logo
/ Captura video / Captura video
Entretenimiento 07/07/2021

Mira el antes y después de Livia Brito, desde su debut hasta “La desalmada”

La actriz actuó en su primera telenovela hace más de 10 años.

A un año del escándalo que protagonizó, Livia Brito regresó a las telenovelas dispuestas a conquistar a las audiencias con su actuación protagónica en La desalmada, la nueva producción de José Alberto Castro para Televisa.

En esta historia de amor y venganza que encabeza junto a José Ron, la estrella de origen cubano da vida a ‘Fernanda Linares’, una mujer cuyo único objetivo es hacer pagar a los criminales que asesinaron a su marido, la ultrajaron e intentaron quitarle la vida una trágica noche.

No obstante, antes de que este papel llegara a su vida, Brito llevaba ya más de una década de exitosa trayectoria cumpliendo el sueño de su infancia. A continuación, te mostramos cómo ha sido su transformación a lo largo de los años.

La evolución de Livia Brito, la protagonista de La desalmada

Livia Brito llegó al mundo el 21 de julio de 1986 en Ciego de Ávila, Cuba, como fruto de la relación entre el actor Rolando Brito y la bailarina de ballet Gertrudis Pestana. Desde temprana edad, sintió afinidad por el mundo de la interpretación al ver su papá actuando en la televisión, pero no comenzó su carrera actoral sino hasta su adultez.

En el año 2000, cuando tan solo tenía 13 años de edad, su progenitor resolvió llevarse a su familia a México —país en el que ya había vivido un tiempo probando suerte— para asentarse permanentemente por su carrera artística.

En territorio azteca, su padre logró conseguir varios papeles como actor e inauguró un restaurante de comida cubana en donde ella llegó a trabajar como mesera. Tiempo después, la joven consiguió otros trabajos fuera del negocio familiar, como costurera y modelo, con los que pudo costearse sus estudios en Administración de Empresas.

Pero decidida a cumplir su anhelo de convertirse en actriz, se presentó a uno de los muchos castings del Centro de Educación Artística de Televisa (CEA) y pasó las pruebas, ingresando en la prestigiosa institución en 2009.

Debut en las telenovelas y despegue meteórico

Apenas un año después de su entrada al CEA con el apoyo de sus papás, Livia se ganó la oportunidad de debutar en las telenovelas con un personaje en Triunfo del amor. Tras esta afortunada primera experiencia, por la que incluso obtuvo el premio TVyNovelas a la mejor actriz juvenil, su ascenso fue meteórico.

Livia Brito
Captura video

Dos años después de su estreno en las pantallas, la estrella estelarizó por primera vez en Abismo de pasión, una producción de Angelli Nesma que protagonizaron David Zepeda y Angelique Boyer.

Finalmente, un año más tarde, tuvo su gran oportunidad para brillar al alzarse con su primer protagónico en su tercer teledrama: De que te quiero, te quiero, una ficción que encabezó junto a Juan Diego Covarrubias bajo el timón de Lucero Suárez.

Gracia a esta actuación, su fama subió como la espuma y continuó encadenando roles principales en varias producciones televisivas con las que alcanzó una mayor popularidad.

Muchacha italiana viene a casarse (2014-2015), Por siempre Joan Sebastian (2016), La piloto (2017-2018), Descontrol (2018) y Médicos, línea de vida (2019-2020), fueron algunas de las telenovelas en las que destacó; recoge Imdb.

La pantalla chica, no obstante, no ha sido el único escenario donde se ha desempeñado. En el cine, trabajó en cintas como No sé si cortarme las venas o dejármelas largas (2013), La dictadura perfecta (2014), Volando bajo (2014) y Juan apóstol, el más amado (2019).

Mientras, en el teatro, fue parte del elenco de obras como El cartero (2012) y Los Bonobos (2015-2016), teniendo un buen recibimiento. También se ha desempeñado en la conducción.

La desalmada le brinda una nueva oportunidad

Gracias a su talento, epatante belleza y constancia que demostró en cada proyecto, la artista de 34 años logró colocarse entre las actrices más populares del medio artístico mexicano.

El año pasado, sin embargo,  la imagen que logró construir en una década de trabajo se vio afectada después de que agrediera junto a su novio al paparazzi Ernesto Zepeda, quien les tomaba fotos mientras vacacionaban en las playas de Cancún.

Aunque después emitió una disculpa pública y explicó su versión de lo ocurrido, el suceso la llevó a enfrentar críticas y habría perdido algunos proyectos televisivos. Desde entonces, se mantuvo alejada de las cámaras y evitó declarar más sobre este tema y la situación legal que se derivó de este episodio.

Ahora, Livia Brito retoma su carrera como protagonista de La desalmada, un proyecto que se transmite en el horario estelar de Las Estrellas desde el pasado lunes 5 de julio.

También te puede interesar: