logo
/ Twitter / Twitter
Entretenimiento 09/06/2021

La curiosa historia detrás de la bebé de Betty y Armando en la secuela de “Yo Soy Betty, la Fea”

El debut de la pequeña en la secuela de “Yo Soy Betty, la Fea” se debió a la influencia de otro gran actor de la novela.

En el mundo de la actuación todo es una competencia, incluso para los más jóvenes como los bebés. Y a pesar que para algunas personas pueda no haber diferencia entre uno y otro, el proceso de casting es riguroso. Sin embargo, en el caso de la pequeña que hizo de hija Betty y Armando en la secuela de “Yo Soy Betty, la Fea” todo fluyó de maravilla gracias a una persona influyente que apoyó su participación dentro del proyecto.

El casting de niños, en especial de los más pequeños, es uno de los más complicados ya que son menos propensos a seguir instrucciones a la hora de grabar una escena o mantener el control y el orden de los tiempos de filmación. Sin embargo, cuando se trata de bebés es más complicado todavía por factores difíciles de manejar como el llanto.

La curiosa historia detrás de la bebé de Betty y Armando en “Ecomoda”

Luego que Yo Soy Betty, la Fea llegara a su fin en 2001, muchos de los fanáticos de la telenovela quedaron enganchados con la historia. Esto hizo que Fernando Gaitán le diera la oportunidad a una secuela llamada Ecomoda en la cual se enfocaría no solo en el nuevo puesto presidencial de Betty, interpretada por Ana María Orozco, sino también en su nueva etapa de paternidad junto a don Armando, interpretado por Jorge Enrique Abello.

Pero el equipo de preproducción de la nueva telenovela tuvo problemas a la hora de conseguir una bebé que fuera perfecta para el papel de Camila, la hija de la pareja. Sin embargo, gracias a Julio César Herrera, quien interpretaba a Freddy Stewart en la producción original, el problema con el casting de la pequeña se resolvió.

Herrera convenció a su amigo Óscar Yepes, un actor de teatro, para que llevara a su hija Paula de ocho meses de edad al casting de la secuela de Yo Soy Betty, la Fea. Pero cuando llegaron al sitio habían niñas de varias edades, siendo su hija la más pequeña, cuenta la mamá de la niña, Andrea Pinto, en una entrevista reseñada en el portal El Tiempo.

Pinto también destacó que durante las audiciones, el director le pedía a las niñas varias instrucciones para probar sus habilidades. “Todas bailaban, brincaban, lloraban, se reían, de todo”, dijo la mamá. Pero dada su corta edad, Paula lo único que podía hacer era quedarse quieta frente a los evaluadores pese a que varios la intentaron hacer reír con juguetes. 

A pesar que la edad de Paula no le permitía seguir instrucciones al momento de actuar, quedó seleccionada como una finalista. Lo curioso es que cuando hizo la prueba final, la pequeña no hizo nada diferente y volvió a quedarse estática. La tranquilidad de la niña le terminó gustando al equipo creativo de Yo Soy Betty, la Fea y Ecomoda, lo que hizo que consiguiera el papel.

La dificultad de grabar con Paula

A pesar de la tranquilidad que mostró Paula en las audiciones, la mamá de la pequeña confesó que tanto el elenco como el equipo de producción tuvo mucha paciencia a la hora de grabar las escenas en la que ella aparecía ya que, como era de esperarse, lloraba mucho y no estaba cómoda con el ambiente porque era algo nuevo para ella.

También destacó lo difícil que era grabar algunas escenas en específico, en especial aquellas en las que participaba Jorge Enrique Abello. “Cuando la cargaba, lloraba mucho y era muy inquieta”, dijo Pinto. Sin embargo, aclaró que cuando se trataba de Ana María Orozco la niña se portaba muy bien.