Héctor Suárez Gomis dedica carta a su padre Héctor Suárez, después de morir

"Estoy totalmente roto y me invade un gran dolor", se puede leer en el escrito

Por Viviana Ortiz

Héctor Suárez Gomis, hijo del comediante Héctor Suárez, le dedicó una carta a su padre, la cual dio a conocer a través de redes sociales.

"Esta será la primera de muchas cartas mías que ya no vas a leer. Estoy totalmente roto y me invade un gran dolor.
Han pasado apenas unas horas y de momento, lo que más extraño; es tu olor. De niño cuando me abrazabas, tu olor se me quedaba impregnado durante horas. Además de sentir seguridad y todo tu amor, siempre, en cada abrazo; me sentía protegido cuando te olía. Cuando me dabas las buenas noches, los buenos días, en nuestros saludos y nuestras despedidas; además de abrazarte y darte un beso, me encantaba olerte".

Y sigue:

Hace cinco años fue la primera operación y recuerdo que cuando llegaron por ti para llevarte al quirófano, me invadió un miedo terrible porque existía la posibilidad de no volverte a ver y al abrazarte, respiré muy profundo para que nunca se fuera de mí ese olor… ¡El olor de mi papá!. En total fueron 15 operaciones y en las 15, hice exactamente lo mismo: antes de que te llevaran al quirófano, te daba un beso, te abrazaba y respiraba muy profundo para quedarme con tu olor… y hoy que me despedí de ti para siempre; lo hice por última vez. ¿Qué se hace cuando tienes así de roto el corazón? ¿Llorar? ¡No he parado de hacerlo! ¿Qué se hace cuando tu héroe ha dejado de existir? ¿Qué voy a hacer mañana cuando quiera mandarte un mensaje escrito o uno de voz?

View this post on Instagram

Mi hermana, Pablo, mi papá y yo.¿Quéééééééééé? Ah chinga… ¿Pues que no es normal llevarle 45 años a tu hermana menor? ¿No? Bueeeeno, pero lo que sí pasa en casi todas las familias es que el papá le lleve 73 años a su hija menor, ¿Verdad? ¿Tampoco? ¡Oooooohhh qué la chingada! ¿Entonces cómo es el "modelo" de familia ejemplar? Siempre pensé que una familia ejemplar es aquella en la que todos se aman, se aceptan, se respetan, se ayudan, se honran, se protegen, se ríen, se abrazan, se enojan y después se ofrecen disculpas. En mi familia han habido pleitos, distanciamientos, pero siempre, de verdad siempre; ha prevalecido el gran amor que nos tenemos y el responsable de que todos sepamos amar y de que sepamos respetar la individualidad de cada uno; es mi papá… Sé que gran parte de nuestra vida ha sido un poco pública y sé que eso le hace creer a mucha gente que lo sabe TODO acerca de nuestras vidas privadas y no, jamás será así. Hace algunos años decidí abrir una gran parte de mi vida privada a las redes sociales y en ellas les he presentado a mis hijos, a mi papá, a mi mamá, a mis hermanos y sin "pudor" alguno los he dejado conocer mis emociones, mis sentimientos y mi forma un tanto "distinta" de pensar. Algunos estarán de acuerdo, otros no y me encanta leer diferentes formas de pensar. Cuando alguien intenta pasarse de listo lo confronto hasta que decide alejarse o bloquearme. Una de mis características principales es decir las cosas como son y así será siempre. Es por eso, que hoy tengo muchas ganas de decir que me fascina mi familia así como es y admiro y amo profundamente a ese guerrero de 81 años al que desde hace casi 52 años llamo: ¡Papá! Gracias papi por esta loca familia que tenemos. ¡TE AMO!

A post shared by Héctor Suárez Gomís (@pelongomis) on

¿Cómo le explico a Pablo que ya no va a volver a ver a jugar con su abuelo? ¿Qué va a hacer Ximena con ese encargo que ya nunca te podrá dar? ¿Cómo hago para dejar de sentir tanto dolor? Hace exactamente un año estabas en el hospital, te iban a quitar el riñón izquierdo y te marqué a tu celular para decirte que no te perdieras la pelea de Andy Ruiz que yo acababa de ver en vivo. ¿Te acuerdas? ¡Te acabas de ir para siempre y ya estamos hablando de box!
Así será de ahora en adelante, voy a platicar contigo y me vas a responder en mi mente. No sé cuánto tiempo tarde en adaptarme a nuestra nueva forma de comunicarnos, pero lo voy a hacer todos los días y a todas horas.
Me hará mucha falta verte, oírte, sentirte, tocarte, abrazarte, besarte y lo que más extraño ahorita; es no poder olerte. ¡Gracias por ser mi papá!

 

View this post on Instagram

Esta será la primera de muchas cartas mías que ya no vas a leer. Estoy totalmente roto y me invade un gran dolor. Han pasado apenas unas horas y de momento, lo que más extraño; es tu olor. De niño cuando me abrazabas, tu olor se me quedaba impregnado durante horas. Además de sentir seguridad y todo tu amor, siempre, en cada abrazo; me sentía protegido cuando te olía. Cuando me dabas las buenas noches, los buenos días, en nuestros saludos y nuestras despedidas; además de abrazarte y darte un beso, me encantaba olerte. Hace cinco años fue la primera operación y recuerdo que cuando llegaron por ti para llevarte al quirófano, me invadió un miedo terrible porque existía la posibilidad de no volverte a ver y al abrazarte, respiré muy profundo para que nunca se fuera de mí ese olor… ¡El olor de mi papá! En total fueron 15 operaciones y en las 15, hice exactamente lo mismo: antes de que te llevaran al quirófano, te daba un beso, te abrazaba y respiraba muy profundo para quedarme con tu olor… y hoy que me despedí de ti para siempre; lo hice por última vez. ¿Qué se hace cuando tienes así de roto el corazón? ¿Llorar? ¡No he parado de hacerlo! ¿Qué se hace cuando tu héroe ha dejado de existir? ¿Qué voy a hacer mañana cuando quiera mandarte un mensaje escrito o uno de voz? ¿Cómo le explico a Pablo que ya no va a volver a ver a jugar con su abuelo? ¿Qué va a hacer Ximena con ese encargo que ya nunca te podrá dar? ¿Cómo hago para dejar de sentir tanto dolor? Hace exactamente un año estabas en el hospital, te iban a quitar el riñón izquierdo y te marqué a tu celular para decirte que no te perdieras la pelea de Andy Ruiz que yo acababa de ver en vivo. ¿Te acuerdas? ¡Te acabas de ir para siempre y ya estamos hablando de box! Así será de ahora en adelante, voy a platicar contigo y me vas a responder en mi mente. No sé cuánto tiempo tarde en adaptarme a nuestra nueva forma de comunicarnos, pero lo voy a hacer todos los días y a todas horas. Me hará mucha falta verte, oírte, sentirte, tocarte, abrazarte, besarte y lo que más extraño ahorita; es no poder olerte. ¡Gracias por ser mi papá!

A post shared by Héctor Suárez Gomís (@pelongomis) on

También te puede interesar:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo