El angustiante momento que vivió Ana María Orozco con los brackets de “Betty, la fea”

La exitosa telenovela se transmitió por primera vez desde 1999 hasta 2001.

Por María Fuenmayor

Detrás de toda gran telenovela como la exitosa Yo soy Betty, la fea, se encuentran también emocionantes historias de sacrificios, inolvidables recuerdos compartidos y hasta incontables secretos a la espera de que el paso del tiempo les abra la puerta hacia la luz pública.

Durante dos años de largas jornadas de grabaciones que duró el rodaje de la memorable historia de ‘Beatriz Pinzón Solano’, el equipo de trabajo, elenco y producción de la obra maestra de Fernando Gaitán vivió numerosas anécdotas tras cámaras que hoy atesoran en su memoria.

Y aunque año tras año durante las últimas dos décadas se han ido desvelando algunos de los momentos ocurridos en el set que nunca nadie habría imaginado, aún son muchos los instantes que faltan por destapar.

Una de estas poco conocidas vivencias detrás de escena que se han revelado fue precisamente una muy angustiante que protagonizó Ana María Orozco el día que dejó olvidados los brackets de ‘Betty’ en una cafetería.

El día que Ana María Orozco perdió los brackets de Betty, la fea

Durante una entrevista, la jefa de maquillaje de la exitosa telenovela colombiana, Rocío López, develó una historia que hoy resulta divertida aunque en su momento puso tanto a la protagonista como al equipo de producción en una complicada situación ante la ausencia de los frenillos de ‘Betty’.

López recordó que ese día aprovecharon para almorzar en grupo en las locaciones donde se grababa la novela y Ana María decidió quitarse los aparatos dentales de su papel; sin embargo, al terminar, no recordó volver a ponérselos y tampoco notó que no los traía sino a minutos antes de filmar una escena para la trama que la consagró como actriz.

“Estábamos almorzando y ella se quitó los brackets y los envolvió en unas servilletas. Las niñas del aseo de la cafetería lo echaron todo a la basura y cuando fuimos a grabar, los brackets no aparecían por ninguna parte”, contó en un video divulgado por RCN.

Al percatarse de la ausencia de tan importante detalle en el look de Betty, la fea, parte del equipo de maquillaje corrió a la cafetería a buscar los brackets para terminar hallándolos en la basura.

“Mis asistentes fueron a buscar los brackets y los encontraron en la basura; entonces (…) las niñas de aquí de la cafetería los metieron en agua caliente y como los brackets son plásticos, cuando Ana María se los iba a poner, no le cabían en la boca”, destacó riendo ante sus memorias.

Afortunadamente, el ingenio de López no faltó en esta escena aparentemente caótica e ideó en segundos una ingeniosa manera de reparar los aparatos. Según explicó, en ese momento pensó que si el problema había sido el agua caliente, pues lógicamente esta sería la solución para devolverles la forma que originalmente tenían.

“Pedí agua caliente urgentemente y en el set los metí en agua caliente, los cerré y empecé a ajustárselos a Ana María. (Le dije) ‘Ana María, pruébatelos’. Bueno, ahí iban mejorando hasta que los arreglamos”, concluyó sobre el episodio que tuvo un final feliz.

También te puede interesar:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo