logo
/ Foto: Milenio  / Foto: Milenio
Entretenimiento 01/06/2021

Las cinco escenas más exageradas de la inolvidable telenovela “La Usurpadora”

Gabriela Spanic impregnó sus dos personajes con un sinfín de emociones, al punto de llegar a un nivel de sobreactuación que aún es recordado

“La Usurpadora” es una de las telenovelas mexicanas más célebres de los años 90. Tras 23 años de su estreno, son muchas las exageradas escenas dramáticas que siguen siendo recordadas por los televidentes.

El melodrama fue encabezado por Gabriela Spanic y Fernando Colunga en 1998 a través de Televisa. Gracias al gran talento que derrocharon los actores en la pantalla chica “La Usurpadora” alcanzo niveles inimaginables de rating, alcanzando más de 50 puntos.

Foto: Pinterest

La actriz venezolana interpretó los dos papeles de unas gemelas llamadas Paulina Martínez y Paola Montaner de Bracho. Aunque ninguna sabía de la existencia de la otra, Paola le hace una mala jugada a Paulina logrando que esta se haga pasar por ella para escaparse con uno de los tantos amantes millonarios que tiene. Lo que convierte a Paulina en la usurpadora.

A lo largo de la telenovela suceden miles de problemas en torno a la farsa de las dos mujeres de donde nacen escenas memorables que rozan los niveles de sobreactuación.

Aunque en ese momento no fueron percibidas de esa forma por el gran enganche que logró “La Usurpadora” en la audiencia por su interesante trama.

Estas son las cinco escenas más exageradas de “La Usurpadora”

La manipulación de Paola al reencontrarse con Paulina

La primera vez que Paola y Paulina que se ven luego de enterarse que son hermanas es en el hospital. La gemela malvada finge no poder hablar de una manera poco natural, para así manipular a Paulina y que esta se quede en la cárcel cumpliendo la condena por haber engañado a todos con el cambio de identidad. El balbuceo de Gabriela Spanic aún es recordados por los fanáticos de la telenovela.

La usurpadora enfrenta a Willy

Paulina llega a la casa en busca de Willy, para reclamarle sobre la pelea que tuvo en la fábrica. Luego de varios cruces de palabras la protagonista no duda en pegarle una cachetada a Willy, que fue tan solo el inicio de una discusión en donde él le recuerda haber tenido un amorío con ella en el pasado.

El polémico disparo en la fábrica

Las diferencias entre Willy y Carlos Daniel siempre estuvieron latentes a lo largo de la telenovela. Una de las tantas peleas protagonizadas por los dos hombres, terminó en un disparo propiciado por Willy, dejando malherido a Carlos Daniel, quien al caerse tumbó todos los platos que habían en la mesa. El drama y la exageración se adueñaron de las escenas que conforman ese capítulo.

La caída de Carlitos

El pobre Carlitos, fue uno de los personajes que más se vio afectado a lo largo de la trama. La caída del niño sucede luego de que Carlos Daniel descubriera la farsa de Paola y le pide Esperanza que le diga que se vaya. Justo en ese momento Carlitos escucha y le pide a su papá que no la bote mientras rueda por las escaleras quedando inconsciente. Sin embargo no fue la única vez que el niño perdió el conocimiento, también se cayó de un caballo y de un barranco.  

El inolvidable accidente de Paola en “La Usurpadora”

Luego de fingir durante un tiempo estar paralítica, Paola es descubierta por la enfermera que la atiende, pero ella se niega a que la mujer la acuse con el resto de la familia. Por lo que la obliga a huir con ella y en medio del camino sufren un terrible accidente.  

La macabra risa de Paola y su intacto cuerpo sin quemaduras luego de que el carro explotara, hizo de este capítulo uno de los más sobreactuados de toda la telenovela.

Con información de Perú 21

Te puede interesar: