligros ecológicos y políticos mundiales.

Yannis estuvo a solo unos milímetros de perder sus días de tocar la guitarra el mes pasado cuando su primo accidentalmente le cortó la mano en una reunión familiar en Grecia. Pero volverá a tocar el instrumento cuando la banda realice una gira el próximo año.

Nos reunimos con el músico de 33 años en un pub del sur de Londres, donde escribió parte del disco, para hablar sobre su amor por los documentales de Sir David Attenborough, y cómo espera que Everything Not Saved Will Be Lost – Part 2 inspire a la gente a cuidar mejor el medio ambiente.

View this post on Instagram

the knights of the round table

A post shared by FOALS (@foals) on

Hola Yannis, ¿cómo está tu mano?

–Estuvo bastante mal en su momento, pero ahora está bastante curada. Me hicieron siete puntos en los dedos. Tengo un montón de tejido cicatricial que estoy tratando de ablandar y tengo un poco de daño nervioso en uno de mis dedos, pero puedo tocar bien la guitarra. Si se hubiera cortado un tendón, habría sido un gran problema. Tuve suerte.

¿Qué sientes sobre el lanzamiento de Everything Not Saved Will Be Lost – Part 2 después de la gran reacción a la primera parte?

–Siempre supimos que iba a ser un año ambicioso y exigente, pero se siente bien estar a punto de lanzar el cuadro completo. Siento que la gente ha visto la mitad de una pintura y estamos a punto de revelar la otra mitad, y finalmente todo tendrá sentido.

La segunda parte parece ser mucho más pesada que la primera. ¿Cuál fue la razón de eso?

–La primera parte fue mucho más una textura, observación, escucha contemplativa de cierta manera, más como un baile. La segunda parte muestra ese otro lado de la banda donde aprovecha ese tipo de energía de rock salvaje. Es más reflexivo del hoy actual.

Muchas de las letras tocan aspectos de la agitación ecológica y política, ¿qué esperan lograr con esta segunda parte?

–Realmente quiero que estos discos queden atados al aquí y el ahora. Por ejemplo, si vuelves y escuchas estos discos dentro de 10 o 15 años, reflejarán las ansiedades de 2019. Es como cuando ahora pensamos en la Guerra Fría. Es difícil entender cuán aterrorizadas estaban las personas por el daño nuclear porque la amenaza se ha reducido y no hay una Guerra Fría. Una de las cosas más gratificantes sobre el disco es que las discusiones sobre las canciones son más significativas y pertinentes para el clima actual. Si solo una persona de cada 100 se vuelve más consciente del medio ambiente y de la precariedad de nuestra situación, entonces eso es algo bueno.

¿Qué tan preocupado estás por el planeta?

–No hay un lugar seguro. Eso es algo que ha estado en mi mente. No hay un lugar al que puedas ir para escapar de los peligros que enfrentamos. Me alegra que sir David Attenborough se haya involucrado más en el activismo. Veo mucho sus documentales y lo he hecho desde que era un niño. Es como la voz de Dios en la cabeza de muchos británicos.

¿Cómo te sientes de regresar a las giras el año que viene?

–Después de este pequeño descanso estaremos ansiosos por irnos. Hemos tenido bastantes discusiones en la banda sobre tratar de hacer una gira más sostenible. Estamos haciendo compensación de carbono.

Nos entregan dos álbumes en un año, pero los fans de Foals siempre tienen hambre de más. ¿Cuándo planeas escribir de nuevo?

–Tengo un diario pero no estoy escribiendo música por el momento. Se vienen algunos meses de vacaciones, así que podría ser que entre al estudio y escriba sin ningún tipo de guía. Solo experimentar un poco. Todavía sentimos que hay mejores canciones por escribir, pero me sorprendería si volviéramos directamente al estudio después de la gira.

Hay un nuevo documental sobre ustedes, Rip Up The Road, que saldrá en noviembre. ¿Cómo se siente la banda al respecto?

–La verdad es que estamos un poco aterrados. Tuvieron acceso sin restricciones. Va a ser una gran cosa. No lo he visto, solo he visto el trailer. Cuando vi el tráiler pensé: ‘Jesús, eso parece divertido’.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo