logo
Miguel Bosé / Miguel BoséMiguel Bosé / Miguel Bosé
Entretenimiento 11/04/2021

Miguel Bosé revela que un desamor provocó su adicción a las drogas

El cantante tardó 20 años en salir y no ha recaído

Este domingo se publicó la primer parte de la entrevista que Miguel Bosé concedió al programa Lo de Évole, donde habló de su adicción a las drogas, la pérdida de sus voz y la muerte de su madre.

El fallecimiento de Lucía Bosé, lo sorprendió en la distancia, y fue contundente al decir que no fue víctima del Covid-19.

” Nunca pensé que la iba a perder, lo que pasa que era justo el principio de que habían saltado los protocolos absurdos de la OMS, un documento en el cual una doctora explicaba los protocolos a seguir y cuáles eran las prioridades entre la gente afectada. Ahí ya contaba que la gente mayor no iba a ser la prioridad. Mi madre no tenía coronavirus, mi madre no se murió de Covid, y eso tiene que parar”.

Y agregó, “mi madre se murió y eso es otra historia de la que no quiero hablar aquí, y no quiero sacar porque serían cosas peligrosas para la gente que cuidó de mi madre. A mi madre se le sedó. No podías ir a visitarla, no la podías sacar… una cosa muy desagradable y no me pude despedir”.

Miguel Bosé
Miguel Bosé

Bosé también enfatizó que si su madree estuviera viva tampoco creería en la pandemia y agradeció “que está en otro lugar fantástico y no con toda esta mierda que nos está lloviendo encima con esta sarta de asesinos, cretinos y criminales”.

Durante la segunda parte hablará más sobre esta situación, y en el adelanto se puede ver a Miguel enojado y contestando de manera agresiva al cuestionarle sobre sus creencias sobre el coronavirus. “si yo hubiese hecho caso del ‘qué dirán’ no hubiese sido nada. Van a caer uno detrás de otro: políticos, médicos, farmacéuticos. El culpable es Bill Gates. Soy negacionista, una postura que llevo con la cabeza bien alta. Lo que digo es que yo no me vacuno. ¿Pero qué provoca muerte? ¿Dime por qué debo respetarte?”.

Miguel Bosé y las drogas

El intérprete de Amante bandido confesó a Jordi Évole cómo fueron los años de excesos en su vida.

“Drogas, sexo a lo bestia, tabaco, sustancias… todo. Me dio por ahí por un desamor, simplemente. Un día llamé a unos amigos míos a la 1 de la mañana. Yo me dormía temprano en aquella época y les dije ‘quiero salir y quiero ir de fiesta’. Mis amigos, que ya estaban en la cama, se vistieron y fueron a ver si era verdad porque no se lo creían. Y esa noche, me tomé mi primera copa y me tomé mi primera raya. Me salió baratísimo porque me duró…”.

La adicción le duró 20 años, hasta que dijo basta, según explicó.

“He dejado todo todo todo hace 7 años. Muy enganchado. Y diario. Pasó, dejó de ser diversión y fiesta, como era al principio. Y se trasladó a diario, y empieza a perder la gracia, a causar problemas serios que no justificas porque no tienen justificación. He llegado a consumir casi 2 gramos diario más el fumar marihuana, éxtasis… Todo el mismo día, al mismo tiempo y subiendo unas escaleras hacia un escenario. Subía, y mi manager me dijo ‘está todo listo’. Y dije ‘se acabó’. Las fuerzas que a uno le hacen tomar estas decisiones tan radicales sólo vienen de dentro, y además pasan por un proceso que es complicado, que tarda, y ahí tienen mucho que ver las responsabilidades que tienes en la vida, ahí ya habían nacido mis hijos. Y corté y corté. Y jamás en la vida he vuelto a tener necesidad”.

Su voz

Durante el encuentro con el periodista español, su voz se nota afectada, pero por el momento está bien, según contó, ya que hubo momentos donde la perdió

“Cuando las cosas empezaron a ir mal (su relación), cuando el amor no existe, cuando la amistad y el buen rollo se difuminan y cuando se pierde la admiración, que es lo más necesario, cuando todo se derrumba… en mi caso por discreción, por responsabilidad, por educación, aguantas y se envenena. Cuando estalla, estalla mal y empiezan los problemas serios. Y el primer problema gordo que yo tuve fue la voz. Ahora tengo voz, ahora puedo hablar, yo he llegado a no tener voz. Cero. ¿Quién quieres que me enseñe en ese estado? Cuando pasas por esas cosas… ya sé que en España a la gente le gusta compartirlo todo, quizá porque no tengan autoestima. No me encerré. ¿Cuándo he hablado de mí, de mis amigos? ¿Cuándo he vendido yo algo de mi vida privada?”, dijo a Jordi Évole sobre su hermetismo en su vida privada.

También te puede interesar: