logo
/ Instagram: @soytuduena_oficial / Instagram: @soytuduena_oficial
Entretenimiento 22/12/2020

Así se grabó la boda de ‘Valentina’ y ‘José Miguel’ en “Soy tu dueña”

La telenovela finalizó su retransmisión por Las Estrellas este martes 22 de diciembre.

En noviembre de 2010, se transmitía en la televisión mexicana el excitante gran final de Soy tu dueña, una emblemática telenovela que acaparó por completo el gusto del público con la cautivadora historia de amor campirana entre la tenaz ‘Valentina Villalba’ y ‘José Miguel Montesinos’, dos entrañables personajes interpretados por Lucero y Fernando Colunga, respectivamente

Tras muchos momentos llenos de intrigas y también mucha pasión, al final los protagonistas pudieron alcanzar la felicidad y unir sus vidas en una hermosa boda rodeados del cariño de centenares de invitados que, al igual que los espectadores, se conmovieron con el emotivo desenlace que no estuvo exento de tensión.

Sin embargo, aunque en la pantalla este esperado momento frente al altar duró varios minutos, para grabarlo se necesitaron 17 horas aproximadamente en las que todo el elenco, lleno de entusiasmo y gratitud, no disminuyó el ánimo para llevar a la pantalla de manera impecable esta inolvidable secuencia de telenovela que quedó grabada en el corazón de la audiencia para siempre.

¿Cómo fue el rodaje del matrimonio entre los protagonistas de Soy tu dueña?

En octubre de 2010, el reparto de Soy tu dueña grabó la espectacular boda de ‘Valentina’ y ‘José Miguel’, una de las más memorables en la historia de los melodramas, en Actopan, Hidalgo, un estado mexicano que prestó muchas de sus localidades para crear el pueblo ficticio donde transcurre la trama, San Pedro de las Peñas.

De acuerdo a la revista TVyNovelas, a las 11:00 de la mañana arrancó la filmación  en el interior de la iglesia de San Nicolás Tolentino, pero el rodaje no culminó sino hasta las 4:00 de la madrugada del día siguiente.

A pesar del cansancio y la impresionante cantidad de horas que se requirió para que la boda quedara perfecta, Lucero, Colunga y otros integrantes del reparto, como Jacqueline Andere, Eduardo Capetillo y Silvia Pinal, por mencionar algunos, se mantuvieron luciendo impecable, muy animados y con la misma entrega desde el principio para rodar el acontecimiento más anhelado  de la novela.

Como recordaremos, la boda religiosa comienza dentro del exconvento hidalguense con un ansioso ‘José Miguel’ esperando a su amada ‘Valentina’ mientras ella, tras todo lo que ha atravesado y superado desde que ‘Alonso Peñalvert’ la plantara el día de su boda al comienzo de la trama, desfila feliz por el pasillo de la iglesia escoltada por ‘Ernesto Galeana’.

Los novios se ataviaron en elegantes vestimentas para el especial momento: ella, con un hermoso vestido blanco, con escote off the shoulder, una gran falda con volantes y el top adornado con una cinta roja; mientras, él vistió un traje negro combinado con una camisa de vestir blanca.

Una vez ambos estuvieron frente al altar, se juraron amor eterno en lo que ‘Gaby’ y ‘Sandra’ fungieron como madrinas de lazo. Posteriormente, los mariachis comenzaron a interpretar una canción romántica a la que ‘Valentina’ se suma a cantarle al amor de su vida, en un entrañable momento que culmina con los aplausos de los presentes.

Finalmente, las almas gemelas son declarados oficialmente esposos, una proclamación ante  la cual los asistentes estallan en vítores nuevamente hasta que una persona non grata empaña la felicidad de los recién casados: se trata del malvado ‘Rosendo Gavilán’, quien irrumpe en la boda armado, con el rostro deformado, el cuerpo lleno de quemaduras y una prótesis de madera en la pierna.

El villano se dispone a disparar a los protagonistas, pero ‘Alonso’ se convierte en héroe al retenerlo por detrás y el galán del melodrama logra desarmarlo. Después, los agentes policiales llegan para detenerlo, logrando así acabar con el momento de tensión que amenazó con convertir en tragedia el momento más feliz en la vida de ‘La dueña’.

Aunque ‘Rosendo’ le recuerda a ‘José Miguel’ su odio, pese a su vínculo sanguíneo, al salir de escena el antagonista interpretado por Sergio Goyri, el festejo por el matrimonio continuó alegremente. Y marido y mujer por fin vivieron felices para siempre con la familia que formaron.

Según el medio anteriormente citado, se necesitó la cooperación de 100 extras para la boda entre los cuales había 30 miembros del club de fans de Fernando Colunga, “Colunga Team”.

Asimismo, la escena del beso con la que los protagonistas sellaron su enlace matrimonial tuvo que repetirse cuatro veces pero no porque no saliera, sino porque era necesario hacer varias tomas.

Por otro lado, el programa Hoy también estuvo presente en las grabaciones del matrimonio y registró cómo, entre los cortes, los actores se cambiaban los zapatos por otros más cómodos, conversaban, se retocaban el maquillaje y se tomaban la respectiva postal para inmortalizar la vivencia.

Las reacciones del elenco de Soy tu dueña por el final

Por otro lado, el día del rodaje de esta gran ceremonia para la ficción, los miembros del elenco de Soy tu dueña también manifestaron a las cámaras de distintos programas con acceso a la boda su sentir ante el término de la filmación de esta producción de Nicandro Díaz.

Una de las primeras en pronunciarse en aquel momento hace diez años fue Lucero, quien expresó al programa Hoy sentirse muy feliz y llena de gratitud.  “La verdad estoy muy contenta. Ha sido una novela tan bonita, una producción tan hermosa, toda la gente, toda  la producción, técnicos, maquillaje, vestuario, peinado… toda la gente que ha hecho posible esta fantasía maravillosa, yo estoy muy agradecida”, confesó.

Por otro lado, el galán Fernando Colunga dijo al matutino de Televisa: “Haciendo un avalúo en todos los sentidos, me ha funcionado, me ha enseñado cosas porque en esta carrera uno nunca deja de aprender. Estoy agradecido evidentemente con Nicandro porque es un amigo, me consiente y está siempre detrás de mí”.

Igualmente se mostró alegre la primera actriz Silvia Pinal, quien reveló al mismo show de la televisora de San Ángel que Soy tu dueña la “dejó muy contenta, el papel es muy bonito, los diálogos están muy bien escritos, nos llevaba a las situaciones fácil para llorar, para reír, fue una linda experiencia”.

Empero, la producción no estuvo libre de estrés y afectó especialmente a la intérprete de primer nivel Jacqueline Andere. “El estrés me sacó un herpes por acá (en el cuello), por eso ando con esto (una mascada) por acá pero bueno, ¿por qué no se le ocurrió dentro de ocho días? Tenía que salirme ahora. Creo que fue porque hice escenas fuertes”, admitió la estrella a la emisión.

De igual forma,  David Zepeda concluyó llenó de satisfacción la importante producción en su carrera: “Soy tu dueña ha sido un proyecto maravilloso, con muchísimas satisfacciones, con un crecimiento actoral importante y un crecimiento personal. Me llevo grandes amigos”.

Por último, Fátima Torre manifestó a Televisa Espectáculos estar “agradecida de que me tocó esta oportunidad, este elenco, esta producción y este personaje tan bonito”.

A pesar de que Soy tu dueña es un remake del melodrama La dueña, producido en 1995 por Florinda Meza, esta versión rebasó igualmente los índices de audiencia durante su estreno en 2010 al punto de convertirse en una de las telenovelas más exitosas en la historia de la televisión mexicana, una proeza que repitió este año con su retransmisión por la televisión abierta.

Y es que además del impecable trabajo de producción y el cast de lujo, la gran química que hubo entre la pareja protagónica conformada por Lucero y Fernando Colunga fue determinante en este éxito televisivo.

En total, la filmación de Soy tu dueña tomó más de 100 días y precisó de un equipo de producción de más de 100 personas. El último día de grabación se llevó a cabo Huichapan, Hidalgo; reseñó la revista People En Español.

También te puede interesar: