logo
 /
Entretenimiento 21/04/2021

Brad Furman: “No es una película fácil”

Metro habló con el director estadounidense Brad Furman sobre ‘City of Lies’, la película policíaca que investiga el asesinato y el encubrimiento de Notorious B.I.G.

Por : Molly Given

Los asesinatos de Tupac Amaru Shakur y Christopher Wallace, alias “Notorious B.I.G.”, ocurridos en 1997, provocaron una gran conmoción de costa a costa de Estados Unidos e incluso a nivel mundial. Todo el mundo ha escuchado teorías sobre quién hizo qué, ordenó qué y estuvo detrás del infame y sangriento año de hace casi dos décadas, pero en la última película de Brad Furman, ‘City of Lies’, se explora una teoría en profundidad.

‘City of Lies’ está protagonizada por Johnny Depp en el papel de Russell Poole, que en 1997 investigaba el asesinato de Wallace, y lo que descubrió va más allá de Tupac contra Biggie o de policía contra civil. En un momento de tensión racial, la investigación del asesinato es detenida por los mismos que debían dirigirla: el Departamento de Policía de Los Ángeles. Después de que el periodista Randall Sullivan, amigo de Poole, escribiera en 2002 el libro “LAbyrinth: Un detective investigando los asesinatos de Tupac Shakur y Notorious B.I.G., la implicación de Suge Knight, de Death Row Records, y los orígenes del escándalo policial de Los Ángeles’, la historia de corrupción y encubrimiento salió a la luz. Forrest Whitaker interpreta a un personaje similar a Sullivan, llamado Jack Jackson. Aunque es ficticio, juega un papel crucial en la historia por varias razones.

A Furman le entusiasmó la historia, y se necesitarían todas las páginas de este periódico y más para describir la cantidad de trabajo que realizó para contarla de forma veraz y justa… Pero dio la primicia de algunos de los motivos que inspiraron y mantuvieron viva “City of Lies” a pesar de la gran cantidad de contratiempos.

P: Cuando escuchó por primera vez esta historia, ¿qué le impulsó a querer convertirla en una película? 

– He llevado a cabo la tarea de saber que esta película no se trata en absoluto de mí. Se trata realmente del mensaje y del significado y la importancia de la Sra. Wallace y de la lucha de los Poole por la justicia y la verdad, pero también de la realidad más amplia de esta historia… Ya sabes, el mundo en sí mismo, la responsabilidad que tenemos como individuos y lo que está ocurriendo con la América negra de hoy. Biggie es una de las figuras más icónicas del mundo y seguramente de la cultura negra, así que si su vida pudo perderse a manos del Departamento de Policía de Los Ángeles y la corrupción y el encubrimiento pudieron igualmente llegar a no permitir que se resolviera, entonces podría pasarle a cualquiera.

Don Sikorski, mi querido amigo y un maravilloso periodista de investigación, creó de hecho un podcast llamado “The Dossier”, recientemente inspirado en todo el trabajo que tenemos que hacer y que hicimos en la época de la película. Don es quien inicialmente, hace más de una década, me regaló ‘The LAbyrinth’ [pero] posteriormente no pudimos conseguir los derechos del libro. Don y su maravillosa persona estuvieron pendientes de él durante años, y [él] me hizo saber que los derechos habían aparecido. Pero, en pocas palabras, y lo más importante, sentí al leer el libro y todo lo que sabía sobre él que era una historia explosiva. Pensé que se trataba de un JFK moderno y que sería un gran honor y una gran responsabilidad participar en la revelación de la corrupción y las injusticias que se produjeron.

P: La historia está guiada por Johnny Depp como Russell Poole, y luego por el personaje de Forrest Whitaker, un periodista ficticio. ¿Qué ha aportado el personaje de Whitaker para ayudar a contar esta historia real? 

– Hay un tremendo choque racial dentro de la infraestructura del Departamento de Policía de Los Ángeles debido a la época y a lo que había ocurrido en el país con O.J. Simpson, el escándalo de Rampart y Rodney King. Los Ángeles se encontraba en una época realmente única, y la manifestación de ese enfrentamiento estaba ocurriendo en este microcosmos del Departamento de Policía de Los Ángeles… era el resultado de eso. Esto es muy único y significativo para la historia en general. Por eso empiezo la película con un poco de nuestro falso documental que te lleva no sólo a la información de quiénes son Christopher y Tupac, sino [también] a los antecedentes de todas estas otras cosas que están sucediendo.

La decisión de ficcionar el personaje de Forrest, Jack Jackson, se basó originalmente en la mejor manera de enmarcar esta relación de blanco y negro entre Russ Poole y Jack Jackson. Ahora, curiosamente, no me metí en eso. Los derechos cinematográficos fueron adquiridos a través de una persona que sabía que yo estaba interesado como un regalo para mí, y yo no tenía ni idea de que estaban haciendo eso. Lo que hicieron fue contratar a un guionista particular, Christian Contreras, para que escribiera el primer y el segundo borrador del guión, sin que yo lo supiera, lo cual es un poco diferente de cómo yo suelo empaquetar una historia real. No sé si habría saltado tan rápido, no digo que lo hayan hecho, a ficcionar elementos de una película, pero más bien sucede por una amalgama de tiempo.

Pero, respondiendo directamente a tu pregunta, cuando recibí el guión ya tenían a Jack Jackson, que creo que se inspiró en Randall Sullivan, un amigo fallecido de Russell Poole. Así que, si te fijas, tienes a Randall Sullivan y a Russell Poole, esa es la relación. Eligieron ficcionar a Randall Sullivan por sus razones, pero yo pensé que la dinámica racial y ese choque de razas que se da en el país y en la policía de Los Ángeles, y en la ciudad de Los Ángeles en particular, fue una forma realmente única de enmarcar la película. 

Brad Furman

P: ¿Por qué era importante para usted contar con el permiso de la familia de Christopher Wallace y Russell Poole para esta película? 

– Especialmente con respecto a las figuras públicas, no siempre necesitas ciertos derechos, una vez que tienes los derechos del libro sobre esto no necesitas nada más. No me sentía cómodo de ninguna forma o manera haciendo una película sin la completa bendición y apoyo de la Sra. Wallace y de toda la familia. Russ era amigo de Randall, así que la familia Poole estuvo realmente a bordo de la película desde el primer día debido a que este libro fue creado por Randall Sullivan con Poole.

Nadie se había puesto en contacto con el patrimonio de Wallace, y aunque yo estaba “a bordo” de la película y fui contratado como director, no estaba dispuesto a hacer la película sin la señora Wallace. Sergio Rigoletto no sólo fue el detective principal en la demanda civil de la familia Wallace contra el Departamento de Policía de Los Ángeles, sino que también fue el supervisor mientras Russ Poole estaba en el Departamento de Policía de Los Ángeles durante una parte de su mandato. Sergio estaba muy dispuesto a subirse al tren y ayudarme y permitirme abrir las puertas para volver a investigar el caso, y le dije que quería llegar a la señora Wallace, [porque] no lo haría sin su bendición. Me ayudó a conseguir su número y me puse en contacto con ella y entablamos una bonita amistad por teléfono a lo largo de seis o nueve meses. 

P: ¿Qué espera que el público se lleve de la película? 

– No es una película fácil. Mucha gente ha visto la película y me ha dicho lo mucho que le ha molestado. Así que no es necesariamente una película de escapismo. Es muy dura en ese sentido; no sabía otra forma de hacer la película que no fuera lanzarse a la yugular con respecto, ya sabes, a nuestra investigación del caso, y a cómo iban saliendo los hechos. Creo que tenemos suficientes pruebas para intentar corroborar la teoría de Russell… Empezamos con el libro, hicimos la investigación por nuestra cuenta, y luego eso nos llevó al FBI, cuya teoría coincidía exactamente con la de Russ Poole.

Así que creo que en respuesta a tu pregunta, es una respuesta multifacética: Por un lado, me siento realmente honrado de estar al lado de la Sra. Wallace y de la herencia Wallace en su lucha por la verdad y la justicia y su inexplicable vínculo con la familia Poole y la familia Poole por lo mismo. Cuando la película se hizo originalmente y se suponía que se estrenaría en 2018, los movimientos de justicia social Black Lives Matter y George Floyd no habían trascendido. Yo me empeñé en que el asesinato de este hombre hablaba a todos los afroamericanos, no era sólo que un tipo fuera asesinado. Las madres tienen miedo de que sus hijos salgan a la calle hoy en día, las madres negras en particular, obviamente por lo que está pasando en el mundo. Así que creo que la película habla si estás dispuesto a sumergirte en cuestiones mucho más amplias y significativas. Espero que la película ofrezca una visión, un valor y un significado. Pero empieza con cada uno de nosotros, como individuos, exigiendo conocimientos y pruebas de la verdad y la justicia”.

‘City of Lies’ está disponible para ver a través de VOD.