Entretenimiento

Mira el antes y después de Alfredo Gatica, ‘Cuau’ en “Vencer el desamor”

El actor lleva casi diez años de trabajo solo en la televisión.

En casi una década de exitosa trayectoria artística a sus espaldas, Alfredo Gatica ha logrado posicionarse como una de las más brillantes luminarias de una nueva generación actores que han conquistado al público con un incuestionable talento, dedicación y simpatía.

El intérprete se encuentra a sus 32 años en el mejor momento de su carrera con su interpretación de ‘Cuauhtémoc Vargas’ en la nueva telenovela original de Televisa, Vencer el desamor, uno de los antagonistas de esta historia que se suma a la ya larga lista de novelas en las que ha trabajado los últimos nueve años.

No obstante, Gatica no ha llegado a donde está de la noche a la mañana. El actor se ha abierto brecha en el medio artístico con una disciplina, compromiso y esfuerzo admirables que ha asentado como su plataforma para afrontar cada reto actoral y escalar poco a poco dentro de su gran pasión, la actuación.

Así ha cambiado Alfredo Gatica, ‘Cuau’ en Vencer el desamor

Alfredo Gatica nació el 8 de febrero de 1988 en la Ciudad de México y desde siempre supo que solo había una cosa que quería hacer en la vida: actuar. No obstante, esta determinación no resulta para nada extraña en su familia teniendo en cuenta que por sus venas le corre lo artista.

El joven ha estado desde pequeño envuelto en el medio artístico y es que su abuelo fue el afamado cantante de boleros y actor chileno Lucho Gatica; mientras su tío es Luis Gatica el reconocido actor de telenovelas como Rubí. Igualmente su papá, aunque quizás menos famoso, se dedicó durante muchos años a la producción de programas unitarios en Televisa; señaló People En Español.

Sin embargo, aunque reconoció en esta entrevista que su padre lo apoyó para dar el primer paso dentro del mundo de la interpretación al presentarle al señor Eugenio Cobo, no recibió más ayuda de su afamada familia de artistas para escalar posiciones, sino que por mérito propio se abrió camino audicionando primero en 2007 al Centro de Educación Artística de la televisora de San Ángel (CEA), al que logró entrar por su talento.

«Me ayudó a conocer al señor Eugenio Cobo, el director del CEA. Y a partir de ahí ya las puertas me las he abierto yo. No sé si mi apellido haya influido pero no he tenido referencia de ellos. Obviamente cuando llegas con productores conocen el apellido, pero al final de cuentas yo creo que el talento, las ganas y la disciplina es lo que te mantiene ahí y lo que me ha abierto las demás puertas», contó a People En Español.

Del mencionado centro de formación egresó en 2010 y rápidamente comenzó su carrera dentro de los foros de Televisa en 2011 como parte de los actores recurrente de exitosos programas unitarios como La rosa de Guadalupe y Como dice el dicho.

Aunque su primera vez frente a las cámaras para una telenovela se dio con una pequeña aparición en La fuerza del destino.

«Me tocaba interpretar a un chef de una cocina que recibía de mala manera a David Zepeda en los primeros capítulos. La verdad es que fue maravilloso porque justamente acababa de graduarme del CEA», dijo a la revista sobre su trabajo en la producción de Rosy Ocampo.

A partir de ese instante, Alfredo Gatica ha sido imparable y el público no ha dejado de seguirle la pista al verlo demostrar su versatilidad y calidad actoral de un personaje entrañable a otro. Y es que inmediatamente tras su pequeña participación en la novela de Ocampo, obtuvo el rol de ‘Darío’ en Cachito de cielo en el año 2012.

Al año siguiente ya tenía el compromiso de dar vida a ‘Abdul García Pabuena’ en De que te quiero, te quiero y, tras finalizar su trabajo en esta producción, se ganó rápidamente otro papel que sería de los más importantes para su carrera artística: el ‘Ricardo Segura’ en La vecina.

Su trabajo en este proyecto de Lucero Suárez le dio una gran visibilidad, lo que le permitió después seguir abriéndose paso en melodramas como Tres veces Ana (2016) y Enamorándome de Ramón (2017) hasta que finalmente logró el papel de antagonista principal en la exitosa telenovela Ringo.

En el teledrama protagonizado por José Ron, el camaleónico histrión interpretó a un boxeador apodado ‘El Turco’, el cual representó un reto especialmente físico, a pesar de que él practica boxeo desde hace 9 años.

«Fue una exigencia física brutal, tanto para José Ron como para todos los que estuvimos involucrados en la parte del box. Comenzamos a entrenar dos meses antes de empezar a grabar y mientras grabábamos también entrenábamos martes y jueves», detalló a la publicación.

Más recientemente conquistó al público con una actuación magistral en la nueva versión de la telenovela Rubí, donde dio vida a ‘Loreto Mata’, un entrenador homosexual y mejor amigo de la malvada protagonista.

«La experiencia sí fue muy contrastante con la del ‘Turco’ porque ‘Loreto’ es el mejor amigo de ‘Rubí’, es el tipo que la aconseja, que está detrás de ella y abordarlo sí implicó un estudio. Tuve que soltarme como actor a vivir la experiencia», relató.

Empero, el intérprete no puede escoger a solo un personaje de los que ha personificado como favorito.  «Sería muy egoísta elegir solo uno. ‘Abdul’ fue mi primer personaje grande en una novela; ‘Ricardo’ mi primer antagónico y aparte me dio la oportunidad de compartir escena y créditos con mi tío Luis Gatica, entonces eso también influyó mucho para mí”, destacó.

“Orlando’ fue un personaje que me enseñó a andar en telas; yo soy boxeador desde hace mucho tiempo e interpretar a un boxeador en Ringo para mí fue un sueño y ‘Loreto’ lo personificó Miguel Pizarro y fue un personaje icónico en la anterior versión entonces la verdad es que sería muy injusto elegir solo uno», enfatizó.

Actualmente, Alfredo domina nuevamente las pantallas con Vencer el desamor, una telenovela producida por Rosy Ocampo donde le vida a ‘Cuauh’, un hombre que regresa de los Estados Unidos a San Ixplán y se encapricha con ‘Gemma’, una joven de 15 años, que compra a su familia para que sea su pareja.

Al principio, este hombre machista se mostrará encantador con la joven, interpretada por Valentina Buzzurro, pero no tardará mucho en mostrarle sus verdaderos colores.

Por otro lado, además de dejarlo todo como actor en cada uno de sus personajes, Alfredo es una persona espiritual que conduce un podcast sobre crecimiento personal disponible en Spotify, en el que habla para motivar a las personas a ir más allá. Este proyecto personal surgió luego de un viaje que hizo en 2016 a Nepal para hacer un voluntariado que le cambió la vida.

En cuanto al aspecto personal, Gatica disfruta de practicar numerosas actividades como ejercitarse en el gimnasio, el teatro y compartir tiempo de calidad con sus amigos y familia.

El público puede atestiguar del talento de Alfredo Gatica al ver su actuación en Vencer el desamor, un melodrama que se transmite de lunes a viernes a las 8:30 de la noche por Las Estrellas.

También te puede interesar:

Tags

Lo Último


Te recomendamos